El Valencia sigue cayendo en picado

El Levante se lleva el derbi con un tanto de Roger y agrava las malas sensaciones del conjunto de Gracia

Roger, ante Diakhaby en la acción del gol.
Roger, ante Diakhaby en la acción del gol.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

El derbi de la capital del Turia, uno de los peores que se recuerdan, fue para el Levante. Alicaído tras la eliminación en Copa, y vapuleado días después en San Sebastián, el bloque granota, en el que asomaban las dudas, se reencontró con el triunfo ante un Valencia tétrico en su juego. En la pelea por el cetro de la ciudad, los de Paco López se alimentaron a costa de un rival confuso y escuchimizado que ahora gana en casa y se da un trompazo fuera. La victoria permite a los granota abrir nuevos horizontes de conquista. Finalizar por delante del rival ciudadano en la tabla por primera vez en su historia (ahora le aventaja en cinco puntos), y pelear por acceder a Europa para revivir la gesta de la temporada 2011-12, se convierten en los retos siguientes y le dan aliciente al tramo final de campeonato.

LEVLevante
Levante
1
Aitor, Vezo, Clerc, Miramón (Son, min. 84), Óscar Duarte (Róber, min. 58), Enis Bardhi, Jorge De Frutos, Nikola Vukcevic, Rochina (Toño García, min. 84), Morales (Malsa, min. 71) y Roger (Sergio León, min. 71)
VAL Valencia
0
Valencia
Cillessen, Mouctar Diakhaby, Gabriel Paulista, Hugo Guillamón (Alex Blanco, min. 75), Wass, Lato, Thierry Correia (Jason, min. 84), Christian Oliva (Yunus Musah, min. 84), Gonçalo Guedes, Lee Kang-In (Manu Vallejo, min. 63) y Gameiro (Patrick Cutrone, min. 75)
Goles 1-0 min. 17: Roger.
Árbitro Guillermo Cuadra Fernández
Tarjetas amarillas Vezo (min. 3), Jason (min. 29), Lato (min. 33), Enis Bardhi (min. 38), Mouctar Diakhaby (min. 60), Nikola Vukcevic (min. 74) y Manu Vallejo (min. 87)

Gracia, que se sostenía en la estadística de las últimas jornadas para defender una hipotética mejoría en el juego y olvidaba las dos últimas y catastróficas salidas a Valdebebas y Getafe, observó cómo su equipo ofrecía en el Ciutat de València una versión falta de calidad y raquítica, que escuece entre sus aficionados.

Por segunda vez en este curso, el entrenador valencianista, encorsetado siempre en su sistema táctico del 4-4-2, cambió su dibujo. Con cuatro bajas notables, como las de Gayà, Carlos Soler, Uros Racic y Maxi, el entrenador navarro salió con tres centrales para generar superioridad en la salida de balón. En una decisión que le pasó factura, Gracia colocó a Diakhaby como encargado de sacar jugada la pelota y a Hugo Guillamón, que mueve el balón como un mediocentro, a su izquierda sin responsabilidad en esa faceta. El francés, torpe con el balón en los pies, le regaló la pelota a Rochina en zona de iniciación. El levantinista, que ejerce como mediocentro para paliar las bajas en esa zona, conectó con Roger, que recibió con la derecha, cortó en la frontal y trazó una diagonal, se revolvió y golpeó con pierna izquierda para marcar. Antes del tanto, Rochina, De Frutos y Morales habían llamado al timbre de Cillessen.

Plagado de errores, el Valencia le entregó el partido a su rival vecinal. Impreciso en la ejecución de las contras, el Levante no sacó provecho del embrollo de la tropa blanquinegra, confusa con el balón, poco fluida y rechazando el cambio de traje con el que le vistió su entrenador. Sin aprovechar sus superioridades con balón en defensa y en el centro del campo, el Valencia solo daba sensación de peligro cuando Kang In, el único que se atrevía, cogía la pelota, o cuando Guillamón trazaba alguna diagonal en el pase sobre las subidas de Correia. Gameiro, agotado tras las dos primeras carreras, perdía los duelos con los centrales granota y Guedes daba su versión desesperante de jugador menor y patoso en los controles y el pase.

El Levante, que sigue desconocido desde su eliminación en Copa, ganaba con un gasto mínimo de energía, lleno de fallos en su juego, aunque con un puntito menos de imprecisión que su vecino. Rochina y Roger tuvieron la opción de engordar la renta, pero fallaron delante de Cillessen. El error del punta fue especialmente clamoroso. Remató al aire una dejada de De Frutos tras otro error de Diakhaby con el balón en los pies. El partido del central francés fue para olvidar. El derbi, escaso de calidad, estuvo abierto hasta el final por los errores granota en las contras.

En el minuto 73 de partido llegó el primer lanzamiento a portería del Valencia. Fue Manu Vallejo, que se encontró con el pie derecho de Aitor, al que sólo le habían tirado en el calentamiento. Dos minutos más tarde, Javi Gracia reaccionó y cambió de sistema retirando un central. Paco López ya había fortalecido su estructura con Malsa como refuerzo para el centro del campo. El partido se rompió. El Valencia siguió tropezando en su anarquía y el Levante se equivocó en los contragolpes. Todas las llegadas locales presentaron un error en la toma de decisión de los puntas o de los jugadores que se descolgaban en ataque.

Especialista en marcar al final del partido, el Valencia esta vez no disparó a puerta. Sigue su caída en picado.


Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS