Real Madrid

Florentino Pérez, en una grabación de 2006: “Raúl y Casillas son las dos grandes estafas del Real Madrid”

El presidente blanco interpreta que los audios publicados por ‘El Confidencial’ en los que cargaba nada más dimitir contra los dos símbolos del club son una represalia por la Superliga

Florentino Pérez y Raúl González, en el acto de despedida del jugador del Real Madrid en 2010.
Florentino Pérez y Raúl González, en el acto de despedida del jugador del Real Madrid en 2010.BALLESTEROS / EFE

“Las grandes estafas”. Así calificó el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, a Iker Casillas y Raúl González en 2006, poco después de su dimisión, según unos audios publicados por El Confidencial. “Casillas no es portero del Real Madrid, qué quieres que te diga. No lo es, no lo ha sido nunca. Ha sido el gran fallo que hemos tenido. Lo que pasa es que, macho, le adoran, le quieren, hablan con él, yo qué sé, le defienden tanto… Bueno, es una de las grandes estafas. La segunda es Raúl. Las dos grandes estafas del Real Madrid son primero Raúl y luego Casillas”, afirmó el dirigente blanco en una conversación en septiembre de 2006, al cabo de medio año de dejar la cúpula del club tras reconocer públicamente que había malcriado a la plantilla. La dureza de Pérez fue máxima contra Raúl, al que acusó de “destrozar el Madrid”. En las grabaciones hay, incluso, varias alusiones a la vida privada de ambos exjugadores.

Más información

El terremoto causado por estas palabras forzó este martes al presidente del Real Madrid a emitir un comunicado. En él afirmó que “son frases sueltas de conversaciones sacadas del amplio contexto en el que se producen”. El máximo dirigente del Real Madrid acusó al periodista José Antonio Abellán de haberlas grabado “clandestinamente” y aseguró que este “lleva muchos años intentando venderlas sin éxito”. “Que se reproduzcan ahora, tras haber transcurrido tantos años desde que tuvieron lugar esas conversaciones, entiendo que obedece a mi participación como uno de los promotores de la Superliga”, añadió Florentino Pérez, que anunció que había puesto el asunto en manos de sus abogados.

Se da la paradoja de que, en estos momentos, tanto Raúl como Casillas se encuentran en el club después de unas salidas que no destacaron por lo multitudinario y que se produjeron bajo el mandato de Pérez. El primero, que dijo adiós en 2010, recibió un partido de homenaje tres años más tarde en un momento, precisamente, de gran debate social sobre Casillas, regresó en 2017 como asesor del presidente y ahora es el técnico del Castilla, con el que disputó hace un mes la fase de ascenso a Segunda. Y el portero ocupa desde el pasado diciembre el puesto de adjunto al director general de la Fundación de la entidad, según informó una nota oficial. Fue su retorno tras su tormentosa despedida del Bernabéu en 2015, en una rueda de prensa a la que acudió solo y en lágrima viva para comunicar su marcha. Solo las heridas abiertas por la imagen de soledad transmitida esa mañana de julio provocaron que Florentino Pérez lo acompañara al día siguiente en un acto improvisado.

“Son frases sueltas de conversaciones sacadas del amplio contexto en el que se producen”, replica Florentino Pérez

En los audios revelados por El Confidencial, Florentino Pérez se muestra especialmente demoledor con Raúl. En una conversación del 24 de abril de 2006, solo dos meses después de su dimisión como presidente, cargó con mucha dureza contra el delantero, al que todavía le quedaban cuatro temporadas en el Bernabéu. “Raúl es malo. Se cree que el Madrid es suyo y utiliza todo lo que hay en el Madrid en su propio beneficio”, afirmaba entonces.

“Cara de amargado”

“Como se considera acabado, dice: ‘antes de que yo me acabe, voy a acabar con el Madrid’. Es un tío negativo, está destrozando al Madrid, la moral de los jugadores. Para que digan: ‘es el Madrid el que está mal, no Raúl’. Es terrible lo malo que es el chaval. Y yo, como no puedo con ese problema, tengo mucho que hacer y tenía que hacer la fusión de Abertis con Autostrade y otras cosas más, pues oye, ya he estado seis años, he sido feliz”, continuaba Pérez, que añadía que dejó la cúpula del Real Madrid en ese 2006 “entre otras [cosas], por él [Raúl]”, y que la culpa de que el equipo fuera mal (estaba a punto de completar la tercera campaña sin títulos importantes) era del atacante. La censura a Raúl en esas conversaciones fue total y el plano personal tampoco quedó libre. Dijo que tenía “cara de amargado” y que no “vendía nada” (en el apartado de marketing).

“Es un tío negativo, está destrozando al Madrid. Es terrible lo malo que es”, dijo el presidente blanco sobre Raúl, al que acusó de ser uno de los causantes de su dimisión en 2006

Con Casillas, las críticas no fueron menores y aludieron igualmente al ámbito profesional y privado. En otro audio de abril de 2008, publicado también por El Confidencial, Florentino Pérez se despachaba así con él: “Ya se ha visto que el otro portero era mejor que Casillas. Pobre hombre, no tiene dos dedos de frente. No te preocupes. Yo le conozco perfectamente bien. Es un tío sin ninguna... Vamos, es muy corto. Es como un niño pequeño. Es como uno de esto... Es como un monigote. Una cosa infantil”.

“Yo tengo, la gente no lo sabe, yo tengo muy buena relación con él”, continuaba sobre el portero. “La gente se cree que a mí me cae gordo, lo que pasa es que creo que es un tío que, si hubiera puesto más de sí, es el número uno. Seguro, vamos, porque tiene unas condiciones espectaculares a pesar de que le falten unos poquitos centímetros. Pero, vamos, te cuento el tema del partido donde nos jugábamos la Liga contra el Barcelona. Te acuerdas, ¿de aquel que ganamos 4-2? Pues él, el viernes llega tarde al entrenamiento. Tuvo la mala suerte que yo estaba allí. Venía de hablar con su novia, macho, habían tenido una discusión... Una cosa de chiste”, continuaba.

“A Casillas le quieren todos. Acojonante. Es una cosa acojonante. Pero claro, eso lo da el fútbol. Yo, vamos a ver. Casillas no tiene ni estatura ni ve bien, yo creo. Yo le decía a Ginés [Carvajal, su representante]: ‘Macho, llévale al oculista’. Yo creo que no ve bien, porque le tiran de lejos, eh… Y los córner igual. Yo digo: ‘Este tío no ve bien de lejos’. Te lo juro que se lo he dicho, no creas que es mentira. Por su bien y por todo. Y si tengo que traer a otro, ya sé, a vosotros os gusta mucho, pero si me tengo que traer a otro de la Juventus, me traigo a Buffon, que también ha sido barato. Porque yo ahora… Porque Casillas no es portero para el Real Madrid, qué quieres que te diga. No lo es. Es que no lo ha sido nunca”. Estas palabras las pronunció el actual presidente blanco en 2008, dos años antes de la llegada al banquillo de José Mourinho, con el que el guardameta mantuvo un choque, especialmente a partir de 2012, que tuvo mucho que ver en su salida del club.

“Casillas es muy corto. Como un perrito faldero, un monigote. Una cosa infantil”, acusaba Pérez

Tampoco Roberto Carlos, que ahora también trabaja para el club y comenta los partidos en Real Madrid Televisión, sale bien parado de esos audios: “Yo ya habría vendido a Roberto Carlos al Chelsea, que nos lo querían comprar a cambio de Carvalho. Ya tendríamos a Carvalho en el centro y hubiéramos fichado a Zambrotta, que era lo único que necesitábamos ahí atrás, por dos duros”.

En aquellos días ya fuera del sillón de mando, el desafecto del empresario con el vestuario era general. “Los jugadores son muy egoístas, no se puede contar con ellos para nada y el que cuente con ellos se equivoca. Te dejan tirado, es una tontería. Yo tengo un concepto de los jugadores horrible. Mira que he visto colectivos, pero nunca uno como el de los futbolistas”, añadía en uno de esos audios ahora desvelados.

Solo aparece bien en esas grabaciones Zinedine Zidane, de quien dijo que era “un tío majo”, igual que David Beckham. Curiosamente, el francés se marchó hace dos meses por segunda vez del banquillo con duras críticas al presidente, y a la falta de cariño y protección que había recibido. A Ronaldo Nazario, por su parte, lo calificó en ese 2006 de “un jeta”, lo cual no fue impedimento para que una década más tarde fuera nombrado embajador del club en Sudamérica. En los audios, además, se desvelan, en boca del presidente del Madrid, algunos sueldos de la época: los 30 millones de euros de Ronaldo y Beckham, los 25 de Zidane, y los “2.000 millones de pesetas” de Raúl. Unas grabaciones, en suma, muy comprometedoras para Florentino Pérez con dos iconos de la historia merengue y en nómina del club, especialmente con Raúl, que oposita a dirigir al primer equipo.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50