Rafa Mir, el deseo cumplido de Lopetegui

El Sevilla refuerza su delantera con el nueve de moda del fútbol español, plata en Tokio y competencia para En-Nesyri, De Jong y Munir

Rafa Mir celebra uno de los goles que le hizo a Costa de Marfil en los cuartos de final de los Juegos de Tokio.
Rafa Mir celebra uno de los goles que le hizo a Costa de Marfil en los cuartos de final de los Juegos de Tokio.AMR ABDALLAH DALSH (Reuters)

Hay un aspecto en la política de Monchi, director deportivo del Sevilla, que pasa por complacer al entrenador en alguna de sus peticiones esenciales. Monchi tiene la última palabra, pero a veces le da algún caramelo a sus entrenadores. Por ejemplo, el técnico del Sevilla, Julen Lopetegui, ha visto cómo el club vendió a un futbolista, Bryan Gil, de una enorme proyección. Lopetegui tenía muchas ganas de trabajar con Gil, pero se mostró comprensivo. “Quería tener a Bryan Gil, pero entendemos perfectamente las necesidades del club, que están por delante de lo que piense el entrenador”, afirmó de manera pública Lopetegui cuando se le preguntó por el extremo, traspasado a Tottenham por 25 millones de euros y Lamela. Monchi tomó nota de esa respuesta.

Poco antes de iniciarse la Liga, el ejecutivo entró en erupción fichando a Montiel y Augustinsson para doblar unos laterales huérfanos de recambios a Navas y Acuña. El paso siguiente ha sido cerrar la contratación del perfil de un delantero por el que Lopetegui suspiraba. Un nueve a la antigua usanza que sepa jugar el balón de espaldas y que también ofrezca fútbol directo y remate gracias a un buen juego aéreo. Y las circunstancias del mercado han puesto en el camino del Sevilla el fichaje de Rafa Mir, delantero de moda de 24 años que acaba de ganar la plata olímpica con España en Tokio, siendo además el máximo goleador del equipo con tres tantos, junto a Oyarzabal. El club andaluz paga 16 millones de euros al Wolverhampton y le hace un contrato a Mir por los próximos seis años (hasta 2027). Lucirá el dorsal número 12, el que llevara en su tiempo, Kanouté, leyenda del club andaluz.

A Monchi le gustó el mensaje del entrenador, que ha ganado la Liga Europa en 2020 y ha clasificado al Sevilla por dos veces seguidas para la Liga de Campeones con unos números excelentes. Lo ha recompensado con Mir en cuanto ha podido. A Lopetegui le encanta jugar con un nueve clásico y disponer de alternativas en la delantera. La explosión de En-Nesyri (24 goles la pasada temporada) no impidió que algunas veces fuera suplente en beneficio de De Jong, un atacante con unas características más parecidas a las de Mir. Ahora, con la llegada del murciano, al holandés se le da por amortizado y se espera una oferta para traspasarlo. Nadie tiene el puesto seguro en la delantera del Sevilla, compuesta por En-Nesyri, Mir, De Jong y Munir. En-Nesyri, además, se marchará durante el mes de enero para disputar la Copa de África con la selección de Marruecos.

Interés por Joselu

En la hoja de ruta de Monchi se encontraba Joselu. El delantero del Alavés (marcó en la primera jornada ante el Madrid) es un futbolista muy del gusto de Lopetegui. “Hubo interés al inicio del mercado, pero en cuanto el Alavés nos dio su valoración económica nos retiramos”, aclaró Monchi con respecto al punta del equipo vasco. El Sevilla no estaba dispuesto a pagar más de seis millones por un futbolista de 31 años que acaba contrato en 2022. Rafa Mir es otra cosa. Por eso no ha dudado en poner sobre la mesa esos 16 millones para convencer al Wolverhampton, que no tiene más remedio que venderlo teniendo en cuenta que acaba contrato en 2022. Además, Mir tiene 24 años y puede revalorizarse. Por si existiera alguna duda más, el Sevilla tiene buena relación con Jorge Mendes, agente del futbolista e intermediario en multitud de operaciones con el conjunto inglés, con el que realiza continuos negocios convirtiendo al equipo de los Wolves casi en una sucursal portuguesa de la Premier.

Conjuntos como el Valencia y el Atlético de Madrid se interesaron por Mir. Ahora el equipo de Simeone parece haber puesto sus miras en Vlahovic, de la Fiorentina. La oportunidad le surgió a Monchi, que no la dejó escapar.

El curso pasado, en el Huesca, Mir jugó 39 partidos y anotó 16 goles. Natural de Cartagena, se formó de muy pequeño en el fútbol sala para luego dar el salto a la cantera del Barcelona. No aguantó en La Masía y, siendo infantil, volvió a Murcia, para ingresar en la categoría de cadete en el Valencia. En el juvenil del Valencia se salió hasta el punto de que debutó en el primer equipo jugando partidos de Champions y de la Liga. En 2017 no renovó con el Valencia y se marchó a los Wolves desestimando una oferta del Madrid para enrolarlo en el Castilla. No se encontró en Inglaterra. Ha estado cedido en Las Palmas, Nottinghan Forest y Huesca. Con el equipo maño logró el ascenso a Primera en 2020 (18 partidos y 9 goles), para bajar de nuevo en la pasada campaña a pesar de sus 13 goles en La Liga. Mir ha sido internacional sub 21 en 10 ocasiones y ha disputado seis partidos en los Juegos de Tokio (tres goles).

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS