Incendio en el Celta para recibir al campeón

La ruptura entre club y Denis Suárez, anunciado como titular ante el Atlético, enturbia el inicio de competición en Vigo

El presidente del Celta, Carlos Mouriño, este viernes.
El presidente del Celta, Carlos Mouriño, este viernes.Salvador Sas (EFE)

Tan sólo ocho equipos han sido capaces de permanecer durante las últimos diez temporadas en la máxima categoría del fútbol español. El Celta acompaña en ese selecto club a Real Madrid, Barcelona, Athletic, Atlético, Valencia, Sevilla y Real Sociedad. Ese camino de la última década se inició en el club gallego con una deuda disparada hasta los 69 millones de euros y recién firmado un concurso de acreedores que le obligó a realizar pagos hasta enero de 2020. Hoy, incluso tras la inesperada crisis de la covid, en Vigo sacan pecho. “No se acaba la hucha. Tenemos un patrimonio de 90 millones. Estamos entre los clubes más saneados de España”, explica Carlos Mouriño, presidente y propietario de la mayoría accionarial de la entidad. Y, sin embargo, un incendio enturbia el ecosistema celtiña.

Más información
Año I después de Messi
El público vuelve a los estadios de la Liga de manera desigual

El Celta recibe este domingo (17.30, Movistar LaLiga) al Atlético horas después de que Mouriño le mostrase a Denis Suárez, uno de los mejores futbolistas del equipo, la puerta de salida. “Le dijimos que lo mejor es que traiga una oferta y se marche”, explica el presidente. El entrenador, Chacho Coudet, que acaba de firmar su renovación hasta 2024, trata de rebajar desde su negociado, que es el de la pelota: “Nada nos desvía del objetivo principal, que es el partido contra el Atlético. A Denis le veo muy bien y creo que va a mejorar el año pasado. Es un jugador muy importante para nosotros”.

La chispa que prendió el ovillo en el que se enreda Denis, y por extensión el equipo, se prendió en verano. El Celta alevín acudió a jugar el clásico torneo de LaLiga Promise, donde acabó tercero, pero, sobre todo, mostró a un pequeño con un talento inmenso, Bryan Bugarín, hermano pequeño de Erik, otro fruto de la cantera celeste que hace dos años aceptó una oferta del Wolverhampton e hizo las maletas con apenas 16 años. Cuatro menos tiene Bryan, que mes y medio después de mostrarse en el escaparate firmó un contrato con el Real Madrid y publicó en redes sociales una carta de despedida agradeciendo “las experiencias vividas”.

“Son unos subastadores de niños”, clama Mouriño, que apunta a la agencia de representación del muchacho. En un encuentro con los padres de los canteranos anunció que todos los jugadores vinculados a Intermedia Sport Player y sin contrato profesional con el club quedaban inmediatamente liberados para fichar con quien quisiesen. “En el Celta no tienen cabida”, zanjó después de explicar que los vínculos profesionales se cumplirían, pero no se renovarían. “Esos contratos languidecerán”, matizó el presidente.

La cartera de clientes de Intermedia Sport Player está basada, en su mayoría, en futbolistas que tienen o tuvieron vínculo con el Celta. Entre ellos están Denis Suárez y Iago Aspas, que tienen contrato firmado hasta 2023. En el caso del delantero internacional, su hermano Jonathan, otro exjugador del club, trabaja para la agencia. Así que el conflicto tiene visos de hecatombe. “Hemos hablado con los dos jugadores y las conversaciones fueron completamente diferentes.”, matiza Mouriño.

El papel de Coudet

El contrato de Aspas con el Celta vencerá cuando el todavía faro del equipo esté a punto de cumplir los 36 años. “Iago quiere seguir siendo el estandarte de este equipo, pero no va a ser eterno”, desliza Mouriño. Pero Denis Suárez tiene 27 años y su presidente le sitúa en una encrucijada. “Tiene que buscar una solución. Ahora mismo su futuro no está en el Celta y tiene dos problemas: que se imponga su parte comercial, de empresario, al Celta y no rinda, lo que sería un problema para el entrenador; o que haga un temporadón extraordinario como Rafinha en su día y consiga un contratazo lejos de aquí. Es lo que le aconsejaría. Si sigue con ese representante no vamos a negociar”, insiste Mouriño, que cree que el futbolista se ha situado en contra de los intereses del club.

Coudet cree que toda la crisis, que también afecta a Gabri Veiga y Miguel Rodríguez, dos de los jóvenes que suelen trabajar en dinámica del primer equipo, se solventará de manera incruenta: “Es un tema extradeportivo. El tiempo pondrá las cosas en orden. Me quedo con las palabras del presidente, que valora el esfuerzo que hizo el jugador para regresar al Celta y que le tiene catalogado como una referencia”.

En efecto, Mouriño ve en las manos de Denis el hilo conductor que desde hace casi 20 años condujo de Borja Oubiña a Iago Aspas y que también sostiene el capitán Hugo Mallo. Pero Coudet es un pragmático y, al menos de puertas afuera, apenas atiende al corto plazo, al Atlético. Y sin ambages. Quizás por eso, y por templar gaitas y orientar el foco a lo futbolístico, hasta se anima a adelantar la alineación que iniciará la Liga contra el campeón. Jugarán el recién fichado meta argentino Dituro; Mallo, Araújo, Fontán y Javi Galán, otro refuerzo, estarán en la zaga. Tapia jugará por delante de ella y Brais Méndez y Nolito engancharán desde las bandas con la delantera conformada por Aspas y Santi Mina. Y como pegamento de todo, en la medular, estará… Denis Suárez.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS