La nadadora Michelle Alonso repite oro y récord mundial

La ahora triple campeona paralímpica tinerfeña ha conseguido la primera medalla de oro en el Centro Acuático en estos Juegos

Michelle Alonso celebra su oro y su récord del mundo en los 100 braza SB14 de los Juegos Paralímpicos de Tokio.
Michelle Alonso celebra su oro y su récord del mundo en los 100 braza SB14 de los Juegos Paralímpicos de Tokio.Jaime de Diego (Europa Press)

La nadadora tinerfeña Michelle Alonso continúa siendo la gran reina paralímpica de los 100 metros braza de la clase SB14 después de conquistar este domingo su tercera medalla consecutiva en los Juegos Paralímpicos de Tokio, con nuevo récord del mundo añadido. La abanderada española, deportista con discapacidad intelectual, alargó su dominio en esta prueba, y lo hizo con la misma tremenda autoridad que en Londres 2012, donde debutó, y en Río de Janeiro. Y de paso, rompió la sequía de la natación española en el Centro Acuático de la capital japonesa con el primer metal dorado y séptimo en total; quinto oro y décimo-octavo en general.

La pupila de José Luis Guadalupe, de 27 años, no tuvo freno y ya avisó de sus intenciones en las series clasificatorias, donde marcó el mejor tiempo, un 1:13.35 que hacía presagiar buenas noticias, a la espera de saber lo que se podrían haber reservado sus rivales, sobre todo la británica Louise Fiddes, o que esa alergia que tiene al cloro y que tanto le incomoda le impidiese rendir. Pero una vez más, “La Sirenita” estuvo solvente y autoritaria en su prueba predilecta y ya dejó claro desde el salto al agua que bajarla del trono no iba a estar al alcance de nadie.

Dominó con buen ritmo y marcó distancias muy rápidamente para enfilar hacia el oro. Ya al paso de los 50 primeros metros, la nadadora tinerfeña (33.65) aventajaba en dos segundos a una Fiddes obligada a firmar una remontada tras el giro. Alonso no aflojó y continuó aumentando su ventaja hasta tocar la pared para mantener su reinado y volver a marcar el récord del mundo que tenía en su poder desde 2017 con nuevo crono de 1:12.02, más de cuatro segundos más rápido que cuando se colgó su primer oro en Londres (1:16.85), también entonces el primero de la natación, y más de medio segundo de su anterior plusmarca (1:12.61), de 2016.

“Voy a ser sincera, no me esperaba conseguir la medalla de oro, yo pensaba en la plata, no sabía cómo estaban mis rivales, sobre todo las inglesas, y encima he conseguido récord del mundo, que no me lo esperaba para nada. Esto es un sueño, todavía estoy en la cama y me tengo que despertar”, dijo la nadadora tinerfeña al terminar la carrera.

Preguntada por sus próximos retos, Michelle Alonso pidió una pausa. “Tengo 27 años pero ya se nota la edad. Llevo 20 años nadando, y no sé dónde voy a llegar. Ahora mismo estoy sufriendo con la alergia al cloro y cada año tengo más lesiones, así que no sé dónde voy a llegar. No sé si habrá más techo pero daré todo lo posible. No sé si estaré en París 2024, primero voy a descansar, quiero coger vacaciones, ha sido un año con mucho lío. Quiero relajarme y ya pensaremos en París”, apuntó.

Por otro lado, en la otra final del domingo con presencia española, el jiennense Miguel Ángel Martínez Tajuelo terminó en la octava posición en los 50 metros espalda la clase S3 con un crono de 54.57. Aun así ha sido un fin de semana productivo para el medallero español, que ayer sumó seis medallas: tres oros, Susana Rodríguez y Sara Loehr en triatlón, Kim Lóez en lanzamiento de peso, y Yassine Ouhdadi en los 5000m; una plata de Héctor Catalá y Gustavo Rodríguez, en triatlón masculino; y dos bronces, de Alejandro Sánchez en triatlón y del equipo de ciclismo (Ten, Jaramillo y Cabello). En la tabla general España se ubica en el 11º puesto, con 6 oros y 18 medallas en total.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS