El Bayern Munich conquista su novena Bundesliga seguida

Los bávaros se alzan con el título a dos jornadas del final en otra temporada sin apuros, en la que Lewandowski persigue el record de los 40 goles en un año de Gerd Muller

Lewandowski, Muller y Neuer celebran la Bundesliga conseguida por el Bayern este sábado.
Lewandowski, Muller y Neuer celebran la Bundesliga conseguida por el Bayern este sábado.CHRISTOF STACHE (Reuters)

Un año más, no hay duda de cuál es el rey de la Bundesliga. El Bayern Munich ha conseguido su novena Bundesliga, la 30ª de su historia, para consolidar su dominio total del fútbol alemán. Los bávaros se alzan una vez más con el título de forma prematura, a dos jornadas para el final, gracias al triunfo del Borussia Dortmund sobre el RB Leipzig. Los de Nagelsmann han sido el único equipo que ha intentado seguirle la estela a la locomotora de Múnich, pero terminan claudicando en el último mes de competición. Flick se despedirá del equipo con su segundo título liguero, tras el sextete conseguido la temporada pasada, para dejarle el puesto al técnico del subcampeón, por quien el club ha apostado muy fuerte.

Nagelsmann, de apenas 33 años, se hará cargo de una máquina muy bien engrasada, temible en Europa y sin oposición en Alemania. El Borussia Dortmund había sido el último digno contendiente del Bayern, al que consiguió arrebatar dos Bundesligas de la mano de Klopp (2011 y 2012), pero los amarillos no han vuelto a estar cerca de pelear por el título desde la salida del técnico al Liverpool. Esta temporada se encuentran inmersos en la lucha por conseguir la clasificación para la Champions, a 13 puntos de la cabeza.

La conquista del título se consumó antes de que los bávaros disputaran su partido de esta jornada ante el Borussia Monchengladbach. La derrota del Leipzig dejó sin opciones a los de Nagelsmann y el Bayern saltó al campo del Allianz Arena entre aplausos de sus rivales. El campeón festejó el título y se dio un festín con el Gladbach con un 6-0. Lewandowski anotó un hat trick para superar los 200 goles en Bundesliga y llegar a los 39 goles en esta temporada, a uno del récord histórico de Gerd Muller con dos jornadas por disputarse. “Queríamos demostrar en el campo que somos campeones alemanes. Jugamos muy bien desde el primer minuto y demostramos quién es el campeón alemán “, afirmó el polaco.

Más información
Neymar rinde al Bayern
El Bayern viaja del sextete a la crisis
Todos quieren a Guardiola

La celebración tras el pitido final tardó en explotar, con su estadio vacío y sin los clásicos litros de cerveza para bañar a los campeones. Tras unos instantes en los que los jugadores se pusieron unas camisetas conmemorativas, formaron un círculo en el centro del campo al grito de “¡campeones!”. Flick no fue manteado pero se abrazó a todos sus jugadores, a los que agradeció el trato en estos dos años. “Estoy muy orgulloso. Fue un placer trabajar con este equipo“, destacó el técnico tras el partido.

El dominio del Bayern en Alemania se ilustra en que, entre el resto de equipos del campeonato, no alcanzan los títulos conseguidos por el gigante bávaro (30 por 28 entre los 11 equipos campeones). En el siglo XXI, solo se les ha escapado el trofeo en seis ocasiones, una superioridad inimaginable en las otras grandes ligas europeas. Esta tiranía se explica en el poder que tiene para hacerse con todo el talento nacional, nutriéndose de las estrellas de sus equipos rivales. Al Dortmund de Klopp le arrebataron su columna vertebral fichando a Lewandowski, Hummels y Gotze. Esta temporada contratan por una cifra récord al entrenador del único equipo que ha logrado apretarles las tuercas.

Desde que Heynckes consiguiera el triplete en 2013 han pasado varios técnicos y todos, con mayor o menor holgura, se han hecho con el título de forma contundente. Guardiola, que sustituyó al alemán, consolidó a los bávaros como la única opción en las quinielas a final de temporada. Ancelotti dio continuidad al proyecto, pero al igual que le pasó al español, los tropiezos en Europa precipitaron su salida a pesar de no mostrar compasión en la Bundesliga.

No fue hasta la temporada pasada, con Flick en el banquillo, cuando consiguieron volver a alzarse con la Champions, para redondear la mejor temporada de su historia con el sextete. Este año, la derrota en la Copa ante un equipo de la segunda división le dejó sin opciones de repetir la hazaña, y la eliminación ante el PSG en los cuartos de la Liga de Campeones terminó por precipitar la decisión del entrenador de no continuar el año que viene. Aunque Flick prometió, tal como ha cumplido, traer el título de la Bundesliga antes de marcharse, seguramente, a hacerse cargo de la selección tras la salida de Low después de la Eurocopa.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS