Juan Foyth: “Con Pochettino y Kane aprendí a ser agresivo”

El defensa de Argentina, una de las claves de la solidez del Villarreal en la cobertura, reflexiona sobre su formación antes de medirse a Cristiano en Old Trafford

Foyth le roba un balón a Vinicius el sábado pasado en el Madrid-Villarreal.
Foyth le roba un balón a Vinicius el sábado pasado en el Madrid-Villarreal.GABRIEL BOUYS (AFP)

El rubio pálido con cara de niño que desde la final de la Europa League hasta la última jornada de Liga frenó sucesivamente a Rashford, Carrasco, Gossens y Vinicius contra el United, Atlético, Atalanta y Real Madrid, es una de las claves de la estabilidad del Villarreal. Se llama Juan Foyth (La Plata, Argentina, 1998) y se pone al teléfono con voz de buen estudiante para hablar de este periodo transformador en su carrera. Este miércoles por la noche se medirá a Cristiano Ronaldo en Old Trafford (21:00 horas, Movistar), ante un Manchester que perdió el primer partido del grupo y necesita urgentemente sumar puntos en Champions.

Pregunta. ¿Cómo llega el Villarreal al partido después de seis empates en ocho partidos esta temporada?

Respuesta. Muy firme defensivamente. La vuelta de Parejo ha sido importante porque maneja muy bien los ritmos. Teníamos la pelota pero nos costaba más crear situaciones, y cuando las creábamos no teníamos la suerte de convertir. Estamos trabajando en generar más ocasiones y mejorar en la eficacia.

P. ¿Cuáles son los goleadores más expertos que marcó?

R. Jugué contra Lewandowski, Messi, y contra Cristiano en una pretemporada, cuando él estaba en la Juventus. Contra ese tipo de jugadores, y más en un campo como Old Trafford, las palabras sobran. Evidentemente, te pueden sorprender en cualquier momento. Pero tendremos que hacer un trabajo de conjunto porque el United es un equipo muy completo. Cada jugador tendrá que estar concentrado al 100% para ser agresivos e intentar ganar duelos individuales, porque habrá muchos.

Contra Cristiano sobran las palabras. Será un partido con muchos duelos

P. ¿Cuál es el origen de su apellido, Foyth?

R. Es polaco. Era Fojt, pero cuando mis abuelos llegaron a la Argentina, en el Registro Civil apuntaron cualquier cosa.

P. ¿Por qué se hizo futbolista?

R. Mi primer recuerdo son las noches de la Copa Libertadores en casa de mi abuelo, que era hincha de Boca. Perdimos la final de la Intercontinental contra el Milan. Me gustaba Riquelme y mi central favorito era el Flaco Schiavi. Veía la tele y me parecía increíble. Decía: ‘Yo quiero salir por la tele jugando al fútbol’.

P. ¿Los profesionales necesitan sentirse observados?

R. Es lindo jugar con tu público y también de visitante cuando te llueven las puteadas, aunque te escupan como en Argentina. Es parte del folclore. Recuerdo mucho uno de mis primeros partidos en Primera, en la cancha de Newell’s, donde nos recibieron con bengalas negras.

P. ¿Sentía la marca de niño?

R. Empecé jugando de enganche o de interior derecha, pero siempre me gustó defender, por los duelos, por la marca. Sabía que por la altura de mi familia iba a medir más de 1,85 y terminaría jugando de central. Cuando me dijeron que iba a jugar ahí lo asimilé rápido.

P. Llegó al Tottenham con 19 años. ¿Qué aprendió?

R. Gracias a Pochettino y a sus ayudantes mejoré muchísimo como defensor, me volví más agresivo, adquirí cosas que ahora me están sirviendo para ser más férreo. Y aprendí que en el fútbol todo cambia muy rápido. Que un día estás arriba y las cosas te salen muy bien, y otro estás sin jugar y tienes que fortalecerte y rodearte de buena gente que te acompañe. A mi me acompañó mi mujer.

P. ¿Qué es la agresividad?

R. Se entrena día a día. Físicamente en el Tottenham mejoré mucho. Aprendí de compañeros como Vertonghen o Alderweireld, que estaban entre los mejores defensores del mundo, o de Harry Kane, que es uno de los mejores atacantes. Si no vas con agresividad no tienes ninguna posibilidad. Kane parece lento pero es muy potente y si te cruza la pierna es muy difícil sacársela.

Albiol siempre está bien colocado. No recuerdo una vez que lo hayan regateado

P. ¿Qué le enseñó Pochettino?

R. Él siempre quiere tener el control del juego, sea quien sea el rival. Para él ser agresivo no es solamente entrar fuerte a una pelota para robarla, sino mantener la línea alta sabiendo que vas a asumir riesgos. Tener coraje.

P. Cuanto menos rápidos sean los centrales, más difícil es defender arriba. ¿Cómo compensan ese riesgo los que no tienen el demarraje del mejor Ramos?

R. Si tienes la línea alta y un rival recibe de espaldas no tiene que girarse nunca. Como mucho que se apoye hacia atrás. ¡Cómo mucho! Yo creo que para ser buen central más que velocidad lo que se necesita es inteligencia y saber manejar muy bien los dos perfiles. Si te perfilas bien y corres en el momento preciso es muy difícil que el delantero te gane. Lo más difícil es concentrarte los 90 minutos.

P. ¿Qué representa Albiol en este Villarreal?

R. Además de ser un grandísimo jugador es un gran líder. Es la referencia. Una persona sencilla y positiva que siempre tiene una palabra para todos. He jugado con muchos centrales muy buenos y él es el más completo en conceptos. Siempre está bien posicionado. No recuerdo una vez que lo hayan regateado, y con el balón es muy bueno. Le da algo al equipo que es muy difícil, que es la experiencia. Eso se ve en la tranquilidad que tenemos cuando defendemos juntos y sabemos sufrir.

P. Con Emery a veces juega de central por la derecha en línea de tres y a veces de lateral en línea de cuatro. ¿En función de qué?

R. Este año cambié mucho la mentalidad. En los primeros partidos que me tocó ser lateral no di el cien por cien porque tal vez, inconscientemente, puse excusas, me dije que esa no era mi posición. Pero este año desde que empezó la pretemporada me mentalicé. Me dije: “Esto es fútbol. Me toque donde me toque voy a dar siempre el cien por cien. Sin excusas. Es fútbol y es lo que me gustaba hacer de chiquito, y cuando era chiquito jugaba en cualquier lado así que ahora lo que me pida que haga el técnico lo haré siempre lo mejor posible”.

P. ¿Qué le pide Emery como lateral?

R. Mi principal virtud es el uno contra uno en los duelos. No soy un lateral que pase mucho al ataque. Se ve en los partidos. Estoy más atento a las presiones cuando el equipo ataca para recuperar la pelota rápido. Eso es lo que me pide el entrenador. Pero además de lo que me pide el técnico yo siempre intento perfeccionarme para ayudar al equipo en ataque. Mi esencia quizás no es esa, pero trabajándolo voy a mejorar.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS