Inglaterra no da más que Kane

El capitán anota un gol desde 30 metros que neutraliza Polonia en el descuento (1-1) y Flick construye Alemania en torno a Kimmich, mandamás ante Islandia (0-4)

Kane remata el 0-1.
Kane remata el 0-1.CARL RECINE (Reuters)

La sexta jornada de clasificación europea para el Mundial de Catar de 2022 culminó este miércoles con la intervención del presidente de la FIFA, que proclamó que el calendario de partidos ha alcanzado un punto de sobrecarga insalubre. “Hay demasiados partidos sin sentido”, dijo Gianni Infantino en Doha, en donde convocó un congreso para evaluar una modificación de fechas a partir de 2025, con la perspectiva de celebrar la Copa del Mundo cada dos años, circunstancia que, aparentemente, sumaría más partidos en las piernas de los futbolistas.

A falta de determinar qué es irrelevante y qué no, lo más disputado de la jornada fue el partido en la cúspide del Grupo I. Se disputó en Varsovia. Allí se midieron la Polonia de Lewandowski con la Inglaterra de Kane, en un duelo de artillería que dejó un desierto futbolístico en la memoria y se saldó con un empate (1-1) en la prolongación. La igualada fue obra del empeño de Lewandowski, que peleó y centró, y del cabezazo de Szymanski.

Szymanski metió su primer gol como internacional para responder al trallazo de Kane desde 30 metros, una hazaña puntual, personal, aislada. Lastrada por la falta de imaginación de Rice y Phillips, sus volantes, Inglaterra sufrió para avanzar con dos pases seguidos. Kane no necesitó más para meter su gol número 41 con los pross. Superó así a Owen (40) y se instaló entres los cinco goleadores históricos de la selección tras Rooney (53), Charlton (49), Lineker (48) y Greaves (44).

Al margen de la tensión competitiva, resultó curioso el viaje de Alemania al estadio Laugardalsvöllur de Reikiavik para poner a prueba la resistencia de su nuevo proyecto al contacto con un adversario compuesto por una base prácticamente amateur. Fue el tercer partido que dirigió el nuevo seleccionador, Hans-Dieter Flick, tras la salida de Joachim Löw. Se saldó con 0-4, tercera victoria holgada consecutiva tras el 0-2 a Liechtenstein y el 6-0 a Armenia.

Flick alteró el esquema de Löw. Pero el cambio de 4-3-3 a 4-2-3-1 fue apenas un matiz comparado con el estrepitoso movimiento de hombres en el mediocampo. El nuevo seleccionador reemplazó la pareja Kroos-Gündogan por Kimmich-Goretzka en una decisión de aire trascendental. De paso, retiró a Kimmich del lateral derecho al que lo había desplazado Löw para refundar la sociedad que forma en el Bayern con su amigo Goretzka. Entre los dos rindieron grandes beneficios a base de simplicidad. Los siete títulos del año del inicio de la pandemia, obra magna de Flick, se sustentaron en esa fórmula con el añadido imprescindible de Thiago Alcántara. A falta de Thiago, la mezcla perdió eficacia en situaciones apretadas. La misma falta de ideas brillantes que convierten a esta Alemania en un equipo al que —hasta que la pelota no pasa por Gündogan, ahora en la mediapunta— le cuesta deslumbrar.

Alemania tampoco enamoró en Reikiavik aunque nunca le faltaron recursos siderúrgicos para meter, desplazar, centrar y rematar, con Kimmich metido en todas las faenas y cualquiera dispuesto a llegar al gol —anotaron Gnabry, Sané y Rudiger—. La dulce Islandia con sus Pálssons, Jóhannessons, Helgasons y Barnasons tampoco sirvió de piedra de toque. El rodillo de Flick lidera el Grupo J con 15 puntos, cuatro más que Armenia.

Italia sigue en racha

Italia, por su parte, arrasó a Lituania (5-0) en otro partido que Infantino podría clasificar de irrelevante, y profundizó su liderato en el Grupo C con 14 puntos, seis más que Suiza. La campeona de Europa prosigue una racha de 37 encuentros invicta.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS