Un Barça agridulce gana en Múnich

El equipo azulgrana, con Higgins y Davies al frente, acaba sufriendo a pesar de su superioridad y de que dominó por 20 puntos

Brandon Davies lanza pese a la oposición de Weiler-Babb.
Brandon Davies lanza pese a la oposición de Weiler-Babb.

Mirotic tuvo que arremangarse y Higgins reactivarse para evitar que el Bayern Múnich le diera un disgusto al Barcelona. Parecía imposible y así fue. Pero el equipo azulgrana, tan superior en muchas fases que llegó a dominar por 20 puntos (43-63), jugó mal en el último tramo y acabó sufriendo hasta que DeShawn Thomas falló un triple a falta de 50 segundos que hubiera reducido la diferencia a cuatro puntos.

La irregularidad dejó un mal sabor de boca en el equipo azulgrana a pesar de su victoria y de algunas fases en las que evidenció la superioridad que se le presuponía sobre un rival inferior ya sobre el papel y mermado por numerosas bajas como las de Lucic, Radosevic, Zipser o Djedovic.

Las 17 pérdidas de balón del Barcelona y sus titubeos para resolver la defensa que le planteó el Bayern, con muchas ayudas y dos contra uno, le impidieron ganar con la solvencia y tranquilidad que alcanzó por momentos.

El Barcelona empezó como acabó, con un juego tibio, con muchas dificultades para desequilibrar la defensa rival. Lo hizo en un abrir y cerrar de ojos al final del primer tiempo. En poco más de un minuto abrió una renta de 11 puntos (33-44) gracias sobre todo a los tiros abiertos de Davies, la consistencia de Mirotic y la irrupción de Jokubaitis que revolucionó el juego con sus penetraciones y canastas.

El Bayern compareció en la segunda parte con mucha más agresividad ofensiva. El Barça perdió balones y se vio sobrepasado. Con un parcial de 12-2 y DeShaun Thomas y Hilliard marcando la pauta, el equipo alemán se situó a 10 puntos (55-65). Higgins emergió después de una primera parte en la que pasó más desapercibido que nunca. A Jokubaitis le pasó todo lo contrario. Laprovittola empezó bien pero Jaiskevicius lo relevó en cuanto perdió dos balones. El Barcelona no se sentía cómodo, a pesar de los puntos de Davies y Higgins y de la consistencia de Mirotic que asistió a sus compañeros cuando le encerraban con dos defensores. El Bayern llegó a ponerse a seis puntos (68-74). Y el Barça sufrió hasta que DeShawn Thomas falló ese triple que, de haber entrado, hubiera abierto la posibilidad de una remontada impensable por lo visto poco antes. La superioridad azulgrana fue tan indiscutible como su deficiente juego en el tramo final del partido.

Bayern Múnich, 72; Barcelona, 80

Bayern Múnich: Weiler-Babb (4), Walden (5), Hilliard (18), DeShaun Thomas (14), Rubit (13) –equipo inicial-; Hunter (6), Jaramaz (3), Sisko (7) y Shilling (2).

Barcelona: Calathes (6), Higgins (16), Hayes-Davis (6), Mirotic (11), Davies (15) –equipo inicial-; Sergi Martínez (0), Smits (3), Oriola (4), Laprovittola (2), Kuric (8) y Jokubaitis (9).

Parciales: 15-16, 18-28, 14-19 y 25-17.

Árbitros: Latiseus, Jovcic y Racys. Señalaron faltas técnicas a Jasikevicius, Davies y Trinchieri y una antideportiva a Hunter.

Audi Dome de Múnich. 3.814 espectadores. Segunda jornada de la Euroliga.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS