Multas, vacunas chinas y PCR obligatorio a los jugadores: los planes de la Copa América contra la covid-19

La Conmebol presume que tendrá inmunizados a todos los deportistas, cuerpo técnico y personal durante el torneo con dosis de la farmacéutica china Sinovac, aprobada solo en tres países sudamericanos

Messi patea un tiro de esquina durante un partido de eliminatoria mundialista contra Chile, en Santiago del Estero.
Messi patea un tiro de esquina durante un partido de eliminatoria mundialista contra Chile, en Santiago del Estero.Juan Mabromata / POOL (EFE)
México / São Paulo / Buenos Aires / Bogotá -

La Conmebol busca ser el primer torneo de fútbol internacional en el que los futbolistas y todo el personal involucrado esté vacunado contra la covid-19. El organismo sudamericano ha puesto a disposición de cada selección nacional dosis de la vacuna Coronavac de la farmacéutica Sinovac, pero no lo ha hecho obligatorio y además buscará blindarse de los contagios al implementar unas burbujas deportivas. El reto es hacerlo en un país en el que la pandemia no ha sido aplacada. Brasil, bajo la caótica gestión de Jair Bolsonaro, registra más de 17 millones de contagios y más de 476.000 muertes por la covid-19, de acuerdo con los últimos datos oficiales.

La Copa América se jugará en cuatro ciudades brasileñas: Cuiabá, Brasilia, Río de Janeiro y Goiânia ante la caída de los dos países sede Colombia y Argentina. Los organizadores plantean crear una burbuja sanitaria para cada equipo, en el que los futbolistas tendrán prohibido salir de las instalaciones o invitar a terceros a los hoteles. Las sanciones por violar los protocolos sanitarios van de una primera multa de 15.000 a 30.000 dólares, según el protocolo de la Conmebol. Argentina, por ejemplo, montará su concentración en Ezeiza, el predio de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) ubicado a las afueras de Buenos Aires y deberá estar en Brasil un día antes de cada partido.

Más información
La Copa América queda en manos del Supremo de Brasil
Copa América 2021: calendario y grupos

El pasado 28 de abril, la farmacéutica china Sinovac donó a la Conmebol más de 50.000 vacunas para todo el personal involucrado. “La Conmebol se convertirá en la primera organización civil del mundo en llevar a cabo una vacunación que beneficiará a miles de familias en 10 países sudamericanos”, defendió Alejandro Domínguez, presidente del organismo sudamericano. La Organización Mundial de la Salud validó el uso de emergencia de la Coronavac el pasado 1 de junio. Los únicos países en Sudamérica que han aprobado Sinovac han sido Chile, Ecuador y Brasil.

Las federaciones de Chile, Venezuela, Ecuador y Uruguay recibieron las dosis de la vacuna entre abril y mayo. Y, de acuerdo con Alejandro Domínguez, la Conmebol ha inmunizado a más del 70% del entorno futbolístico en Sudamérica. En Colombia informaron este jueves del inicio de la vacunación de los miembros del equipo en un hotel en Barranquilla. Los jugadores de Argentina “no serán vacunados porque no es obligatorio para disputar el torneo”, respondieron este jueves desde la Asociación del Fútbol Argentino. Los únicos inmunizados de la plantilla argentina son aquellos a los que les fue aplicada por parte de sus clubes. Se trata de Juan Musso, Rodrigo de Paul y Nahuel Molina, del Udinense , y Leandro Paredes y Ángel di María, del Paris Saint-Germain. “Hay cinco o seis jugadores vacunados, pero el resto de la delegación no. Lo haremos cuando realmente nos toque”, declaró a principios de semana el entrenador de la selección, Lionel Scaloni.

Fotografía cedida por la alcaldía de Barranquilla que muestra al futbolista colombiano Carlos Cuesta al recibir la vacuna.
Fotografía cedida por la alcaldía de Barranquilla que muestra al futbolista colombiano Carlos Cuesta al recibir la vacuna.Alcaldía de Barranquilla (EFE)

La mayoría de los jugadores brasileños aún no han sido vacunados contra el covid-19. La idea de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) era poner en marcha la vacunación para el juego en Asunción, Paraguay, donde la selección de Brasil se enfrentó a los anfitriones en las eliminatorias de la Copa del Mundo este martes. Sin embargo, ante la incertidumbre de que los atletas recibirían la segunda dosis en tiempo hábil la Confederación cambió sus planes. La Confederación se fiaba que la delegación de fútbol fuera contemplada dentro del Plan Nacional de Inmunización (PNI), como se hizo con los atletas olímpicos, que autorizó al Comité Olímpico Brasileño (COB) que importara las vacunas.

La inmunización con Sinovac necesita dos dosis, con una separación de dos a cuatro semanas entre una y otra. “Esta vacuna contiene virus inactivados y, gracias a sus requisitos de almacenamiento son muy sencillos, su manejo es muy fácil y se adapta especialmente a los entornos de bajos recursos”, aseguró la OMS en su informe. La vacuna china previene la covid-19 sintomática en el 51% de los vacunados y evita la enfermedad grave y la hospitalización en un 100%. Antes de cada partido, todos los involucrados en los partidos deben presentar un certificado de vacunación y, en caso de no vacunarse, deben presentar una prueba PCR antes de cada viaje.

Marcelo Queiroga, ministro brasileño de Salud, informó que los futbolistas de la Copa América no están obligados a vacunarse. “Si se exigiera la vacunación en este momento, no tendrían inmunidad de aquí al inicio de la competición”, dijo el funcionario.

La mayor parte de los futbolistas que jugará la Copa América no vive en el continente. Tal es el caso de la selección de Brasil que de 20 futbolistas solo tres juegan en el país sudamericano. Y de ellos Neymar, Marquinhos y Paquetá han hecho público que se vacunaron contra la covid-19 el 21 de mayo. El delantero venezolano, Josef Martínez, también recibió la vacuna en marzo pasado tras una iniciativa de su club, el Atlanta United de Estados Unidos. Los ya vacunados darán un empujón a la seguridad sanitaria. La Conmebol ha anunciado que no habrá hinchas en los estadios.

Neymar tras recibir la vacuna el pasado 21 de mayo.
Neymar tras recibir la vacuna el pasado 21 de mayo.Instagram (Instagram)

Los brotes de infección del coronavirus se han presentado en las últimas semanas en los conjuntos nacionales. Colombia tuvo que apartar a Alfredo Morelos un partido de las eliminatorias mundialistas tras su positivo. En Chile, Arturo Vidal también se perdió los partidos rumbo a Qatar tras contagiarse y se alista para la Copa América. En Europa, han soltado las alarmas por los positivos de Sergio Busquets y Diego Llorente en la selección española a días de su debut en la Eurocopa y que ha precipitado la vacunación del equipo por parte del Gobierno español.

La situación sanitaria en las cuatro sedes

Las cuatro ciudades que albergarán los juegos de la Copa América, entre ellas Río de Janeiro y Brasilia, avisan que siguen protocolos sanitarios para estadios cerrados al público y mascarillas obligatorias. Pero no escapan de los efectos de la pandemia en un país con un presidente que negó la gravedad del virus desde el principio. Tienen entre 80% y 90% de camas de UCI para pacientes de covid-19 ocupadas. En números relativos, Cuiabá, capital de Mato Grosso, tiene el peor número de muertes, con 473,7 muertes por cada 100.000 habitantes. El ayuntamiento de Cuiabá recibió un refuerzo de dosis de vacuna en nombre de la Copa América.

 

Goiânia, a su vez, adoptó protocolos que restringen la ocupación de bares y restaurantes que operan en la ciudad, limitando la ocupación al 30%, debido al aumento del número de casos en los últimos días. Y Brasilia, a pesar de tener el promedio más bajo de muertes relativas entre las cuatro (293,3 por 100.000), tuvo este jueves un aumento del 33% en las muertes respecto al día anterior.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS