Clasificación Mundial Europa - primera_ronda_grupos - jornada 6Así fue
Kosovo
Kosovo
0 2
Finalizado
España
España
Fornals 31'Ferrán Torres 87'

España resopla en Kosovo

La selección, con muchas concesiones defensivas, sufre para lograr una victoria vital. La derrota de Suecia en Grecia allana el camino mundialista de la Roja

Pablo Fornals, en la acción del primer gol de España.
Pablo Fornals, en la acción del primer gol de España.Visar Kryeziu (AP)

El fútbol le hizo un guiño a España, que salió resoplando del estadio Fadil Vokrri de Pristina. Ganó la Roja, pero protagonizó un partido que retrató esa debilidad defensiva que enseña partido a partido. El resultado castigó a Kosovo, que hizo méritos para como mínimo sacar un empate. No arañó la selección local un mejor resultado por su falta de puntería y porque Unai Simón tuvo que volver a ejercer de portero milagrero en el tramo final con una parada prodigiosa.

Kosovo
Kosovo
0
Arijanet Muric, Betim Fazliji, Mergim Vojvoda, Hadergjonaj, Rrahmani, Zymer Bytyqi, Elbasan Rashani, Ibrahim Dresevic, Florian Loshaj, Vedat Muriqi y Rashica
ESP España
2
España
Unai Simón, Reguilón (Albiol, min. 85), Laporte, Marcos Llorente (Merino, min. 85), Íñigo Martínez, Carlos Soler (Azpilicueta, min. 57), Koke, Busquets, Fornals (Adama Traoré, min. 58), Ferrán Torres y Morata (Sarabia, min. 71)
Goles 0-1 min. 31: Fornals. 0-2 min. 87: Ferrán Torres.

La suerte de España se expandió hasta Atenas, donde Grecia superó a Suecia (2-1). El traspié de la selección escandinava fue otro regalo que permite a esta inconsistente selección de Luis Enrique depender de sí misma para terminar primera de grupo y obtener el billete directo al Mundial de Qatar. Ahora España manda en el grupo con 13 puntos y +8 en la diferencia de goles, por los nueve puntos y +4 de Suecia, que ha jugado dos partidos menos. Si la Roja gana los dos encuentros que le restan, ante Grecia como visitante y contra Suecia en casa, habrá evitado la repesca que tanto se teme por el nuevo formato que obliga a superar dos eliminatorias a partido único. La mala noticia para la selección es que los griegos también dependen de ellos y España los visita el próximo 11 de noviembre. Mucho debe mejorar Luis Enrique el sistema defensivo, que en esta ventana de tres partidos ha sido rajado con una facilidad sonrojante.

Se empieza a extender entre los rivales de España la idea de las debilidades del atrevido sistema de Luis Enrique. Hay una creencia ya generalizada de que el equipo vive en el alambre por el osado adelantamiento de la defensa. Tenía claro el seleccionador que las transiciones sin trámite podían desnudar a España. No hay nada que le guste menos a la selección de Luis Enrique que correr para atrás. El principal ejecutor de esos contragolpes meteóricos fue el meta Muric con sus saques, ya fueran con la mano o con el pie. Muriqi y Rashica eran lanzados por su guardameta casi a campo libre. En uno de ellos, al primero, Unai Simón le rebañó la pelota con el guante en un mano a mano que finalmente quedó anulado por fuera de juego. Pero fue un ejemplo palmario de ese andar por el filo de la navaja que persigue a la Roja, sea un rival de entidad o uno del tercer vagón. Lo mismo sucedió con otra fuga defensiva que propició un disparo de Rashica que zumbó cerca del palo derecho de Unai Simón. Los delanteros rápidos se han convertido en una amenaza real para los centrales españoles. Ya jueguen un central diestro y uno zurdo, o dos zocatos como Laporte e Íñigo Martínez. Luis Enrique repitió la fórmula de la Eurocopa que tantas dudas dejó cuando formaron el central del City y Pau Torres.

Más resultado que juego

Más de 20 minutos tardó en ajustar España la presión para cortar ese chorreo que desesperaba al preparador asturiano. El juego con balón era otra cosa. Lento y previsible. Un fútbol pastoso en el que ni los centrocampistas afilaban los pases ni los delanteros agitaban a la defensa de Kosovo. Tampoco había señales del vuelo que tuvieron las bandas ante Georgia. Soler echó de menos al lesionado Gayá y le costó enhebrar jugadas con Reguilón, elegido por las molestias que dejaron a Alba en el banquillo. Llorente también volvió a ver disminuidas sus prestaciones como lateral.

En la única ocasión en la que España pudo ligar tres pases dañinos, pudo abrir la lata. Entre Soler y Morata combinaron para llegar hasta Fornals. La maniobra del extremo fue de nueve de toda la vida. Recibió de espaldas y cerró su giro con un tremendo zurriagazo a media altura. Un lanzamiento de falta de Soler y un cabezazo de Morata fueron lo único que pudo generar la Roja antes del descanso. El resultado estaba por encima del juego desplegado por los españoles, que se fueron camino de los vestuarios resoplando por el zarandeo.

Ni la ventaja en el marcador ni el descanso asentaron a España. Otra vez los balones a la espalda la pusieron al borde del precipicio. Un mal control de Iñigo Martínez le regaló la pelota a Muriqi y todo el camino libre para citarse con Unai Simón. La grada jaleaba la carrera del delantero del Lazio cantando por anticipado un gol que no subió porque el balón terminó por astillar la base del poste. Otro susto morrocotudo. Los sobresaltos a los que fue sometido Unai Simón no son propios de una selección que busca volver a instalarse entre las mejores.

Ante la sangría, Luis Enrique movió fichas dando entrada a Azpilicueta y Adama Traoré por Soler y Fornals. Ni el regreso de Llorente al centro del campo estabilizó a España. Ni una ocasión pudo fabricar la Roja, que vivió hasta el final al borde del infarto. Un mero saque de banda y un cambio de juego eran suficientes para causar pavor. Y en una jugada de ese calado, Bytyqi obligó a Unai a realizar una parada milagrera. El tiro era dañino, duro y abajo. La reacción del meta fue prodigiosa para meter la manopla.

Con el partido aún vivo, Ferran concretó un contragolpe que acabó con el sofocón. El VAR terminó por concederlo y España volvió a resoplar.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS