La cautelosa renovación de Deschamps

El entrenador francés deja fuera de su última convocatoria a nueve jugadores que estuvieron en la Eurocopa

Olivier Giroud y Kylian Mbappé durante un partido de la selección francesa el año pasado.
Olivier Giroud y Kylian Mbappé durante un partido de la selección francesa el año pasado.BENOIT TESSIER (Reuters)

Tras la debacle de la última Eurocopa, Didier Deschamps, seleccionador de Francia, ha comenzado una tranquila renovación. Entre los 23 convocados para los encuentros de clasificación del Mundial 2022 no se encuentran nueve de los jugadores que integraron el equipo que cayó eliminado por penaltis ante Suiza en el torneo europeo y que han sido fijos en las convocatorias de la selección campeona del mundo en los últimos años. Entre otros, Didier Deschamps ha dejado por fuera a la pareja de centrales del Barcelona, Samuel Umtiti y Clement Lenglet, al mediocampista Adrien Rabiot y, por primera vez en una década -sin contar cuando ha estado lesionado-, al delantero del AC Milan Olivier Giroud, segundo máximo anotador de la selección.

Como siempre, Deschamps prioriza la armonía, talón de Aquiles en varias generaciones de combinados franceses. Sin embargo, con el mercado de fichajes programado para cerrarse apenas horas antes del primer encuentro de Francia (contra Bosnia-Herzegovina, este miércoles a las 20.45) el entrenador temía cierta disrupción en los primeros días de concentración en Clairefontaine, donde llegó este martes Kylian Mbappé, el hombre del que más se ha hablado la última semana y que finalmente no se marchará al Real Madrid.

Con Mbappé teóricamente más centrado de lo que esperaba el entrenador tras su frustrada salida del PSG, Deschamps intenta reconstruir el equipo y cultivar un buen ambiente. Francia lidera su grupo en las eliminatorias para el Mundial de Qatar y en estos días se enfrentará a Bosnia-Herzegovina, Ucrania y Finlandia, así que el técnico ha aprovechado la ocasión para llamar por primera vez al lateral Theo Hernández (AC Milan); a los mediocampistas Aurelien Tchouameni (Mónaco) y Jordan Veretout (Roma), ambos en buena forma con sus equipos; y al extremo Moussa Diaby (Bayer Leverkusen).

La ausencia más polémica es la de Olivier Giroud que, a pesar de haber tenido sus detractores tanto en Francia como en la Premier, donde destacó con el Arsenal y el Chelsea, siempre ha rendido con la selección y está apenas a cinco goles del récord de goles de Thierry Henry (51). El entrenador ha preferido incluir en la lista al futbolista del Manchester United Anthony Martial, que no figuró en la plantilla para la Eurocopa, pero asegura que la puerta para Giroud tampoco está cerrada permanentemente, especialmente si acumula minutos en Italia tras su traspaso este verano al Milan.

Menos contenciosa es la omisión de Adrien Rabiot, uno de los chivos expiatorios tras la eliminación en la Eurocopa. En verano fue un jugador comodín, pues jugó de lateral izquierdo por necesidad tras una serie de lesiones en la plantilla, pero el volante de la Juventus no estuvo a la altura en ese puesto desconocido. Tampoco sorprenden las ausencias de Umtiti y Lenglet. En una zona del campo en las que las opciones son numerosas -Joules Koundé, Dayot Upamecano y Kurt Zouma son los otros centrales de les blues en esta ocasión- la pareja del Barcelona es prescindible. Especialmente cuando el primero ha sido marginado públicamente por Koeman y tiene los minutos de juego contados y el segundo lleva meses con un rendimiento bajo.

En todo caso, la columna vertebral del equipo, conformada por jugadores estrella como Varane, Kimpembe, Kanté, Pogba, Mbappé y Benzema, se mantiene a pesar de la decepción del verano. Cuando se cuenta con algunos de los mejores jugadores del mundo, cualquier renovación es cautelosa.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS