João Félix pasa a la primera línea de fuego

El portugués, suplente en Liga por la falta de confianza de Simeone, será titular en Londres en una cita para reivindicarse

João Félix durante el entrenamiento del Atlético celebrado este martes en la Ciudad Deportiva Wanda de Majadahonda. (Photo by JAVIER SORIANO / AFP)
João Félix durante el entrenamiento del Atlético celebrado este martes en la Ciudad Deportiva Wanda de Majadahonda. (Photo by JAVIER SORIANO / AFP)JAVIER SORIANO (AFP)

Como un púgil antes de entrar en combate, João Félix relajaba el cuello con movimientos circulares y hacía estiramientos con los brazos antes de empezar a responder la batería de preguntas por vía telemática que le aguardaban. En la que puede ser la última comparecencia del Atlético de Madrid en una previa de esta Champions, el portugués de 21 años fue situado en primera línea de fuego por el club y por Diego Pablo Simeone. Desde que llegó al Atlético en el verano de 2019, el delantero salió por primera vez a una rueda de prensa y su entrenador confirmó que este miércoles será titular en Stamford Bridge.

Simeone y João Félix comparecieron juntos en un momento en el que el portugués es más suplente que nunca en la Liga y los mensajes velados del entrenador hacia su figura no han faltado en los últimos tiempos. Ambos escenificaron una relación idílica que no se corresponde ni con la confianza que el entrenador le confiere al jugador ni con la asunción de este de su papel de secundario. De repente, entre la elección del club para exponerlo ante los medios y las palabras de su entrenador ha emergido la figura de João Félix como indispensable para darle la vuelta a la eliminatoria. La entidad y el técnico han ido de la mano para presentarle a esta cita como su gran oportunidad para reivindicarse en el escaparate que supone la Champions.

João Félix asumió el discurso de Simeone sobre la voluntad y el talento que pronunció su entrenador cuando hace una semana fue cuestionado sobre lo que le faltaba a para ser titular. Este, como el Cholo, conjugó voluntad y talento como virtudes complementarias, pero no admitió que no se esfuerce. “Si me falta o no voluntad, no sé, pero sin voluntad el talento no llega, tenemos muchos ejemplos de jugadores que tienen mucho talento y después les falta algo para ser top.No quiero ser uno más de esos. Intento poner mi calidad y mi voluntad”.

Con otra duda deslizada en una de sus respuestas, João Félix tampoco admitió con claridad que esté pasando por un mal momento. “Estoy feliz y mi familia también, y como todos los jugadores hay fases no tan buenas, no sé si estoy pasando por eso, quizás sea así y seguro que lo superaré”, dijo el luso, que aseguró que la relación con Simeone es buena y que aquel “cállate la puta boca, caralho, que soltó tras marcar el 0-2 en Vila-real, iba dirigido a Lodi. “Os gusta hablar [a la prensa] de cosas que no sabéis. Lodi me estaba picando diciendo que no hacía gol a nadie. Mi relación con el Cholo es muy buena, trata de ayudarme siempre”.

Trabajo en defensa

La relación entre ambos siempre ha estado muy marcada por el fútbol que uno y otro representan. Desde el primer día ha estado encima de la mesa si João Félix es jugador para Simeone y si este es válido para el libreto del entrenador. El club niega que el jugador vaya a salir este verano, pero este último tercio de la temporada ha cobrado visos de convertirse en la última oportunidad que se conceden el uno al otro. Ya la temporada pasada, Jorge Mendes, agente del jugador, tanteó a los grandes clubes de la Premier.

En su comparecencia, João Félix también negó ser un jugador que no trabaja en defensa: “En el Benfica tenía que defender, en la selección también y aquí también, es algo que hay que hacer”. Simeone, por su parte, admitió que el portugués también defiende, aunque en más de una ocasión ha explicado sus suplencias apelando a que jugadores como Correa se implican más en las tareas de zapa.

El debate nunca ha estado en si João Félix debe defender, pero sí en qué lugar del campo y durante cuánto tiempo debía asumir tareas defensivas. El partido de ida en Bucarest, en el que el luso jugó más en campo propio que en el contrario, fue el ejemplo palmario del planteamiento que desnaturaliza al luso. “A João nunca le faltó intención por defender, lo comentamos en un partido de Portugal contra Francia en el que habíamos visto un trabajo tremendo suyo por la izquierda, porque él lo tiene”, argumentó Simeone antes de ratificarse en su método para hacer crecer al fichaje más caro (126 millones) de la historia del club: “Para crecer y llegar al lugar donde él quiere hay que ser completo, porque todos los futbolistas trabajan siempre en consecuencia del equipo”.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS