Verstappen revienta; Hamilton pincha

La explosión de un neumático del holandés cuando era líder y un error grave del británico dan a Pérez su primer triunfo con Red Bull

Verstappen, tras su accidente.
Verstappen, tras su accidente.ANTON VAGANOV (Reuters)

Max Verstappen reventó ayer en Azerbaiyán, donde el neumático trasero izquierdo de su monoplaza estalló a falta de cinco giros para la bandera de cuadros y cuando el holandés circulaba cómodamente al frente del pelotón, con más de cuatro segundos de margen sobre Checo Pérez, que iba directo a brindarle a Red Bull su primer doblete en cinco años. La explosión de la goma de Verstappen fue prácticamente idéntica a la que 15 vueltas antes había sufrido Lance Stroll (Aston Martin), circunstancia que llevó a los comisarios de Dirección de Carrera a detener la prueba dos giros antes del final, para deliberar cuál era la mejor forma de resolver el desaguisado provocado por Pirelli, el suministrador de compuestos del campeonato. Finalmente, se optó por una solución inédita en la historia del certamen: se reconfiguró la parrilla de salida y se relanzó una carrera de una sola vuelta que finalmente se llevó Pérez, que certificó a lo grande su primer podio como piloto de Red Bull.

Si una cosa parece clara es que el mexicano no sabe ganar de forma convencional, después de estrenar su casillero de victorias el año pasado con Racing Point, en aquel Gran Premio de Sakhir (Bahréin) en el que llegó a rodar el último. La segunda plaza fue para un revitalizado Sebastian Vettel, que volvió a subirse al cajón, esta vez enfundado en el mono de Aston Martin. Pierre Gasly terminó el tercero, mientras que Fernando Alonso lo hizo el sexto y Carlos Sainz, el octavo.

Acechado por Lewis Hamilton, que salió el segundo tras la reanudación, Checo fue testigo directo de un fallo garrafal del británico, que se pasó de frenada en la primera curva y terminó el penúltimo. Un auténtico despropósito el del actual campeón, que lo tenía todo de cara pasa salir de Azerbaiyán como el gran triunfador y que, sin embargo, se fue con la voz entrecortada y cara de bobo. Todavía más cuando la escudería de Brackley (Gran Bretaña) desveló por qué su buque insignia no fue capaz de detener su bólido.

Resulta que las Flechas de Plata incorporan un sistema que, a partir de la concentración de la fuerza de la frenada al tren delantero, pueden aumentar la temperatura de los neumáticos delanteros gracias al calor que desprenden los discos. Pues bien, Hamilton activó ese dispositivo por equivocación en la segunda arrancada y llegó a la primera curva con los frenos completamente descompensados.

Investigación a Pirelli

El resultado final de la prueba es un aspecto más de un domingo de infarto que, sin duda alguna, traerá cola, además de una investigación para conocer el origen del fallo en los neumáticos. Más que nada, porque Pirelli introdujo este curso unas ruedas con una nueva carcasa, teóricamente reforzada. Hará bien el proveedor italiano en llegar al fondo del asunto, dado que el circuito de Bakú es el primero de muchos otros trazados de alta velocidad que llegarán más adelante, como por ejemplo Silverstone, Monza y Spa.

“Hasta el momento de la explosión no había sentido nada. Tengo que decir que no es nada agradable sufrir un impacto contra el muro a esas velocidades”, comentó Verstappen, que arremetió duramente contra Pirelli por lo sucedido. “Evidentemente que hablaremos con ellos, pero es un poco frustrante porque ya sabemos cómo va a acabar la cosa: con el argumento de que todo fue cosa de restos de piezas en la pista”, prosiguió el piloto de Hasselt, que tras el gatillazo de Lewis Hamilton mantiene el liderato de la tabla general con cuatro puntos de margen sobre el de Mercedes y 36 sobre su vecino de taller, que ahora ocupa la tercera plaza. “No creo que sea cosa de los restos, porque seguimos la misma trazada una vuelta tras otra. Además, se limpió la pista después del accidente de Stroll”, argumentó el de Red Bull.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS