El Barça va en serio en Europa

El conjunto azulgrana golea al Manchester City (3-0) en Monza y acaricia una nueva semifinal de la Champions League

Oshoala celebra junta a sus compañeras, el primer gol del Barcelona ante el City.
Oshoala celebra junta a sus compañeras, el primer gol del Barcelona ante el City.MARCO BERTORELLO (AFP)

Europa no asusta al Barça, al contrario. Indiscutidas en España (20 partidos, 20 victorias en la Liga Iberdrola), las azulgrana necesitaban medir su potencial. Y el Manchester City, escolta del Chelsea en la Premier, resultaba una buena prueba para el cuadro de Lluís Cortés en la ida de los cuartos de la Champions. No decepcionó el Barcelona: elevó el ritmo con el balón, aumentó la intensidad sin la pelota y, aunque todavía le cuesta, afinó la puntería en Italia. En el día del quinto aniversario de la muerte de Johan Cruyff, el Barça dejó el estadio que lleva su nombre para jugar en Monza, por las restricciones a los equipos ingleses en España (suspendidas a partir de ahora). Estadio nuevo, horario también. A petición del club azulgrana (quería regresar a Barcelona tras el partido), la UEFA aceptó que el encuentro se jugara a las 12.30. En Italia y al mediodía, el Barça fue el Barça. Con goles de Oshoala, Mariona y Hermoso, el equipo azulgrana barrió al City. La vuelta se jugará el próximo miércoles en Mánchester.

“El City va segundo en la mejor Liga del mundo y es un grandísimo equipo con tres campeonas mundiales y muchas internacionales. Es un equipo muy difícil de ganar. Cuando nos ponemos las pilas, podemos ganar a cualquier equipo de Europa”, aseguró Lluís Cortés. En el Manchester City preocupaba el poder ofensivo del Barcelona. Incluso hasta después de conocer que la máxima goleadora de la historia azulgrana, Jenni Hermoso, llegaba a Monza tocada (comenzó en el banquillo). El temor de las inglesas se convirtió en realidad en Italia, pues la nigeriana rompió al cuadro del City.

“Ha sido uno de nuestros mejores partidos. Hemos sido fieles a nuestro estilo, gestionando los momentos en que hemos sufrido. Pero hemos sabido tener la pelota donde nos interesaba”, explicó el preparador barcelonista. Para asegurarse la posesión del balón, Lluís Cortés apostó por Mariona como extremo, para dibujar un 4-4-2 cuando el Barça perdía la pelota. Le funcionó la estrategia al preparador azulgrana: 57% de posesión. Tuvo más problemas, sin embargo, con la efectividad. El Barça, el equipo más goleador de España (99 en 20 partidos), no terminaba de purgar las penas de su última Champions, cuando en la semifinal ante el Wolfsburgo no aprovechó ninguna de las 14 oportunidades que creó.

En el primer tiempo, el Barça contó 10 remates, cinco a puerta. Uno, al menos, le entró. Después de una carambola, el balón le cayó a Oshoala en la media luna y, con un remate más preciso que potente, mandó el balón a la red. Protagonista en el primer gol y también en el segundo. Oshoala recibió una falta en el área que terminó con la diana de Mariona. Respiraba el Barça, sobre todo después de que Paños le parara un penalti a Kelly, tras una falta de Mapi León a Hemp.

“El partido pasaba por lo que nosotras hiciéramos. Hemos jugado, pero también hemos sabido sufrir cuando ha tocado. Lo que me pone contenta, más allá del penalti, es que he ayudado al equipo a mantener la portería a cero”, sostuvo Paños. La desesperación del City era la tranquilidad del Barça. Y Jenni Hermoso no quería quedarse fuera del marcador. La madrileña selló el 3-0 en Monza y el Barcelona acaricia una nueva seminal de Champions. Una más, la cuarta en las últimas cinco temporadas.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS