liga santander

El Mallorca silencia al Espanyol

En el duelo de dos equipos recién ascendidos, el conjunto balear domina al equipo blanquiazul y se impone gracias al gol de Dani Rodríguez

Kubo ante Didac, en el Mallorca-Espanyol.
Kubo ante Didac, en el Mallorca-Espanyol.Atienza (EFE)

El Mallorca silenció al Espanyol. En un duelo de dos proyectos consolidados después de su éxito en Segunda, el conjunto balear se vengó del Espanyol. Tras una disputada lucha por el título, el conjunto blanquiazul se coronó campeón de la categoría de plata la pasada campaña; pero ayer en Son Moix el equipo de Luis García no le dejó decir ni pío al Espanyol. El Mallorca fue un equipo compacto y peleón, oportuno en ataque y activo en defensa. Una zaga imposible de penetrar por el equipo de Vicente Moreno, que ya suma tres jornadas sin marcar a la espera de que despierte Raúl de Tomás y se active Loren.

MLLMallorca
Mallorca
1
Manolo Reina, Pablo Maffeo, Brian, Valjent, Russo (Sedlar, min. 45), Dani, Take Kubo (Battaglia, min. 85), Salva Sevilla (Ruiz de Galarreta, min. 67), Jordi Mboula (Amath, min. 60), Iddrisu Baba y Fernando Niño (Abdón Prats, min. 85)
ESP Espanyol
0
Espanyol
Diego López, Óscar Gil (Vadillo, min. 85), Sergi Gómez, Dídac, Cabrera, Javi Puado (Aleix Vidal, min. 74), Embarba (Melamed, min. 54), David López (Manu Morlanes, min. 54), Darder, Dimata (Loren Morón, min. 74) y De Tomás
Goles 1-0 min. 26: Dani.
Árbitro Isidro Díaz de Mera Escuderos
Tarjetas amarillas Fernando Niño (min. 18), Cabrera (min. 30), Take Kubo (min. 36), Manu Morlanes (min. 55), Brian (min. 69), Sedlar (min. 79) y Vadillo (min. 97)
Tarjetas rojas Sergi Gómez (min. 93)

El Mallorca, de entrada, enseñó que es un equipo seguro, motivado después de su última victoria en Mendizorroza. Dominaba el balón y merodeaba la portería de Diego López, que comparecía una y otra vez, mientras Reina parecía un espectador. El portero del cuadro balear tuvo poco trabajo, como en un fuerte disparo de Darder que RDT se quedó con ganas de pescar el rebote.

La desconfianza del cuadro blanquiazul en ataque contrastaba con su seguridad en la zaga. No tardó el equipo de Luis García, sin embargo, en encontrarle los puntos débiles al 4-4-2 de Vicente Moreno: balones cruzados a la espalda de los laterales mientras Kubo se adueñaba del callejón del 10.

La resistencia de Diego López contrastó con la pasividad de Sergi Gómez (expulsado en el descuento). El central blanquiazul despejó mal el balón que le quedó servido a Dani Rodríguez para que celebrara el 1-0. Peleaba el Espanyol. No era suficiente. Desconectados Puado y Embarba en las bandas, se aislaron De Tomás y Dimata. Nada cambió después del paso por los vestuarios. A Moreno no le quedó más remedio que agitar el once. Morlanes mejoró la circulación del balón y Melamed le dio profundidad. Le duró poco. No hubo manera de enchufar a RDT ni de encontrar a Loren.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS