La liberación de Isak

El joven delantero sueco de la Real Sociedad, de 21 años, ha explotado tras la salida de Wilian José a la Premier

Isak controla el balón ante los defensas del Eibar.
Isak controla el balón ante los defensas del Eibar.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

El delantero brasileño Willian José volverá a San Sebastián al acabar la temporada. Está cedido por la Real Sociedad en el Wolverhampton, y al club donostiarra se le presentará un dilema, porque el hombre que ocupa su puesto, Alexander Isak (Solna, Suecia; 21 años) no ha parado de crecer desde que Willian José se marchó a probar fortuna en la Premier.

Desde que voló al Reino Unido, en enero, Isak ha sido titular en todos los partidos que ha jugado su equipo, ha marcado 16 goles en la Liga y se ha acercado al récord de precocidad de Paco Bienzobas, que con un año menos sumó los mismos goles en la primera edición del campeonato, en la temporada 1928-29. Otros goleadores históricos de la Real, como Griezmann o Satrustegui, están por detrás.

Más información
Real Sociedad's Swedish forward Alexander Isak celebrates after scoring a goal during the Spanish league football match between Real Sociedad and Deportivo Alaves at the Anoeta stadium in San Sebastian on February 21, 2021. (Photo by ANDER GILLENEA / AFP)
Isak, a por un récord de Ronaldo Nazario
Zamora celebra en Gijón el gol que le da la Liga a la Real en la 80/81.
El Real Madrid, contra su historia

La marcha de Willian José ha liberado a Isak, y tal vez ha hecho al entrenador, Imanol Alguacil, recapacitar sobre la importancia de contar con el delantero internacional sueco, que empieza a estar en la agenda de varios clubes europeos. Pese a que los números le avalaban incluso cuando no aparecía en la alineación inicial, Isak no contó con la total confianza de su técnico en la primera campaña con la camiseta de la Real. Willian José era el titular, el sueco su recambio.

En la temporada 2019-20 jugó 20 partidos como titular en todas las competiciones y saltó al campo desde el banquillo en 25 ocasiones, con 573 minutos, 22 de media en sus actuaciones parciales. Fue el recurso para sustituir a Willian José en 18 encuentros. Pese a todo, sumó nueve goles en total, siete de ellos cuando comenzó el choque como suplente, es decir, uno cada 81 minutos, una media considerable. En su papel de revulsivo, el feroz delantero con cara de niño, un tallo de 1,90m, lo bordó.

Los números de Isak han mejorado considerablemente en la temporada que está a punto de concluir. Se puede asegurar que su suerte comenzó a cambiar unos meses antes, con el conflicto suscitado por Willian José, que pretendió forzar a la Real Sociedad a dejarle marchar al Tottenham en el mercado de invierno de enero de 2020, antes de la suspensión del campeonato por la pandemia. El futbolista tuvo que pedir perdón a los aficionados de la Real: “Veía que era una oportunidad muy buena para mí de salir de aquí y jugar una Champions, con un equipo de la Premier, pero no lo he conseguido. Han pasado muchas cosas y lo único que tengo que hacer es pedir perdón a la afición”, aseguraba el brasileño, que empezó a perder la confianza del club y de su entrenador.

Isak adquirió la condición de titular con la nueva campaña en marcha, y sólo fue suplente en cinco partidos, todos antes de enero de 2021, cuando la Real decidió jugar a dos bandas: cedió a Willian José a los Wolves y contrató por 10 millones de euros a Carlos Fernández, pero el futbolista de la cantera del Sevilla no ha tenido el mismo peso específico que el brasileño y no consiguió desbancar a Isak. Despegado de la sombra de Willian José, el sueco se ha destapado.

El último partido que no jugó por decisión técnica coincidió también con el último que disputó su rival brasileño con la camiseta txuriurdin, el 3 de enero frente a Osasuna (1-1). Como si celebrara la liberación de no tener que disputar el puesto a su compañero de línea, Isak firmó seis partidos consecutivos anotando, con un doblete frente al Cádiz y un triplete ante el Alavés.

Isak empieza a levantar pasiones entre varios clubes importantes en Europa y la Real Sociedad, que en la última jornada liguera defiende el quinto puesto, intentará blindarlo mejorando su salario. Tiene contrato hasta 2024 y una cláusula de rescisión de 70 millones de euros. Sólo un equipo, su anterior escuadra, el Borussia Dortmund, se lo podría llevar más barato, según las condiciones estipuladas en su llegada a San Sebastián. A los alemanes les costaría 30 millones según las condiciones que se pactaron.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS