Nacho amplía su contrato hasta 2023

Su gran temporada pasada y la incógnita del futuro de Varane, unido al adiós de Ramos, refuerzan el papel del defensa

Nacho, la pasada temporada contra el Betis.
Nacho, la pasada temporada contra el Betis.Bernat Armangue (AP)

Dos horas después de que el PSG anunciara el fichaje de Sergio Ramos, el Real Madrid comunicó la ampliación del contrato de Nacho hasta 2023, por una temporada más de lo que tenía firmado. Si hace menos de un año el defensa estudiaba una posible salida a Italia, frustrado por la falta de continuidad como blanco, ahora prolonga su vinculación en Valdebebas con un estatus al alza. Su gran campaña pasada y el escenario de una hipotética marcha de Varane dentro de unas semanas han fortalecido su figura.

Más información
El canterano eficaz que nunca estuvo en un plan estratégico
Nacho, el chico de la casa que pide sitio propio

Con el canterano de 31 años, Carlo Ancelotti dispone ahora de cuatro centrales: David Alaba, Éder Militão, Raphael Varane y él. Sin embargo, el futuro del defensa francés es una incógnita. Le queda un curso de contrato y no ha respondido a la oferta de renovación del Madrid, lo que abre la puerta a una posible marcha este verano en la que el club pueda ingresar una cantidad de dinero por él y no se vaya gratis dentro de una campaña. En este contexto, con Varane en el aire y ya sin Sergio Ramos, la importancia de Nacho ha crecido.

Ya lo advirtió hace unos meses cuando le preguntaron por su futuro. “El Madrid toma unas decisiones [en referencia a la situación de Ramos y el posible fichaje de otros centrales] y luego yo tomaré las mías de acuerdo con el entrenador, mi familia y el club”, decía a finales de marzo. Pasado el tiempo, la corriente ha ido a su favor. Veinte años después de entrar en la Ciudad Deportiva y al cabo de diez de debutar en el primer equipo, su nombre nunca ha sido tan relevante en el club.

El curso pasado firmó la mejor tarjeta de su carrera: disputó 33 partidos, todos menos tres como titular. En total, 2.763 minutos, cuando en el anterior no llegó ni a los 700. “Es mi mejor temporada”, proclamó tras superar al Liverpool en los cuartos de la Champions. Él fue el sustituto de Sergio Ramos cuando esté cayó lesionado a principios de año y, desde entonces, nadie lo movió del once. Con él en el campo, primero en compañía de Varane y luego de Militão, el equipo mostró una seguridad atrás que, unida a la aplicación general en defensa en la segunda parte de la temporada, mejoró las cifras globales de los blancos y le permitieron llegar con opciones a la última jornada de Liga y a las semifinales europeas cuando solo tres meses antes el edificio amenazó seriamente con un estrepitoso derrumbe. Incluso, un gol suyo de rebote en la penúltima jornada en San Mamés alimentó las esperanzas de título de los suyos.

La defensa condensa, de momento, gran parte de la actividad y expectación del Madrid de la próxima campaña. Además de esta renovación de Nacho, se marchó Ramos, llegó Alaba en su lugar, renovó Lucas Vázquez, nadie sabe qué pasará con Varane y, de momento, volverá Vallejo tras dos años cedido, quién sabe si como solución de urgencia si se consuma la salida del central francés.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS