Un mate de Ayton da el 2-0 a los Suns en una final tomada por el videoarbitraje

Los Clippers pierden (104-103) tras cinco revisiones de las jugadas y cuatro tiempos muertos en el último minuto y medio

Deandre Ayton supera la oposición de Zubac y anota la canasta que decidió el partido entre los Suns y los Clippers.
Deandre Ayton supera la oposición de Zubac y anota la canasta que decidió el partido entre los Suns y los Clippers.Christian Petersen (AFP)

El videoarbitraje se convirtió en el protagonista de las finales de la NBA. El desenlace del partido entre los Phoenix Suns y los Clippers se prolongó durante una eternidad y se decidió después de largas deliberaciones de los árbitros en la mesa de anotadores, después de revisar una y otra vez la última acción del partido. Finalmente dijeron que sí, que la acción de Deandre Ayton machacando la canasta de los Clippers estaba en tiempo y forma. Los Suns vencieron por 104-103 y pusieron el 2-0 en la final de la Conferencia Oeste.

La acción que decidió el partido fue tan sencilla como polémica. Con 102-103 para los Clippers, Crowder sacó de banda, envió el balón hacia el aro y allí llegó Ayton para alzarse sobre Zubac y anotar un mate, un alley-oop, que sentenció. En las siete décimas que quedaban ya no les dio tiempo a nada a los Clippers. Tuvieron que poner el balón en juego desde debajo de su canasta y cuando llegó a manos de Paul George ya se les había agotado el tiempo.

Más información
Milwaukee agota a Kevin Durant y a Brooklyn y pasa a la final del Este
Atlanta sorprende a los Sixers y jugará ante Milwaukee la final del Este

Los Suns encarrilan una final de Conferencia marcada por el videoarbitraje. Los últimos tres minutos duraron una eternidad. Los árbitros tuvieron que dirimir sus dudas valiéndose del vídeo hasta en cinco ocasiones durante el último minuto y medio. Payne puso el 100-95. Y a partir de ahí empezaron las acciones dudosas. Una lucha por el balón entre Zubac y Ayton, un golpe de Beverly a Booker en el estrecho marcaje al que le sometía y en una acción similar a la que había sucedido minutos antes y había dejado a Booker en el suelo con la nariz sangrando. Las revisiones se sucedían en ese último minuto y medio, aderezadas además con los cuatro tiempos muertos que pidieron los entrenadores. La batalla psicológica y la guerra de nervios fueron cruciales.

Los Clippers parecían tenerlo todo de su parte cuando dominaban por 102-103 y tenían posesión de balón. Los Suns cometieron falta sobre Paul George. Quedaban ocho segundos. Pero la estrella de los Clippers, en ausencia de Kawhi Leonard que sigue lesionado, falló los dos tiros libres. Los Suns realizaron una jugada que acabó con un fallo de Bridges en el tiro. El balón salió escupido por el aro y en la lucha por el rebote volvió a producirse la duda de quién había sido el último en tocar antes de que saliera de los límites de la cancha. Los árbitros, tras la revisión, concedieron el balón a los Suns. Quedaban nueve décimas. Le dieron el balón a los Suns. Crowder sacó desde una esquina y puso el balón para que Ayton machacase y pusiera el 104-103. Pero los Suns no podían festejar todavía. Los árbitros volvieron a necesitar el vídeo para cerciorarse de que la acción era legal y estaba dentro del tiempo. Así fue.

Los Suns, dominan por 2-0 la final, pese a la ausencia de Chris Paul, que sigue un protocolo anti-covid, y a que Devin Booker no estuvo tan eficaz como es habitual. Sumó 20 puntos pero solo anotó cinco tiros en 16 lanzamientos y perdió además siete balones. Los Suns, que solo anotaron 6 triples en 26 lanzamientos (26%), vencieron gracias a los 24 puntos y 14 rebotes de Deandre Ayton, el pívot de 22 años y número uno del draft de 2018, y a los 29 puntos y 9 asistencias de Payton. Los Clippers, sin Leonard e Ibaka, se apoyaron en Paul George, su máximo anotador con 26 puntos, aunque solo anotó uno de los ocho triples que lanzó, y falló cinco de los diez tiros libres de que dispuso. Sus dos últimos errores a falta de ocho segundos fueron decisivos. Reggie Jackson añadió 19 puntos y Zubac, 14 puntos y 11 rebotes. Pero no pudieron evitar la derrota de los Clippers que pierden por 2-0 e intentarán repetir la proeza de las semifinales de Conferencia ante Utah, que también empezaron perdiendo por 2-0 y acabaron ganando por 4-2.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS