El Espanyol despierta ante el Alavés

En un duelo competido e intenso, por momentos divertido, el conjunto blanquiazul suma su primer triunfo de la temporada gracias al gol de penalti de Raúl de Tomás

Raúl de Tomás marca, de penalti, el gol del Espanyol ante el Alavés.
Raúl de Tomás marca, de penalti, el gol del Espanyol ante el Alavés.ALEJANDRO GARCÍA (EFE)

Les faltaba puntería. También fiereza en la zaga, sobre todo carecían de seguridad. El Espanyol y el Alavés llegaron a Cornellà para romper con la mala racha, más aguda la del cuadro vasco tras sumar tantas derrotas como partidos. Y entre necesitados, salió airoso el que más fe tenía. Y para eso el cuadro blanquiazul cuenta con un inflador de seguridad: Raúl de Tomás. El madrileño cantó de penalti su segundo gol de la temporada y el Espanyol celebra su primera victoria en su regreso a la élite del fútbol español.

ESPEspanyol
Espanyol
1
Diego López, Óscar Gil, Sergi Gómez, Adrià Pedrosa, Cabrera, Embarba, Darder (Óscar Melendo, min. 87), Manu Morlanes (Fran Mérida, min. 65), Keidi (David López, min. 73), Melamed (Wu Lei, min. 65) y De Tomás (Dimata, min. 74)
ALA Alavés
0
Alavés
Pacheco, Rubén Duarte, Laguardia, Tachi (Miguel De La Fuente, min. 85), Martín Aguirregabiria (Matt Miazga, min. 85), Manu Garcia (Toni Moya, min. 85), Mamadou Loum Ndiaye, Luis Rioja, Pina (Facundo Pellistri, min. 71), Joselu y Guidetti (Mamadou, min. 59)
Goles 1-0 min. 53: De Tomás.
Árbitro Mario Melero López
Tarjetas amarillas Rubén Duarte (min. 52), Cabrera (min. 90) y Diego López (min. 95)

Hay pocos delanteros que desfilen por la Liga con la confianza con la que va por la vida Raúl de Tomás. Esta campaña, sin embargo, su situación era paradójica. Al delantero se la atragantaba el gol: una diana en los primeros cinco partidos. Y si no la emboca él, parece que no hay manera que el Espanyol rompa a las defensas rivales. El Alavés no era la excepción. Los blanquiazules tenían el balón, pero la circulación del cuero era lenta y previsible. Es decir, no le servía de nada la posesión. El cuadro vasco se protegía bien, lejos de su portero, Pacheco, solo incomodado cuando aparecía RDT.

El VAR silenció en dos oportunidades al delantero. Y eso fue todo lo que generó el Espanyol en el primer tiempo. En cambio, el Alavés obligó a Diego López a un par de estiradas. El equipo vasco disimulaba su frágil autoestima, a partir de una buena organización y de la agresividad en ataque de Rioja y Manu García por las bandas. Fue entonces cuando reaccionó el Espanyol. Primero apareció la pizarra de Vicente Moreno y después la confianza de RDT. Tras el paso por los vestuarios, el técnico blanquiazul mandó a sus muchachos a morder en el campo del Alavés. Funcionó la nueva estrategia.

El Espanyol insistió hasta provocar el error en la zaga del Alavés. Rubén Duarte desvió con la mano un disparo de Morlanes y RDT, de penalti, puso fin a la sequía de triunfos del Espanyol. El gol blanquiazul rompió el orden del Alavés, que hasta entonces no había necesitado a Pacheco. No aprovechó, sin embargo, los espacios el conjunto de Vicente Moreno. Ni Dimata, ni mucho menos Wu Lei sentenciaron al Alavés, que tiró de ímpetu para acorralar al Espanyol. Sin éxito, en cualquier caso, cuando apuntó a Diego López. En un duelo competido e intenso, por momentos divertido, el Espanyol se despertó a costa de un todavía dormido Alavés.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS