LaLiga Santander jornada 33
R. Sociedad
R. Sociedad
Carlos Fernández 5'
1 2
Finalizado
Sevilla
Sevilla
Fernando 22'En-Nesyri 23'

El Sevilla se relanza en Anoeta

Después de una gran primera parte, sufre para vencer a la Real Sociedad

En Nesyri dispara a puerta durante el partido ante la Real Sociedad este domingo en Anoeta.
En Nesyri dispara a puerta durante el partido ante la Real Sociedad este domingo en Anoeta.ANDER GILLENEA (AFP)

El Sevilla rebuscó entre los saldos de Anoeta, como si escudriñara en los tenderetes del mercadillo de domingo que rodeaba el estadio, y se fue con una ganga. Con una Real bajo mínimos en la alineación, el equipo de Lopetegui encontró lo que buscaba, bonito, de su talla y más barato de lo esperado, aunque al final le costara llevárselo. Después de una primera parte en la que dominó y contó con ocasiones de sobra para ganar con holgura, se dejó llevar en la segunda y sufrió al final.

RSOR. Sociedad
R. Sociedad
1
Remiro, Zubeldia, Elustondo (Guridi, min. 74), Le Normand, Monreal, Ander Guevara, Martín Zubimendi, Barrenetxea (Portu, min. 82), Carlos Fernández (Gorosabel, min. 74), Oyarzabal (Januzaj, min. 74) y Isak
SEV Sevilla
2
Sevilla
Bono, Jesús Navas, Diego Carlos, Marcos Acuña, Koundé, Joan Jordán (Gudelj, min. 76), Papu Gómez (Óliver Torres, min. 76), Fernando, Suso (Rakitic, min. 65), Lucas Ocampos (Franco Vázquez, min. 89) y En-Nesyri (Luuk de Jong, min. 89)
Goles 1-0 min. 5: Carlos Fernández. 1-1 min. 22: Fernando. 1-2 min. 23: En-Nesyri.
Árbitro Santiago Jaime Latre
Tarjetas amarillas Diego Carlos (min. 51), Carlos Fernández (min. 59), Isak (min. 63), Joan Jordán (min. 70) y Barrenetxea (min. 73)

Todo comenzó con alguien que salió de su factoría. “Soy sevillista”, decía en la víspera, y sin embargo... Carlos Fernández llegó a la Real porque no entraba en la nómina de Lopetegui y marcó su primer gol como realista frente al equipo de sus amores. Son cosas que pueden pasar, como el propio gol, casi un accidente en una primera mitad en la que el Sevilla pudo resolver el partido. La Real Sociedad, con las bajas de Merino y Silva, no pudo sujetar al equipo de Lopetegui, que salió con todo. Anotó a los cinco minutos el equipo de casa, pero desde ese instante, la iniciativa fue sevillista.

Tardó muy poco en asustar En Nesyri, con un remate de cabeza que golpeó en el poste. Llegaba al área el Sevilla con una facilidad apabullante, metida la Real en su campo. Papu Gómez, muy participativo, y el cuchillo de Ocampos por la izquierda le daban muy mala vida a la zaga donostiarra. Remiro fue capaz de sacar con el cuerpo un remate de Diego Carlos, pero no pudo hacer nada en la siguiente ocasión de los andaluces. Recibió Fernando en el área, peinó hacia el punto de penalti y el balón rebotó en Le Normand. Volvió a caer a los pies del brasileño, que remató desde cerca para igualar el partido y ajustar más el resultado a lo que se estaba viendo sobre el césped.

La Real recibió el golpe en el mentón y lo acusó. En la siguiente acción, un minuto más tarde, se adelantó el Sevilla nada más recuperar la pelota. Disparó Ocampos, se envenenó el tiro después de rozar en Le Normand, golpeó en el poste y En Nesyri, siempre atento, fusiló a Remiro. Durante varios minutos, el equipo de Imanol estuvo a punto de tirar la toalla. Jordan, amo y señor del medio campo, no permitía veleidades a lo donostiarras, que perdían balones de forma masiva, y propiciaban las llegadas peligrosas del Sevilla. Pudo sentenciar Kounde con un remate de cabeza desde el punto de penalti que sacó Remiro; el remate posterior de Fernando se marchó a córner. Luego, en pleno festival andaluz, En Nesyri volvió a golpear el palo en su remate de cabeza.

Perdió un poco la brújula el Sevilla en los comienzos de la segunda parte, con una Real que apretó bastante aunque desordenada, así que Lopetegui puso en el campo a Rakitic para calmar las aguas. Antes, En Nesyri había tenido una llegada clarísima ante Remiro en un contragolpe. Quiso ajustar el disparo pero le falló el punto de mira.

Decayó el partido, o lo desactivó el Sevilla con su disposición en el campo. La Real llegaba a base de arreones y sin claridad, trataba de aprovechar las acciones a balón parado en las que se mostraba seria y firme la zaga visitante a la que, sin embargo, le costaba conectar con la claridad de la primera parte con sus hombres de punta.

Se embarró el partido, cortado constantemente con faltas e interrupciones varias que descoyuntaron el ritmo al que se había jugado. Sacó Imanol todo su fondo de armario para intentar lo que minutos antes parecía imposible, y encerró en su campo al Sevilla.

Los minutos finales fueron de agobio sobre la portería de Bono, aunque el guardameta no tuvo que intervenir más allá de los balones bombeados que cayeron desde todas las esquinas. La incertidumbre que propició la falta de puntería del Sevilla en la primera mitad, se extendió hasta el descuento. El equipo de Lopetegui supo controlar la ansiedad en los instantes finales y se llevó tres puntos de Anoeta que valen su peso en oro y que le relanzan en la lucha por todo. La Real tendrá que seguir peleando por Europa.


Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS