Simeone se juega ‘su’ Liga

El entrenador argentino navega entre elevar su mito y ser señalado si el Atlético malogra la amplia ventaja que tuvo

El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, durante el entrenamiento del pasado jueves. EFE/Rodrigo Jiménez
El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Pablo Simeone, durante el entrenamiento del pasado jueves. EFE/Rodrigo JiménezRodrigo Jiménez (EFE)

La derrota en Bilbao y la posibilidad de que el Barcelona alcanzara el liderato si ganaba al Granada instaló en el Atlético la clase de ambiente que anuncia una crisis. Las críticas internas a Diego Pablo Simeone afloraron en las horas posteriores al encuentro en San Mamés (2-1). No salir a por el partido desde el inicio, haber repetido el once por tercer duelo consecutivo, las sustituciones y sus relevos y hasta la estrategia defensiva en el saque de esquina que cabeceó libre de marca Íñigo Martínez fueron señalados en el debe del preparador argentino por altos empleados y dirigentes de la entidad rojiblanca.

ELCElche
Elche
0
Gazzaniga, Daniel Calvo, Diego González, Josema (Victor Rodriguez, min. 79), Helibelton Palacios (Barragán, min. 45), Fidel, Marcone (Josan, min. 79), Tete Morente (Piatti, min. 45), José Raúl Gutiérrez, Lucas Boyé y Pere Milla (Nino, min. 70)
ATM Atlético
1
Atlético
Oblak, Mario Hermoso, Savic, Giménez (Felipe Monteiro, min. 81), Kondogbia, Marcos Llorente, Carrasco, Trippier, Luis Suárez (Saúl, min. 81), Correa (Koke, min. 64) y Lemar (João Félix, min. 56)
Goles 0-1 min. 22: Marcos Llorente.
Árbitro Mario Melero López
Tarjetas amarillas Lemar (min. 35), Carrasco (min. 40), Pere Milla (min. 68), Lucas Boyé (min. 74), Barragán (min. 76) y Savic (min. 93)

De los cuatro entrenadores que tienen a sus equipos inmersos en la pelea por el título liguero, es Simeone el que cargará más con el cartel de haber perdido el campeonato si el Atlético no se proclamara campeón. También será de los cuatro técnicos el que realce aún más su condición de mito si logra que sus futbolistas acaben por segunda vez en siete años con el duopolio liguero Barça-Madrid.

Convertido en el Atlético de Simeone, este lleva semanas asumiendo en público la responsabilidad de cada resbalón que ha tenido el equipo. En la medida que los perseguidores recortaban la sustancial distancia de puntos de la que gozaba el Atlético, el Cholo se ha erigido hacia afuera en el escudo protector de un vestuario del que también empezaban a emanar quejas sobre su conducción en los últimos partidos. A su vez, Simeone también ha mirado de reojo las acciones y las reacciones del club que consideraba podían distraer al equipo de la empresa de ganar la Liga. Vio con buenos ojos que Miguel Ángel Gil Marín saliera a desmentir que Saúl estaba en venta a precio de saldo, pero el cisma que se avecinaba con la afición contraria a la adhesión a la Superliga consideró que podía ser nocivo para el grupo. Ejerció de hombre de club cuando fue el primer entrenador en ser preguntado por el nacimiento de la rompedora competición —”jugaremos donde nos digan”, dijo—, pero se tranquilizó y le brotó el alma de hincha que lleva dentro cuando el club decidió bajarse del proyecto: “Todos pertenecemos al fútbol. Antes de ser futbolistas y entrenadores, somos hinchas”.

El pesimismo que posaba en el Atlético durante las últimas jornadas y explotó después del tropiezo en Bilbao ha dado paso a una buena dosis de optimismo renovado tras el triunfo del Granada en el Camp Nou. “Como soy una persona positiva, no pienso en cosas negativas”, respondió este viernes Simeone cuando fue preguntado si sería un fracaso perder esta Liga. Nada que ver con el paisaje que dibujó cuando faltaban 11 jornadas, e imbuido de un espíritu profético, tras empatar en Getafe (0-0), aventuró que Real Madrid y Barcelona ganarían todos los partidos. “No van a perder más”, aseguró por entonces. La realidad dice que en los seis encuentros posteriores, el equipo de Koeman ha perdido dos citas (Real Madrid y Granada) y el de Zidane ha cedido dos empates a cero en los dos últimos choques que ha disputado (Getafe y Betis).

Con dos puntos de ventaja sobre el Madrid y el Barcelona y tres sobre el Sevilla, Simeone se adentra en el marco de los cinco últimos partidos que él mismo estableció como los definitivos rompiendo con la decena de encuentros de la denominada Liga de Luis. El Elche, necesitado de puntos para salvarse, le aguarda este sábado (16.15, Movistar LaLiga) como primer obstáculo en la carrera final por el título. Y el entrenador rojiblanco parece dispuesto a morir con sus ideas y sus gustos. João Félix no ha formado con los titulares en los entrenamientos previos. Las suplencias del luso serán una de las grandes derivadas de lo que suceda de aquí al final. Simeone ganará o perderá la Liga en los cinco encuentros que restan. Y se computará si lo hizo con el portugués como protagonista o antagonista.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción