Eric García: “Este es el final del camino, el primer equipo del Barcelona”

El central, que firma hasta 2026 con una cláusula de 400 millones, vuelve a casa después de cuatro años de formación y eclosión con el City de Guardiola

Eric García durante su presentación con el Barcelona este martes en el Camp Nou.
Eric García durante su presentación con el Barcelona este martes en el Camp Nou.Lluís Gené (AFP)

En cuatro años ha conseguido el billete de vuelta al Camp Nou, ese por el que tantos suspiran al dejar La Masia y que solo consiguen unos pocos, acaso Gerard Piqué y Cesc Fábregas tras su paso por el Manchester United y el Arsenal. Ahora es el turno del central Eric García (Martorell, Barcelona; 20 años), formado en Can Barça desde prebenjamines curtido en el Manchester City de Guardiola y ya internacional con la selección de Luis Enrique, citado para la Eurocopa. “Es un día histórico porque recuperamos a alguien de casa nuestra”, reflexionó el presidente Laporta. “Queríamos llegar al mismo sitio y aquí estamos. Era mi ilusión volver al Barça. Daré todo. Estoy muy contento porque mi sueño era jugar en el primer equipo del Barça. Es el final del camino desde que comienzas en prebenjamín”, replicó el central. Así, con la carta de libertad bajo el brazo, Eric firmó este martes hasta 2026, tendrá una cláusula de 400 millones. Un regreso que ha costado lo suyo, pero la mejor de las noticias para la remodelación low cost que pretende el área deportiva, presentado ya el Kun Agüero (City) y casi cerrado el fichaje de Wijnaldum (Liverpool), también a la espera de Depay (Lyon), todos desvinculados contractualmente de sus clubes. “Ese también es el mensaje, que un canterano vuelve sin tener que pagar traspaso”, resaltó Laporta, que ya anunció que la en la próxima semana habrá novedades.

Eric se marchó del Barça porque tras el Cadete A, cuando le tocaba renovar, no le propusieron nada apetecible, más allá de ser uno más en el Juvenil B. “Consideró que a pesar de ser referente para La Masia, los técnicos y los compañeros, el club no le daba ese valor a la hora de la renovación. No quería irse, es del Barça…”, revela Franc Artiga, su entrenador en ese curso y ahora seleccionador Sub-21 de Emiratos Árabes. “Quizá no se confiaba tanto en la cantera como ahora”, argumentó Eric; “el proyecto era muy atractivo en Manchester y me ha hecho volver”. Pero esa era la hoja de ruta de Pep Segura y José María Bakero [entonces encargados de la cantera azulgrana], que apostaban por el músculo y por hacer caja –por central cobraron 1,7 millones de euros en derechos de formación- antes que por mantener la esencia del club. Así, molesto porque era uno de los líderes de su generación junto a Ansu Fati, Nico González y Arnau Tenas, además de Kubo (cedido por el Madrid al Getafe en el último curso), Eric aceptó la oferta del City, mejor en lo económico y en lo deportivo.

Más información
El Barça se queda sin Eric García
El drama por Eric García

Le costó al inicio, superado por la cantidad de trabajo que tenía en los partidos. “Hasta que no llegas al filial, son muy pocos los rivales que te atacan y te quitan el balón”, señalaba Mingueza en una entrevista a este diario. Pero no ocurría lo mismo en el sub-18 del City. Nada, en cualquier caso, que impidiera la progresión de Eric, que ya en la pretemporada de 2018, se estrenó con el primer equipo ante el Dortmund y el Liverpool. “Es un chico increíble, capaz de liderar a toda la defensa. Es muy listo, juega con una gran concentración y muy bien. Va a tener muchos minutos”, apuntó Guardiola. Y cumplió con su palabra porque al siguiente curso ya le hizo debutar en la Premier -antes había participado en las copas domésticas-, un idilio que parecía perfecto hasta que el Barcelona lo llamó el pasado verano.

“En la posición de centrales ando cortito”, expuso Koeman para solicitar su incorporación, consciente de que la rodilla de Umtiti no daba para más y solo contaba con Lenglet y Piqué, quizá con Araujo. Y el Barça lo intentó hasta la bocina, negado a las 11 de la última noche por el City al rechazar una oferta de unos 15 millones más cinco en variables. Y más de lo mismo ocurrió en el mercado invernal -aunque Eric estaba dispuesto a jugar gratis hasta final de temporada y cuyo coste en el actual ejercicio económico 2020-2021 hubiera podido ser de 230.000 euros, más ocho millones en el siguiente-, porque los candidatos a la presidencia no llegaron a un acuerdo. Laporta, incluso, amenazó por carta al presidente de la gestora, Carles Tusquets, con medidas legales si se extralimitaba en sus funciones con decisiones que pudieran comprometer la viabilidad del club como la de fichar a un zaguero que quedaría libre a final de temporada. “Hay que reconocer los esfuerzos del jugador por venir”, constató el director deportivo Mateu Alemany, al tiempo que desveló que se le reformuló el contrato por más que tuviera un principio de acuerdo, toda vez que las arcas del club no están para muchas alegrías.

La eclosión de Eric, sin embargo, se ha entrecortado desde que decidió volver a casa. “No he jugado mucho, pero como la temporada está siendo espectacular a nivel colectivo, estoy muy contento. Pero sí, ha habido algún momento duro”, admitió el central. “Es uno de mis jugadores favoritos. Ojalá tener a 15 como él. Pero no ha venido convocado a la final de la Copa de la Liga porque creo que va a fichar por el Barça”, se justificó Guardiola tras la final de la Copa de la Liga inglesa. “Pep me lo ha dado todo y yo he intentado estar a la altura”, respondió Eric García. “Trabaja mucho lo táctico y hace mejores a los futbolistas”, resumió en la presentación azulgrana.

El Barcelona, que en los últimos cinco años ha fichado a otros tantos centrales -Umtiti (25 millones), Marlon (5), Yerry Mina (11,8), Lenglet (35,9) y Todibo (1)-, confía en tener al sucesor de Piqué, por más que compartan unos años la alineación. “No tenemos punto de comparación. Estoy comenzado, y él es y ha sido el mejor central en estos 10 años. Tenerlo al lado es alegría y exigencia. Tendré que estar a su nivel”, expuso el nuevo central azulgrana. “Lo bueno de Eric es que ya sabe a lo que juega el Barça, está hecho con nuestro molde y tiene una salida del balón buenísima. No necesitará demasiado tiempo para adaptarse a las exigencias”, apuntan desde el club. “Ya era mucho más maduro que los chicos de su edad y por eso, por tener una personalidad muy marcada, no le pesará jugar en el Camp Nou. Pero a la vez es muy humilde y tampoco tendrá problemas en encajar en el vestuario”, reflexiona Artiga. Aunque siempre fue así. “Él quería mejorar y al contrario de la mayoría, te preguntaba. Era disciplinado, pero lo tenías que convencer porque quería saber el porqué de las cosas; por qué filtrar un pase a la segunda línea, cuándo lanzar en largo… Sobre todo le interesaba la salida de balón, que es donde brilla”, argumenta Artiga. “Tengo mucho por aprender, pero lo que he vivido en Manchester me ha hecho crecer una barbaridad”, reflexionó Eric antes de abandonar Inglaterra.

Triste por perder la final de la Champions -regresó con su familia en coche desde Oporto-, Eric García sonríe ahora por volver al punto de partida, aunque ya en el primer equipo y con la maleta hecha para acudir con la selección a la Eurocopa.

Miranda, al Betis

El Barcelona no ejecutó la opción de prórroga del contrato de Juan Miranda. El lateral izquierdo, de 21 años, firmará un nuevo vínculo con el Betis hasta 2024. El club azulgrana se reserva, en cualquier caso, el 40% de los derechos de una futura venta. Miranda, que militó seis años en la cantera del Betis antes de pasar a la Masia , en la campaña 2019-2020 estuvo cedido en el Schalke 04 (jugó 12 partidos) y la temporada pasada regresó al Benito Villamarín (25).

Laporta guiña el ojo a Koeman

Aunque Laporta le mostró su disconformidad con el final de la Liga, por más que hubiera ganado la Copa, también le dejó claro que no era su opción para el banquillo pero que debían llegar a algún acuerdo porque le restaba un año de contrato, obra y gracia del expresidente Josep Maria Bartomeu. “Nos hemos dado un periodo de reflexión”, decía Laporta al tiempo que buscaba en el mercado otro técnico que le convenciera, más allá de Laporta. Pero en la presentación de Eric García, la situación dio un nuevo vuelvo.

“Hemos comentado con Koeman que hemos tenido una plantilla desequilibrada y hay que corregirlo”, expuso el presidente, que añadió: “Estamos en conversaciones con Ronald, no iré relatando eso. Pero me siento muy cómodo con él y espero que él también conmigo. Había una serie de puntos que quería puntualizar y seguro que el resultado de esas conversaciones nos traerán lo mejor para el Barça”. Así, cuestionado por si veía real la opción de que continuara en el cargo -le pidieron que dijera un 1 si era que sí y un 2 si era no-, sentenció: “Veo más un uno que un dos. Hombre, se empieza a contar por el uno, ¿no? Con Koeman esto va a mejorar para que no nos vuelva a pasar”. Por lo que el holandés podría dirigir al nuevo Barça.

 


Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS