Golazo del Papu y registro histórico de puntos para el Sevilla

Tarde de despedidas ante un Alavés relajado que gozó también de opciones para ganar

Koundé y el Papu Gómez celebran el gol del triunfo del argentino.
Koundé y el Papu Gómez celebran el gol del triunfo del argentino.José Manuel Vidal. (EFE)

La temporada 2020-21 echó el telón en el Ramón Sánchez Pizjuán. Por uno de esos guiños del destino, el torneo finalizó en el feudo del equipo que más tarde acabó de competir la pasada temporada, en la que conquistó la Liga Europa, sin apenas tiempo para preparar la actual, recién finalizada y ya historia. El estadio sevillista fue el escenario del adiós de algunos jugadores del Sevilla que tuvieron su importancia en las últimas temporadas, caso del meta Vaclik o de Franco Vázquez, que acaban contrato y no renovarán. El capitán, Escudero, también fue titular y tiene algunas opciones de quedarse si acepta la renovación a la baja que le ha ofrecido la entidad andaluza. Un golazo del Papu en el descuento dio el triunfo al Sevilla y le permitió a los de Julen Lopetegui llegar a los 77 puntos. Así, se supera el registro histórico alcanzado por el equipo de Unai Emery en 2015, de 76 puntos.

SEVSevilla
Sevilla
1
Vaclik, Jules Koundé, Aleix Vidal, Rekik, Escudero (Papu Gómez, min. 73), Gudelj, Franco Vázquez (Óliver Torres, min. 55), Joan Jordán (Óscar Rodríguez, min. 55), Lucas Ocampos (Rakitic, min. 55), Youssef En-Nesyri y Suso (Luuk de Jong, min. 73)
ALA Alavés
0
Alavés
Sivera (Pacheco, min. 71), Ximo Navarro, Alberto Rodríguez, Rubén Duarte, Lejeune, Pina, Manu García, Pere Pons (Joselu, min. 66), Facundo Pellistri (Luis Rioja, min. 66), Guidetti (Lucas Pérez, min. 77) y Edgar Méndez (Rodrigo Battaglia, min. 77)
Goles 1-0 min. 91: Papu Gómez.
Árbitro Isidro Díaz de Mera Escuderos
Tarjetas amarillas Aleix Vidal (min. 28)

Quedaron, por lo tanto, las lágrimas del Mudo Vázquez en la grada cuando fue sustituido en la segunda mitad. El centrocampista, con sus virtudes y defectos, ha dejado huella en la afición del Sevilla desde su llegada en el verano de 2016. Con el equipo andaluz ganó la Liga Europa de 2020 y jugó las finales de la Supercopa de Europa de 2016 y 2020, así como la final de la Copa del Rey de 2018 y las de la Supercopa de España de 2016 y 2018. También Escudero dio la impresión de despedirse, como Vaclik, que besó los palos tras el pitido final.

En esta tarde de despedidas, el Alavés, relajado también después de su gran carrera en el último tramo para lograr la salvación, quiso decir adiós con buen fútbol a un curso con de mala pinta y final feliz. El cuadro vasco sumará su sexta participación seguida en LaLiga Santander, algo que no ha hecho en toda su historia. El partido, que se jugó a un ritmo muy bajo, se definió en un emocionante tramo final, con los dos equipos más sueltos en busca del triunfo.

Fue el Alavés el que gozó de mejores ocasiones, pero Vaclik realizó un último servicio a la causa del Sevilla. Joselu se quedó solo ante el meta checo, que hizo una gran parada para evitar el tanto del cuadro vasco. Lucas Pérez, con todo a favor, envió luego fuera el balón. Hubo tiempo en el alargue para que el Papu se sacara un gran disparo desde lejos que batió a Pacheco, que entró en la segunda mitad por su compañero Sivera, lesionado. Así, con el baile del Papu y una sonrisa, finalizó la gran temporada del Sevilla, cuarto con varias jornadas de antelación, semifinalista de la Copa del Rey y en octavos de la Champions.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS