El Zenit mantiene en vilo al Valencia en la Euroliga

Los de Pascual superan al Maccabi y la última plaza para cuartos se resolverá el lunes, en el partido aplazado de los rusos con el Panathinaikos. Milán-Bayern; CSKA-Fenerbahçe; y Efes-Madrid, los cruces

La defensa del Zenit cierra el paso a Blayzer
La defensa del Zenit cierra el paso a Blayzer

El Zenit superó con facilidad al Maccabi (86-69) y la última plaza para los cuartos de final de la Euroliga se resolverá el lunes en el partido aplazado que los rusos tienen ante Panathinaikos. Si ganan los de San Petersburgo estarán clasificados; si pierden, el Valencia entrará sobre la bocina. El equipo que venza el pulso se encontrará con el Barcelona como rival en las eliminatorias al mejor de cinco partidos que se disputarán del 20 de abril al 5 de mayo. El Valencia sigue en vilo. Su suerte está en manos de la competitividad del Panathinaikos, sin nada en juego. Solo esa plaza sigue en el aire. Barcelona-Zenit o Valencia Basket; Armani Milán-Bayern; CSKA-Fenerbahçe; y Efes-Real Madrid, son los cruces de los que saldrán los cuatro clasificados para la Final Four de Colonia (del 28 al 30 de mayo).

MÁS INFORMACIÓN

En el Yubileyny de San Petersburgo jugaban tres equipos a la vez: el Zenit se jugaba los cuartos ante un Maccabi sin más objetivos que la honrilla y el Valencia observaba en la sala de espera, pendiente de un pinchazo del conjunto ruso para meterse en el playoff. Sin margen de error, los de Xavi Pascual se lanzaron a por el partido desde el salto inicial, decididos a imponer su necesidad imperiosa. Hollins, Black y Ponitka se encargaron de marcar territorio para los locales con un primer acto firme en defensa y dinámico en ataque (25-15, m. 10). Después, la agitación de Bryant y, sobre todo, de Dorsey (escolta estadounidense, de 25 años, con pasaporte griego y pretendido por el Madrid) espoleó momentáneamente al Maccabi. Pero la tercera falta de Bender rebajó enseguida la efervescencia amarilla y la diferencia a favor de los locales se instauró durante muchos minutos en la frontera de los 10 puntos. Aun así, los de Sfairopoulos vencieron el segundo cuarto y se marcharon al descanso en un espejismo competitivo (44-37, m. 20).

Si perdía el Zenit se cerraba automáticamente una eliminatoria Barça-Valencia en cuartos. Si ganaban los de Pascual, la intriga se trasladaba al lunes, cuando los rusos disputarán, también en casa, el partido aplazado en su día ante el Panathinaikos, correspondiente a la sexta jornada. Toca esperar. Zenit y Valencia dependían de su acceso a los playoffs para garantizar su presencia en la próxima edición de la Euroliga, con la diferencia de que el director general de la competición, Jordi Bertomeu, excluyó a los equipos de Francia, España, Alemania, Italia, Grecia y Turquía entre los candidatos a recibir alguna de las dos invitaciones que se guarda el torneo. Una invitación que si podría recibir el Zenit en caso de descabalgar. Pero, en la reanudación, se lanzaron a ganarse el puesto por méritos propios. El tercer cuarto fue un monólogo local que se cerró con un contundente 22-11 que dejó el marcador global en 66-48. Zizic y Dibartolomeo dimitieron, Dorsey se quedó solo y el Maccabi bajó los brazos. El Zenit salvó su primer match ball y alcanzó las 19 victorias. La número 20 llevaría al equipo de Pascual a medirse con su Barça.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción