La preparación ‘prohibida’ de Trippier

La federación inglesa trató de impedir al lateral, que reaparecerá en el derbi, entrenarse con el Atlético mientras cumplía su sanción por apuestas ilegales

Trippier (en el centro) junto a Luis Suárez y demás compañeros en el entrenamiento del Atlético del viernes.
Trippier (en el centro) junto a Luis Suárez y demás compañeros en el entrenamiento del Atlético del viernes.atleticodemadrid.com (atleticodemadrid.com/EFE)

”¡Quién nos iba a decir que la baja de un lateral derecho iba a tener tanta trascendencia!”, exclama un directivo del Atlético de Madrid sobre el impacto causado por la sanción de 10 semanas que ha cumplido KieranTrippier (Bury, Inglaterra; 30 años) por su implicación en un caso de apuestas relacionadas con su traspaso del Tottenham al Atlético en el verano de 2019. El internacional inglés facilitó, a familiares y conocidos, información privilegiada que fue aprovechada por estos para apostar sobre seguro que su destino sería el club rojiblanco.

El lateral inglés, que durante la sanción pudo disputar un partido —el 12 de enero contra el Sevilla (2-0)— por las medidas cautelares que le concedió la FIFA, reaparecerá en el derbi de este domingo falto de competición, pero no de preparación junto a sus compañeros. El castigo que le impuso la Federación Inglesa de Fútbol (FA) también le inhabilitaba para ello al prohibírsele cualquier actividad relacionada con el fútbol, pero el Atlético se ha escudado en que la resolución de la FIFA que hacía extensible la sanción al ámbito mundial no especificaba esta última prohibición. La FA ha intentado con insistencia, sin éxito, que la FIFA impidiera a Trippier entrenarse en las instalaciones del club rojiblanco.

Este ha sido el último capítulo de un convulso proceso en el que chocaron los intereses de Trippier, como internacional inglés, con los del Atlético. Los tiempos del castigo impuestos por la FA, del 23 de diciembre al 28 de febrero, supusieron que su ausencia solo afectara al Atlético y no a la selección inglesa, que comenzará a disputar la clasificación para el Mundial de Qatar en 2022 en la próxima ventana del 25 de marzo. El periodo sancionador también benefició al Chelsea, un club inglés, que jugó la ida de los octavos de la Champions sin que el Atlético pudiera contar con Trippier.

Más información
La FIFA matiza la normas sobre las manos

La negativa del jugador a presentar un recurso ante los órganos disciplinarios de la FA dejó a los servicios jurídicos del Atlético sin posibilidad de que prosperara su recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausana (TAS) de conceder nuevas medidas cautelares y que la sanción solo tuviera efectos en Inglaterra. La aceptación de Trippier de su castigo evitó que el proceso pudiera dilatarse y esto hubiera puesto en peligro su participación en los partidos de marzo de la selección inglesa e incluso en la Eurocopa de este verano. Trippier defiende que en ningún caso pretendió perjudicar al Atlético, pero la secuencia de los hechos arroja que el club ha salido perjudicado por no recurrir su sanción ante la FA.

Extracomunitario a partir del 30 de junio y renovación automática

En su ausencia, a Simeone le ha costado encontrar un recambio que encajara en el sistema de tres centrales y dos carrileros que, en parte, diseñó para reforzar la debilidad defensiva que Trippier mostró en el inicio de la temporada. El técnico le colocó a Marcos Llorente por delante. La solución también terminó por deparar una conexión en ataque que Vrasljko no ha podido reproducir. Incluso cuando Llorente ha sido utilizado como segundo pivote junto a Koke, muchos de sus movimientos ofensivos seguían buscando la estela de su sociedad con el lateral inglés. El propio Llorente ha sido alienado en el puesto del inglés, pero hasta el propio Simeone ha admitido que el exmadridista pierde gran parte de su potencial ofensivo como carrilero. “Trippier es un lateral muy completo que ha mejorado defensivamente con Simeone y que llega bien arriba para centrar. ”, dice el rumano Cosmin Contra, exlateral derecho del Atlético. “Da equilibrio en defensa y tiene buen pie. Al final, cuando se habla de plantillas equilibradas, es por casos como este. Te falta el lateral derecho, que parece que no es una posición importante, y con el paso de los partidos notas mucho su ausencia”, advierte Delfi Geli, que ocupó la demarcación en el equipo rojiblanco que conquistó la Liga y la Copa en 1996 y que ahora es presidente del Girona.

El Brexit provocará que a partir del próximo 30 de junio Trippier ocupe una de las tres plazas de extracomunitario permitidas, ahora solo ocupadas por los brasileños Felipe y Lodi tras la marcha del uruguayo Sanabria al Zaragoza. En el Atlético afirman que esto no será inconveniente para que cumpla con su contrato, que finaliza en junio de 2022. Incluso el club asegura que tiene una cláusula de renovación automática si llega a una cifra mínima de partidos en su última temporada.



Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS