BREXIT FC
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Bellingham, el diamante que emigró a Alemania

Aunque Inglaterra no es una potencia exportadora, el centrocampista formado en el Birmingham deslumbra en el Dortmund

Bellingham, durante el encuentro ante el Werder Bremen.
Bellingham, durante el encuentro ante el Werder Bremen.LEON KUEGELER (Reuters)

El fútbol vive tiempos precoces. El Barcelona se ha puesto en manos de Ansu Fati y Pedri para resolver la delicada transición del reinado de Messi a lo que tenga que venir. Inglaterra, que nunca ha destacado como potencia exportadora de futbolistas, descubrió con asombro hace cuatro años la irrupción de Jadon Sancho, un chaval que a los 17 años dejó plantado al Manchester City para irse al Borussia Dortmund. Ahora descubre aún con más asombro el nacimiento del que puede estar llamado a ser su mejor centrocampista en mucho tiempo. Se trata de Jude Bellingham, un chaval que aún no ha cumplido los 18 años y que el año pasado hizo oídos sordos a los flirteos del Manchester United y también decidió poner rumbo a Dortmund.

Hijo de un sargento de la policía de las West Midlands, en el centro de Inglaterra, el niño Jude se aficionó al fútbol viendo a su padre marcar un gol tras otro en las ligas de aficionados y entró con menos de ocho años en la academia del Birmingham City. A los 14 años jugaba con los sub-18 y a los 15 marcó un gol el día de su debut en el equipo sub-23. Siendo aún un escolar, el Birmingham City le fue introduciendo poco a poco en el ambiente del primer equipo y el 6 de agosto del 2019, cuando tenía 16 años y 38 días, se convirtió en el jugador más joven de la historia del club, batiendo por 101 días el récord que había establecido en 1970 el legendario Trevor Francis. Un mes después se convirtió en el goleador más joven del Birmingham City. En el mercado de enero de 2020, el club rechazó una oferta de 20 millones de libras (23,2 millones de euros) del Manchester United. En noviembre de ese año, Jude Bellingham debutó con la selección absoluta de Inglaterra con 17 años y 136 días, una precocidad solo superada por Theo Walcott y Wayne Rooney.

A esa edad, Bellingham podría haberse ido a cualquier club de la Premier y se ha escrito que llegó a visitar las instalaciones del Manchester United, pero prefirió seguir los pasos de Sancho y fichar por el Borussia Dortmund, que pagó por él 25 millones de libras (29 millones de euros) el verano pasado. Famoso en toda Europa por su política de dar oportunidades a los jóvenes, ahí no solo ha coincidido con Sancho, sino con el codiciado Erling Haaland y con otro jugador precoz, el estadounidense Giovanni Reyna, que llegó al Borussia en enero de 2020 con 17 años. Reyna juega con Estados Unidos aunque nació en Inglaterra en una familia de futbolistas, tanto el padre (Claudio, internacional de EE UU de ascendencia portuguesa y argentina) como la madre (Danielle Egan, también internacional por Estados Unidos y de ascendencia irlandesa).

Alto (1,86m) y fuerte, Jude Bellingham se mueve bien en cualquier posición en el centro del campo y destaca por su capacidad física y su madurez, aunque las estadísticas advierten que ha de mejorar tanto en el pase como en el tiro. Sus carencias a la hora de chutar no le impidieron marcar un gol fenomenal en el partido de ida de cuartos de final de la Champions en campo del Manchester City (2-1). El gol fue erróneamente anulado por el árbitro, que apreció falta previa de Bellingham. Las repeticiones dejaron claro que no había habido falta y que el gol debió subir al marcador, pero el VAR no pudo corregir el estropicio arbitral porque el colegiado había tenido la ocurrencia de pitar antes de que la pelota entrara en la portería, por lo que se considera que ese gol no existió.

El miércoles pasado, en el partido de vuelta (1-2), Bellingham volvió a abrir el marcador y esta vez no hubo error arbitral. El gol subió al marcador y por un rato hizo temblar al equipo de Pep Guardiola, pero el City acabó marcando otros dos goles y dejando al Borussia Dortmund fuera de las semifinales de la Champions.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS