Ancelotti: “Hay que presionar más porque tenemos defensas rápidos”

El entrenador italiano vuelve a reclamar “mayor intensidad” tras un partido que deja la titularidad de Vinicius por delante de Hazard

Soccer Football - LaLiga - Real Betis v Real Madrid - Estadio Benito Villamarin, Seville, Spain - August 28, 2021  Real Madrid coach Carlo Ancelotti during the match REUTERS/Marcelo Del Pozo
Soccer Football - LaLiga - Real Betis v Real Madrid - Estadio Benito Villamarin, Seville, Spain - August 28, 2021 Real Madrid coach Carlo Ancelotti during the match REUTERS/Marcelo Del PozoMARCELO DEL POZO (Reuters)

El fútbol se marcha al parón de selecciones y ya no volverá hasta dentro de dos semanas. Una eternidad, que diría Leonardo, el director deportivo del PSG. Para entonces, el Madrid puede ser otro, haber entrado en otra galaxia, o no. Mientras, en el mundo de las realidades de este inicio liguero, lo que deja el equipo blanco es el momento feliz de Vinicius, titular en el Villamarín por delante de Hazard, y un Carlo Ancelotti rumiando la falta de intensidad atrás. Las dos quedaron reflejadas en la sesión nocturna de Heliópolis.

BETBetis
Betis
0
Rui Silva, Juan Miranda, Montoya, Pezzella, Víctor Ruiz, Aitor Ruibal (Tello, min. 69), Guardado (Camarasa, min. 69), Guido Rodríguez, Nabil Fekir, Canales (Joaquín, min. 81) y Juanmi (Borja Iglesias, min. 76)
RMA Real Madrid
1
Real Madrid
Courtois, Carvajal, Alaba, Miguel Gutierrez (Rodrygo, min. 82), Eder Militao, Casemiro, Isco (Lucas Vázquez, min. 65), Federico Valverde, Vinicius Junior (Hazard, min. 77), Benzema y Bale (Marco Asensio, min. 65)
Goles 0-1 min. 60: Carvajal.
Árbitro Alejandro José Hernández Hernández
Tarjetas amarillas Nabil Fekir (min. 22), Pezzella (min. 42), Miguel Gutierrez (min. 42), Canales (min. 43), Aitor Ruibal (min. 45), Montoya (min. 58), Hazard (min. 79) y Casemiro (min. 90)

De entrada, el extremo brasileño le ganó una batalla a su ilustre competidor. Su impactante actuación contra el Levante le aupó al once en perjuicio del belga, relegado ante el remolino goleador de Vinicius y lastrado por ese aire de melancolía que él no termina de sacudirse, todavía en proceso de reconstrucción mental después de tantas calamidades físicas. En la previa ya reconoció Ancelotti que la racha del joven extremo le estaba haciendo pensar en un cambio. El campo será el juez, había advertido en más de una ocasión el técnico italiano como normal general. Y en Sevilla sentenció a favor de Vini.

Alentado por el refrendo del jefe, el de Río de Janeiro no tardó en hacerse presente. A los cinco minutos, se afanó en rebañar una pelota, buscó la asociación con Benzema, ganó la línea de fondo y, cuando el francés se vio de frente a la portería dentro del área en una posición muy franca, ajustó tanto que se le marchó por un palmo.

El Madrid había encontrado pronto a Vinicius, que acabó el choque con su mejor registro regateador en Liga (14 intentados y siete completados), pero no le ocurrió lo mismo con el centro del campo. Por segundo partido consecutivo, compareció sin Kroos ni Modric, su escuadra y cartabón, y la vida sin ellos suele resultar más complicada. El recurso volvieron a ser Isco y Valverde, sin embargo, al malagueño le costó en la primera parte hilar el juego y el centro del campo sufrió el ímpetu y la energía del Betis. Había más huellas de Canales, Guardado, Guido Rodríguez, y de la agitación de Fekir que del bando visitante, donde las apariciones eran más episódicas. A los blancos les faltaba mando y ligazón. El inicio con esa ocasión entre Vinicius y Benzema se había difuminado.

El análisis de Carlo Ancelotti volvió a apuntar en la misma dirección que en el Ciutat de València hace una semana. “En la primera mitad nos faltó intensidad y presión. Puede pasar que con el balón no estemos tan finos, pero sin la pelota podemos hacer más. En la segunda hemos mejorado. Hay que presionar más porque tenemos defensas rápidos. Alaba es capaz de mantener la línea alta. Lo debemos trabajar”, subrayó el técnico italiano, que añadió que su posición preferida para el austriaco es la de central.

Portería a cero

El despliegue de los suyos de atrás a adelante monopoliza su mensaje en este comienzo de campeonato, aunque, al menos de Sevilla, se llevó un triunfo sin daños en su puerta. “El juego no ha sido espectacular, pero, al menos, la portería ha terminado a cero. Era lo que queríamos”, añadió el entrenador blanco. Una idea en la que coincidió el goleador Carvajal. “Veníamos de dos partidos metiendo muchos goles, pero también encajando. Hoy la tarea era más bien defensiva, y así ha sido. En un zarpazo, hemos metido”, valoró el lateral derecho. “Si hablamos de intensidad, tenemos que seguir el ejemplo de Carvajal”, le felicitó Ancelotti.

Al Madrid todavía le cuesta firmar un partido completo. De más a menos. O de menos a más. Este sábado le ocurrió lo segundo. El paso por el vestuario revitalizó a los merengues, que se mostraron en la segunda mitad con mucho más cuerpo ante un Betis menguante. La mejoría fue colectiva, y ahí también siguió pedaleando Vinicius. Con finura y sudor.

Primero dejó un regate sensacional con la espuela para deshacerse en un palmo de Ruibal y Montoya. Y luego persiguió al límite un balón que se perdía por la línea de fondo y él rescató in extremis para entregárselo a Benzema. Este centró y Carvajal, otro que se autocalificó como “defensa pesimista” (así llamó Ancelotti a Nacho), empalmó una buena volea a la red. Con el tanto en el zurrón, otro de la factoría de los outsiders, el Madrid metió el duelo en la tercera fase, la contemporización. Fue entonces el momento de Hazard, que sustituyó a Vinicius, y de la clásica parada de Courtois, que sobre la campana evitó el disgusto de los suyos.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS