Duopolio o alternativa desde la Supercopa

Lenovo Tenerife y Valencia Basket buscan romper el dominio de Real Madrid y Barcelona, que se han repartido 26 de los últimos 30 títulos nacionales disputados

Laso y Jasikevicius se saludan antes de un Madrid-Barça de la temporada pasada. ACBPHOTO
Laso y Jasikevicius se saludan antes de un Madrid-Barça de la temporada pasada. ACBPHOTO

Las semifinales de la Supercopa (Barça-Valencia y Tenerife-Real Madrid) inauguran esta tarde en San Cristóbal de la Laguna la temporada de la ACB. El primer título del curso en juego y la primera oportunidad para medir la pujanza de los aspirantes frente al rodillo de los dos grandes del baloncesto español. Tenerife y Valencia buscan romper el dominio incontestable de Madrid y Barça, que se han repartido 26 de los últimos 30 títulos nacionales disputados (17 conquistados por los blancos y nueve por los azulgrana).

MÁS INFORMACIÓN

Un duopolio creciente (13 de 27 títulos acapararon en la década anterior) en el que Madrid y Barça solo han dejado escapar cuatro trofeos: dos Supercopas y dos Ligas, la de 2017, que logró el Valencia ante el Madrid, y la de 2019, que ganó el Baskonia al Barça en la fase final excepcional disputada en La Fonteta. Abordajes episódicos alejados de la alternativa real que supuso en su día el Baskonia (con 11 títulos ganados entre 2002 y 2010 —las mismas conquista que el Barça en ese tramo y nueve más que un Madrid de capa caída). “Si los otros equipos siguen creciendo y empujando y, a pesar de ello, Madrid y Barça acaban jugando las finales, algo estaremos haciendo bien. Es difícil mantener siempre el nivel. Valoro mucho a Madrid y Barça”, analizó Laso.

“Tenemos una plantilla de Euroliga y hay que jugarles de tú a tú”, apuntó el valencianista Víctor Claver en vísperas de medirse a su exequipo. “El club es ambicioso, tenemos un gran proyecto y vamos a ir con todo a por el Barça”, sumó Van Rossom (descontando las importantes bajas de Dimitrijevic, López-Arostegui, Rivero y Labeyrie, en la renovada apuesta con Joan Peñarroya al frente). “No somos ni Madrid ni Barça. Habrá que seguir trabajando duro para competir con ellos. Nuestra liga no es la de ganar títulos, pero lo intentaremos”, explicó Marcelinho Huertas, midiendo la ambición del Tenerife, pujante anfitrión de la Supercopa.

Y, mientras los aspirantes velan armas, los dos grandes se presentan aún puliendo sus nuevos proyectos. El Barça con un retoque de plantilla condicionado por la maltrecha economía del club —”Hemos buscado equilibrar y rejuvenecer un poco el equipo. Teníamos que recortar presupuesto y por eso arriesgamos con solo 13 fichas”, detalla Jasikevicius—. El Madrid con una reconstrucción obligada tras la descapitalización de los últimos cursos —”El tiempo pasa y los equipos deben evolucionar. Venimos de dos años difíciles por salidas de jugadores muy importantes [Doncic, Campazzo, Deck] y por lesiones de larga duración de piezas clave [Randolph]. Era obligatorio que rearmáramos la plantilla”, desarrolló Laso—.

Pau y Carroll, incógnitas por resolver

Cuatro fichajes por bando: Heurtel, Williams-Goss, Hanga y Yabusele, en el Madrid; y Laprovittola, Jokubaitis, Hayes y Sanli, en el Barça. Tres intercambios de camiseta, de los 17 que ha habido en 40 años, concentrados en el mismo verano. El Madrid fichó en diferido a Heurtel para reforzar la desguarnecida dirección del equipo que no supo liderar Laprovittola tras la marcha de Campazzo a la NBA en noviembre. El Barça reclutó a Laprovittola para buscarle complemento a Calathes, gobernador de la pizarra de Jasikevicius, en la que no encontró hueco Heurtel. Laso y Jasikevicius, dos bases intercambiándose a sus directores de juego. Movimientos estratégicos y también dudas ilustres por resolver.

El Barça con Pau Gasol y el Madrid con Jaycee Carroll. Ninguno ha resuelto el dilema entre la continuidad o la retirada definitiva. Los dos se han ganado el margen para decidir incluso fuera de plazo. “Estoy centrado en trabajar con lo que tengo y no pienso en Pau ahora mismo. Si aparece más tarde, tendremos que valorarlo”, explicó Jasikevicius. “Está en Estados Unidos y, a día de hoy, no contamos con él. No está aquí y no tiene contrato. El esfuerzo del equipo debe suplir su falta”, señaló Laso, sin noticias de Carroll a la propuesta de renovación por un año que le hizo el club. En el Palau también está por resolver el conflicto abierto con Nikola Mirotic, que no ha aceptado la propuesta de rebaja salarial que le ha hecho el club.

Incógnitas de una temporada que pretende ser más dinámica. La ACB anunció ayer una reducción del número máximo de tiempos muertos por partido, que pasan de 15 a 10, para “evitar parones innecesarios” y agilizar el ritmo de los encuentros y las retransmisiones televisivas. La norma comienza a aplicarse en la Supercopa.

Cruces y horarios de la Supercopa
Cruces y horarios de la Supercopa

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción