Joaquín hace historia y el Betis se acerca mucho a Europa

Dos goles de Borja derrotan a un buen Granada el día que el portuense se convierte en el jugador bético con más partidos superando a Esnaola

Borja celebra el gol del triunfo ante la desolación de los jugadores del Granada.
Borja celebra el gol del triunfo ante la desolación de los jugadores del Granada.Jose Manuel Vidal. (EFE)

El brazalete de Joaquín venía marcado por un número, 461, los partidos que el extremo ha jugado en el Betis para batir un registro más en su dilatada trayectoria en el club andaluz. Dos décadas después de su estreno, Joaquín se convirtió en el futbolista con más choques oficiales en la historia del Betis, sobrepasando al portero Esnaola (460), Julio Cardeñosa (413), Rafael Gordillo (411) y Javier López (394).

BETBetis
Betis
2
Bravo, Emerson, Juan Miranda, Bartra, Víctor Ruiz, Joaquín (Tello, min. 71), William Carvalho (Rodrigo Sánchez, min. 79), Canales (Guardado, min. 88), Aitor Ruibal (Diego Lainez, min. 71), Guido Rodríguez y Borja Iglesias
GRA Granada
1
Granada
Escandell, Germán, Domingos Duarte (Nehuén Pérez, min. 75), Foulquier, Quini, Machís (Víctor Díaz, min. 76), Yangel Herrera (Brice, min. 62), Puertas, Montoro (Fede Vico, min. 12), Gonalons y Luis Javier Suarez Charris
Goles 1-0 min. 38: Borja Iglesias. 1-1 min. 65: Machís. 2-1 min. 86: Borja Iglesias.
Árbitro César Soto Grado
Tarjetas amarillas Montoro (min. 12), Víctor Ruiz (min. 54), Puertas (min. 56), Joaquín (min. 63), Brice (min. 68) y Quini (min. 90)

Bajo el manto protector de su capitán, el Betis se impuso con muchos apuros a un buen Granada en un choque bastante igualado, resuelto en el tramo final con mucho suspense gracias a una falta indirecta dentro del área por cesión de Gonalons a Aarón. Con Bravo frustrando al Granada y Borja Iglesias como goleador, el Betis agarra la sexta plaza superando al Villarreal y tiene casi cerrada su clasificación europea para el próximo curso. Le saca siete puntos al Celta, octavo, cuando restan tres partidos, aunque debe visitar Vigo en la última jornada. Este buen Granada perdió la opción de acercarse a Europa, pero ofreció, una vez más, carácter y fe para ponerle las cosas muy complicadas a un Betis que fue superado durante muchas fases del partido, pero que tuvo también orgullo para lanzarse a por el triunfo cuando el Granada había empatado y se había mostrado superior. Corrió el aire a favor de este Betis donde Joaquín, eterno, celebraba en la grada como un niño un triunfo que le acerca mucho la posibilidad de jugar competición europea la próxima temporada.

La Liga, apretada por el título y por el descenso, no podía ofrecer menos en la pelea por Europa, donde llegaban el Betis y el Granada a un partido con tintes de final continental. Los de Pellegrini, lanzados tras su gran 2021, con el eterno Joaquín en el once y la posibilidad de agarrar la sexta plaza tras la derrota del Villarreal. El Granada, por su parte, aferrado a su carácter competitivo y a un estilo forjado en un año muy exigente, con opciones reales de alcanzar la séptima plaza en caso de triunfo. El partido no defraudó entre dos equipos manejados por la mano firme de sus entrenadores. Pellegrini alistó a William para tener más el balón ante la baja por sanción de Fekir, mientras que el Granada, eléctrico y constante en la presión, vivía de los robos en el campo verdiblanco para enfilar la meta de Bravo.

Lo cierto es que tras unos primeros minutos donde Foulquier salvó un disparo de William, fue el Granada el que dio más señales de peligro. Era un hueso duro de roer, por momentos indescifrable para Guido y William, que sufrieron mucho ante el acoso de los jugadores del Granada. En esos pasajes tormentosos para un Betis asfixiado, fue Bravo el que sostuvo a su equipo. Primero, con una doble intervención tras un remate de Bartra sobre su portería y luego ante Vico, que sustituyó al lesionado Montoro a los 11 minutos. En una acción decisiva, Guido se desmoronó ante la presión del Granada, cuyos jugadores se lanzaron en manada sobre el área del Betis. Luis Suárez disparó y Bravo salvó con una parada impresionante. El balón fue al palo y Machís marcó en un fuera de juego muy justo.

El Betis acusó el golpe, dominado por este buen Granada que, sin embargo, se vio sorprendido en una rápida acción entre Miranda y Aitor Ruibal. Lo curioso del asunto es que unos minutos antes también sufrió en un gran contragolpe de Canales. En otra rápida acción el balón acabó en los pies de Borja Iglesias en el área tras un despiste de colocación de Germán. El delantero se revolvió y marcó en una acción típica de un hombre de área.

No estuvo cómodo el Betis en la segunda parte. El Granada dio un paso adelante y los de Pellegrini comenzaron a sufrir, con Guido y Carvalho desbordados. El meta Bravo, una vez más, salvó a su equipo, hasta que un error de Bartra en una cesión fue muy bien aprovechado por Machís, que marcó driblando al meta chileno. El partido viró hacia el equipo visitante, dominador, aunque muy acosado por las lesiones. Se tuvieron que retirar Duarte y Herrera, y Diego Martínez quitó a Machís, su mejor hombre. Pellegrini mejoró a su equipo con la entrada de Lainez, Tello y Rodri. El Betis tiró de orgullo y, contra todo pronóstico, metió al Granada en su área. Hasta que Aarón salvó un remate de Guido y Gonalons le cedió el balón en el área pequeña. El partido se decidió en un libre indirecto con todos los jugadores del Granada bajo palos. Canales cedió a Borja Iglesias y este, tras un doble remate, marcó un gol que provocó que el Betis ganara mientras un mito viviente de su historia, Joaquín, saltaba como un niño en la grada. El Granada mereció más, pero el fútbol solo entiende de goles.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS