Tropezón de Italia ante Bulgaria

La campeona europea empata en casa, mientras que Inglaterra pasa por encima de Hungría y Bélgica de Estonia. Alemania cumple en Liechtenstein

Chiesa tras fallar una ocasión durante el partido en Florencia contra Bulgaria.
Chiesa tras fallar una ocasión durante el partido en Florencia contra Bulgaria.DPA vía Europa Press (Europa Press)

Apenas 53 días después de su triunfo en Wembley, la campeona de Europa tropezó en la clasificación para el Mundial. Lo hizo como local, en Florencia, y ante una selección que hace mucho tiempo que dejó atrás sus mejores días. Bulgaria, que no ha ganado ningún partido y a la que nadie espera en la pelea por una plaza en Qatar le hizo pasar un mal trago a Italia.

Empató (1-1) el equipo que dirige Roberto Mancini, que apenas introdujo dos cambios en el once que abrió la final de la pasada Eurocopa, ambos en la zaga. Entraron Florenzi y Acerbi por Di Lorenzo y Chiellini. Un gol de Chiesa, al cuarto de hora, pareció aclarar el panorama para los campeones, pero antes del descanso un tanto de Iliev, un futbolista que juega en el Ascoli de la Serie B italiana, llevó al marcador una paridad que el abrumador dominio local (casi el 80% de la posesión) no pudo romper.

Más información
España se mete en un buen lío
France's forward Antoine Griezmann (C) reacts as he scores a goal during the FIFA World Cup Qatar 2022 qualification Group D football match between France and Bosnia-Herzegovina, at the Meineau stadium in Strasbourg, eastern France, on September 1, 2021. (Photo by FRANCK FIFE / AFP)
Francia tropieza en la resaca del mercado

El tropiezo importuna a los italianos, que habían ganado sus tres partidos anteriores y ahora tienen que trasladarse a Basilea para retar el domingo a Suiza, que sólo ha jugado dos partidos y los ha ganado.

El rival de los italianos en aquella final en Wembley, Inglaterra, ganó con solvencia en una visita que se presumía complicada a Budapest. Southgate dio un paso adelante respecto a lo acostumbrado, conformó una zaga con cuatro hombres y dejó espacio para un trío de mediapuntas por detrás de Harry Kane, el fino ariete del Tottenham. Sterling, Mount y Grealish se juntaron e Inglaterra llevó el peso del partido, sin excesivo colmillo, pero con el carácter suficiente para hacerse valer ante un rival coriáceo y en un escenario volcánico porque el Puskas Arena de Budapest estuvo hasta la bandera, como en la pasada Eurocopa.

Sterling marcó al inicio de la segunda parte tras recuperación de Declan Rice y después de que Grealish y Mount conectasen. Posteriormente, en otra transición rápida en la que también estuvo involucrado Mount, fue Harry Kane quien sentenció con un testarazo en plancha porque Hungría se desplomó. Maguire marcó de cabeza a la salida de un saque de esquina y con más de veinte minutos por delante convirtió el duelo en un trámite que rubricó Rice sobre la hora (0-4).

Caparrós, invicto

Otra de las grandes del continente sufrió un apretón en el pequeño principado de Liechtenstein. Allí, durante los primeros 40 minutos de partido Alemania apenas tiró a gol un par de veces. Pero marcó Timo Werner y alivió el estreno de Hans-Dieter Flick, que ha renovado el equipo y tampoco pudo disponer de Neuer y Müller, lesionados. No pasó apuros Alemania, pero no resolvió (0-2) hasta que a un cuarto de hora del final llegó un tanto de Sané tras pase de Goretzka. A los germanos les duele el tropiezo de la jornada anterior, cuando perdieron en casa frente a Macedonia del Norte, y van a rebufo en un grupo que lidera Armenia, que entrenada por Joaquín Caparrós no conoce la derrota y sacó un valioso empate sin goles (0-0) en su visita al feudo balcánico.

Bélgica, dirigida por el catalán Roberto Martínez, se llevó un pequeño susto en su visita a Tallin, donde Estonia se adelantó con un gol en el primer minuto del partido. A la media hora ya había remontado con tantos de Vanaken y Lukaku, el flamante cañonero del Chelsea, autor de un doblete esta vez. Luego goleó sin mayores problemas a un rival muy débil (2-5) que no pudo frenar el potencial creativo del madridista Hazard, titular y determinante. Decepcionante en el Madrid, el atacante sí ofrece brillos con su selección y se fue satisfecho a la caseta después de 74 minutos sobre el césped. Se trata de la tercera victoria en cuatro partidos para la selección de Martínez, que el domingo recibirá a República Checa en un duelo clave por el primer puesto en un grupo en el que Gales debe remontar tras caer en Bruselas el pasado mes de marzo.


Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS