El tamaño de la ruina del Barça

Finalizada la ‘due diligence’ encargada por Laporta, el club encuentra una deuda de 1.350 millones y pérdidas de 481 en el último curso, cinco veces más que en el anterior

Laporta, durante su comparecencia de este lunes en el Camp Nou. En vídeo, Laporta admite la "dramática" situación económica que vive el FC Barcelona. FOTO: LLUIS GENE (AFP) / VÍDEO: ATLAS

El Barcelona enseña su ruina económica. El presidente de la entidad azulgrana, Joan Laporta, desgrana la situación del club después de que la semana pasada la directiva haya recibido el informe final de la due diligence encargada a Deloitte el pasado marzo, cuando se impuso en las elecciones. “La herencia que hemos recibido es nefasta. Muy preocupante”, subrayó este lunes Laporta en una comparecencia de dos horas, en las que apenas recurrió a sus apuntes y en la que respondió al expresidente Josep Maria Bartomeu, que había acusado a la actual junta de “inacción”. A falta de la presentación oficial de los números, programada para septiembre, el abogado catalán reveló que la deuda del Barça está cifrada en 1.350 millones de euros. El patrimonio neto es negativo (451) y las pérdidas del último ejercicio son de 481, cinco veces más que los números rojos de la campaña 2019-2020: 97.

Más información
El expresidente Josep Maria Bartomeu acusa a Joan Laporta de inacción
La interminable guerra del fútbol español

El pasado viernes, Bartomeu envió una carta a Laporta, publicada por la agencia Efe. “Me veo en la obligación de dirigirme a ti con el fin de puntualizar determinadas manifestaciones, aclarar responsabilidades y reclamarte, como presidente, acciones inmediatas contra situaciones que están afectando gravemente, por equívocas y manipuladas, no solo a la imagen del club, sino también de la junta directiva”, expuso el expresidente, que desgranaba su análisis en 10 puntos. La acción de Bartomeu no alteró los tiempos a Laporta. Pero la utilizó a su favor. “Es una carta llena de mentiras, con un esfuerzo por justificar una gestión injustificable”, sostuvo Laporta. El abogado catalán ya tenía previsto comparecer este lunes; sin embargo, la carta de Bartomeu le dio otro impulso: se tomó 28 minutos para responder a los argumentos expuestos por el expresidente en Efe.

“Presentaron un presupuesto con unas hipótesis difíciles de cumplir”, expuso Laporta. Según el plan de la directiva de Bartomeu, el Barça generaría la temporada pasada un millón de beneficios. La anterior directiva calculó la reapertura del estadio en febrero de 2021, más salidas de jugadores y la venta del Barça Corporate (cuatro unidades de negocio: Barça Academy, Barça Innovation Hub, Barça Licensing and Merchandising y Barça Studios). “Venderlo era tapar un agujero en el corto plazo para generar un problema en el largo”, dijo el abogado catalán. El Barça presupuestó ingresos por 828 y gastos de explotación por 796. “Son 1.136 millones de gastos y 655 de ingresos, cuentas que están auditadas y presentadas”, se quejó Laporta.

La due diligence descubrió, también, el pago fraccionado de facturas para regatear los controles internos del club y de la asamblea. “Había 200 proveedores pequeños en marketing e informática para hacer contratos pequeños”, dijo Laporta. Y contó que la anterior junta realizó “pagos desproporcionados a intermediarios” en los fichajes. “Por un jugador que costó 40 millones, se pagaron ocho millones en comisiones”, dijo. Y añadió otro ejemplo: “A otra persona se le pagaban ocho millones por detectar jugadores en Sudamérica”.

Laporta, optimista, tiene una fecha aproximada para el final de la agonía económica azulgrana. “En dos años”, vaticinó el presidente. Y completó: “Sabíamos que la situación era preocupante, pero mis compañeros y yo amamos al Barça y teníamos un plan. Ahora estoy con una moral muy alta y más viendo al equipo ayer —victoria por 4-2 ante la Real el pasado domingo en el Camp Nou—, convencido de que se han tomado las decisiones que se debían tomar”, remarcó. Una de sus primeras decisiones fue refinanciar una parte de la deuda a través de un crédito con Goldman Sachs por 595 millones. Otra, todavía por completar, es la reducción de la masa salarial en 200 millones.

La actitud de Piqué

La salida de Messi favorece a Laporta, también la actitud de Gerard Piqué. El central se rebajó, según un comunicado del club, “significativamente” el sueldo para que pudieran inscribir a Memphis Depay, Èric García y Rey Manaj en LaLiga. “Hay jugadores que en algunos momentos no son solo futbolistas. Gerard ama al Barça por encima de todo y, como ha visto que estamos en una situación comprometida, ha hecho un acto elogiable. Esperamos que otros capitanes actúen en la misma línea”, remarcó. La actitud de Piqué señaló al resto de capitanes: Busquets, Sergi Roberto y Jordi Alba. El lateral se defendió después del duelo ante la Real. “Me fastidia mucho que se dude de mi compromiso. Quiero ayudar”, dijo el lateral. “Estoy esperando la propuesta del club”, explicó Roberto en una entrevista a La Vanguardia. Busquets, por ahora, mantiene silencio.

“Tanto Jordi, como Busquets y Roberto se están portando muy bien. Llegaremos a los acuerdos a los que las dos partes queremos llegar. Harán un acto de servicio al club y en el momento que podamos se lo reconoceremos”, cerró el presidente azulgrana.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS