Barcelona - Athletic: la final de los reyes afligidos

Los dos equipos, dominadores del torneo, se citan en un partido muy exigente en La Cartuja después de sus derrotas contra el Real Madrid y la Real Sociedad

Los capitanes del Athletic y del Barcelona, Muniain y Messi, posan junto a la Copa del Rey.
Los capitanes del Athletic y del Barcelona, Muniain y Messi, posan junto a la Copa del Rey.RFEF (EFE/RFEF)

La final de Copa, el torneo más popular del fútbol español por su capacidad para movilizar a la afición, difícilmente podía tener un mejor cartel: juegan los equipos más laureados, el Barça (30 títulos) y el Athletic (23), en el inicio de la radiante Feria de Abril en Sevilla. Ocurre que las fiestas han sido suspendidas y el partido se celebrará hoy a puerta cerrada en La Cartuja (21.30, Telecinco) por culpa de la pandemia, mientras los finalistas acuden más apenados que alegres a la cita después de perder el clásico —los azulgrana— y la última final de Copa —los rojiblancos hace dos semanas contra la Real Sociedad—.

La gestión emocional del partido se presenta capital porque la victoria supondría una liberación en ambos bandos. En cambio, la derrota significaría alargar una depresión de difícil cura y consecuencias imprevisibles, sobre todo en el Camp Nou. El Barça ha pasado de un ataque de optimismo, que contemplaba la consecución del doblete (Liga y Copa), al temor de una segunda temporada en blanco después del doloroso 2-8 del verano en Lisboa. El equipo se recompuso sobre la marcha hasta que llegó la cita de Valdebebas y ahora no se sabe qué esperar de un año considerado inicialmente de transición en el Camp Nou.

Más información

Las dudas embargan al equipo de Koeman. Aunque el técnico aseguró que Piqué está recuperado de su dolorosa lesión, no se sabe si De Jong jugará de central o de volante ni si Griezmann volverá a ser titular porque no está muy claro tampoco si el técnico dispondrá un dibujo con tres centrales o el clásico 4-3-3. El Madrid despojó en media hora al Barça a la contra y con una buena defensa, argumentos que maneja muy bien el Athletic con la carrera al espacio de Williams, los movimientos de Muniain y las llegadas de Raúl García y de De Marcos. Las molestias de Muniain son precisamente la gran preocupación de Marcelino después de recuperar inicialmente a Yeray y Yuri Berchiche.

El técnico asturiano ya derrotó al Barcelona en la final de 2019 con el Valencia y salió también campeón de la última Supercopa nada más llegar en enero pasado a San Mamés. No olvidan los azulgrana que los dos partidos, así como la final de la Copa de Europa contra el Steaua en 1986, se jugaron en Sevilla. Igualmente recuerda el Athletic que perdió seis de las ocho finales contra el Barça, también que su último título fue conseguido ante los barcelonistas en 1984 y que encadenan seis encuentros sin ganar, turbados por el impacto de su derrota en la Copa.

El reto rojiblanco es que el Athletic sea el Athletic después de la despersonalización sufrida ante la Real Sociedad. Una cuestión de carácter y de fútbol, de valentía e intensidad, necesarias para enfrentarse a un adversario más fino y que, por el contrario, perdió energía y juego sin balón en su último encuentro con el Madrid. La prioridad del Barcelona será activar a Messi, autor de cuatro goles en las tres últimas finales coperas ganadas al Athletic.

El capitán está expectante con el final de temporada y la propuesta de Joan Laporta para que continúe en el Camp Nou. “La renovación de Messi progresa adecuadamente”, afirmó ayer el presidente del Barça. A los 33 años, Messi es un veterano en un equipo que cuenta con 14 jugadores que no han disputado aún una final de Copa. Los azulgrana han alcanzado la final después de tres prórrogas (Cornellà, Granada y Sevilla), un remonte ante el propio Sevilla y una victoria mínima en Vallecas. Abatido en Madrid en LaLiga, el guion exige un último esfuerzo ante un Athletic también necesitado por afrontar dos finales seguidas en dos semanas y perder la primera por 1-0. Aunque sea sin público ni fiesta, los dos pueden resarcirse en La Cartuja.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción