Messi comienza antes sus vacaciones y no viajará a Eibar

El argentino, cuyo contrato vence el próximo 30 de junio, no disputará el último partido del Barcelona en LaLiga

Koeman saluda a Messi, en el partido del Barcelona ante el Celta en el Camp Nou.
Koeman saluda a Messi, en el partido del Barcelona ante el Celta en el Camp Nou.ALBERT GEA (Reuters)

Lionel Messi, de 33 años (cumplirá los 34 el próximo 24 de junio), no viajará a Eibar a disputar el último partido del Barcelona en LaLiga (este sábado, 18:00 horas). De hecho, el argentino, con permiso del entrenador Ronald Koeman, ni siquiera se presentó en el entrenamiento de este viernes, antes de jugar en Mendizorroza. El capitán azulgrana, que ya tiene el Pichichi virtualmente ganado (suma 30 goles y su perseguidor, Gerard Moreno, 23), optó por comenzar sus vacaciones antes de viajar a Argentina para disputar la Copa América, que se disputará en su país a partir del 12 de junio.

La idea de Messi es viajar la próxima semana a Buenos Aires para sumarse a los entrenamientos de Argentina en el predio de Ezeiza. Messi dejará la capital catalana y su futuro seguirá siendo una incógnita. El contrato del rosarino expira el 30 de junio y, por ahora, no han avanzado las conversaciones entre el presidente, Joan Laporta, y el padre y representante del jugador, Jorge. El argentino quiere conocer el proyecto deportivo de Laporta, mientras el presidente primero busca saber la situación económica –están a la espera de la auditoria– para tener claro qué le puede ofrecer al 10.

Hay algo de lo que no hay dudas en el Barcelona: necesitan recortar la masa salarial del equipo, la más alta de Europa. Entre sueldos de futbolistas y amortizaciones, el club azulgrana destina 506 millones de euros. El salario del rosarino es de aproximadamente 140 millones. Según cuentan desde el entorno del azulgrana, Messi estaría dispuesto a aceptar una rebaja en su ficha si el proyecto deportivo –falta saber quién liderará al equipo desde el banquillo– le motiva. Una situación que favorece a Laporta. “Si Messi se baja el sueldo, se lo tendrán que bajar todos los demás”, estiman desde los despachos del Camp Nou.

Sin embargo, según informó ayer la Cadena Ser, los jugadores no quieren sufrir un nuevo recorte en sus salarios. Ya lo habían hecho durante la última campaña como consecuencia de la crisis económica por la pandemia. Laporta y la dirección deportiva lo tienen claro. “Todas las secciones compiten al máximo nivel. El femenino es campeón de Europa. Los únicos que no están a la altura es el primer equipo. Y cuentan con los salarios más altos”, se quejan desde el club. La idea de la dirección deportiva es hacer una limpieza importante en el vestuario del primer equipo. Eso sí, cuentan con Messi. Su idea es rodear al argentino con las jóvenes promesas: Ansu Fati, Pedri, Araujo, De Jong e Ilaix. Además, quieren incorporar un refuerzo potente y otros futbolistas a coste cero que puedan tener rendimiento inmediato en el Camp Nou.

Más información
La jornada fetiche del Atlético

El futuro, en cualquier caso, es una moneda al aire. Sobre todo el de Messi, que no viajará a Eibar y pudo haber disputado su último partido con el Barcelona en la derrota ante el Celta (1-2). Messi ha jugado 778 partidos con el Barça y ha marcado 672 goles. Nadie cuenta con sus estadísticas. Laporta quiere engordar sus números, Messi también, pero primero se tienen que poner de acuerdo. No parece fácil.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS