Los clubes aprueban el pacto entre LaLiga y CVC, del que se descuelgan Real Madrid, Barcelona y Athletic

Para minimizar la guerra judicial que se avecina, se permitirá a los tres conservar su parte del 11% del negocio que iba a ser cedido al fondo de inversión | El acuerdo ha salido adelante con 38 votos a favor y 4 en contra

Javier Tebas, presidente de La Liga, en la rueda de prensa de este jueves. En vídeo, Tebas anuncia la aprobación del acuerdo con el fondo CVC.Vídeo: GUILLERMO MARTÍNEZ / EUROPA PRESS

Los clubes españoles del fútbol profesional, reunidos en asamblea, aprobaron este jueves el acuerdo con el fondo CVC por el cual recibirán una línea de crédito que, después del descuelgue del acuerdo del Real Madrid, Barcelona, Athletic y Oviedo se quedará en unos 2.100 millones (respecto de los 2.667,5 iniciales) a devolver a bajo interés durante 40 años a cambio de algo menos del 9% de los beneficios de LaLiga en los próximos 50 años El pacto salió adelante con 38 votos a favor y los cuatro citados en contra. “A estos clubes se les ha respetado porque además durante tres años podrán acceder a la financiación si cambian de opinión”, deslizó un dirigente de Primera. Si en esos tres años los opositores decidieran rectificar, la operación se retomaría por 2.667,5 millones a cambio de un 11% del negocio.

El dinero del proyecto, denominado LaLiga Impulso, está destinado a la mejora de infraestructuras y la digitalización en un 70%, un 15% a refinanciar deuda y el otro 15% para inscribir jugadores. Según el cálculo realizado conforme al reparto por derechos televisivos entre 2016 y 2020, el Barcelona habría recibido 253 millones el Real Madrid, 241 y el Athletic, 117,5. El Atlético será ahora el club de Primera que más reciba (181 millones) y el Elche (10), el que menos. Según fuentes de la patronal, sin la inyección económica aprobada el crecimiento del negocio en los próximos años sería “cero o incluso negativo hasta devaluarnos un 5%”. “El acuerdo es histórico y excepcional. Ninguna liga de ningún deporte ha firmado algo igual. En los próximos años podremos revalorizar los derechos de televisón en un 30%”, proclamó Javier Tebas, presidente de LaLiga, en su comparecencia ante los medios de comunicación.

Para que la operación saliera adelante era necesario el consentimiento de al menos 33 clubes. Real Madrid, Barcelona y Athletic se opusieron desde el principio, pero no lograron arrastrar más voto que el del Oviedo. Para los dos grandes del fútbol español, la valoración que ha hecho CVC de la competición española (24. 250 millones) está por debajo de lo que sus dirigentes consideran. El fondo ha mantenido la tasación pese a la no participación de los cuatro opositores al acuerdo. Tanto el club de Concha Espina como el Barcelona y el Athletic se han desmarcado del acuerdo y no cederán el 10, 95% de su negocio, ahora un 9% para el resto de clubes tras sus renuncias. Esta variación de última hora en la operación, aceptada por el fondo de inversión, está encaminada a evitar problemas ante la batalla judicial que se avecina. El pasado martes el Real Madrid anunció medidas judiciales contra Javier Tebas, como presidente de la patronal, el responsable del fondo, Javier de Jaime, y contra CVC. El miércoles, la Federación, que tachó el acuerdo de “ilegal, pésimo y lamentable”, también comunicó que emprenderá medidas legales si ve disminuir los ingresos que le corresponde por la comercialización de los derechos televisivos del fútbol profesional.

Superliga

Tebas se mostró convencido de que en breve el Real Madrid concretará su amenaza de llevar el acuerdo a los tribunales. “Al quedar fuera y no ceder su parte, ahora será más complicado que sus demandas prosperen”, aseguran fuentes de LaLiga. “Hemos considerado con CVC que era lo mejor para tener más consenso. A última hora hemos incluido una cláusula que permite a los clubes disconformes a no participar. A pesar de eso han votado en contra. Su postura está en clave Superliga. Al Madrid y al Barça no les interesa una liga potenciada”, denunció Tebas.

La Asamblea destiló el clima guerra civilista que reina en el fútbol español desde su inicio. El primer punto tratado fue el impacto negativo que la Superliga tendría sobre la Liga. Los representantes del Madrid y el Barça asistieron a la exposición del informe de la consultora KPMG sobre los efectos que puede tener sobre la competición doméstica el proyecto que aún confían en sacar adelante los dos grandes clubes del fútbol español. “Según el informe con la Superliga podría haber perdidas de más de 1.000 millones por temporada y el valor de los clubes se devaluaría en unos 900 millones de euros, lo que significaría el cierre de la competición”, advirtió el presidente de la patronal.

La exposición de los supuestos perjuicios que causaría la Superliga caldeó el ambiente. Una vez que comenzó la explicación del acuerdo con CVC antes de votarlo, tanto el Real Madrid como el Barcelona y el Athletic expresaron su disconformidad. El club vasco también difundió una nota para explicar a sus aficionados su renuncia a formar parte del acuerdo. “El fondo recupera su inversión en 10 años y los clubes necesitamos 50 temporadas. Además de hipotecar algo nuestro, con una enorme rigidez en las obligaciones con los fondos y falta de flexibilidad para utilizarlos, renunciamos a unos ingresos de derechos audiovisuales sobre los que tenemos plena capacidad de gestión a día de hoy”, rezaba el escrito del Athletic, que además apuntaba a la precipitación: “No compartimos el momento, un 12 de agosto, a horas del inicio de la temporada, y alterando las reglas del mercado a 19 días de su cierre. Un proyecto estratégico a 50 años no deber ser prisionero de urgencias”.

Los claves del acuerdo

- El fondo CVC proponía aportar a LaLiga 2.668 millones de euros a cambio del 10,95% de sus beneficios a lo largo de los próximos 50 años. Al descolgarse cuatro clubes del acuerdo, la cantidad quedaría en unos 2.100 millones, a cambio de algo menos del 9% de los beneficios.

- LaLiga presta a los clubes el 90% del importe aportado por CVC a un interés muy bajo y con un plazo de devolución de 40 años.

- Del dinero que recibirá cada club, el 70% debe dedicarlo a infraestructuras, el 15% a liquidar deuda y el 15% restante puede usarlo para aumentar su tope salarial los próximos tres años.

- El dinero se repartirá entre los clubes guardando la proporción de los ingresos televisivos que hayan recibido entre 2016 y 2020. Con este criterio, el Barcelona recibiría 253 millones; el Real Madrid, 241 si decidieran acogerse al plan; el Atlético, 181; el Sevilla, 119 y el que menos, el Elche, 10.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS