Hermanos de selección

El caso de Theo y Lucas Hernández con Francia se ha dado cinco veces en la historia de la selección española

Lucas y Theo festejan un gol ante Bélgica.
Lucas y Theo festejan un gol ante Bélgica.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

No es una situación habitual, pero tampoco inédita. El caso que se vivió el jueves en la selección francesa de la coincidencia de dos hermanos, Theo y Lucas, formados en el Atlético de Madrid, en un mismo partido ya se había dado con anterioridad en el país vecino y por supuesto en la propia selección española, que en sus 100 años de historia ha contemplado cinco casos parecidos. Cinco parejas de hermanos compartiendo internacionalidad en un mismo encuentro.

Los Olaso y los Regueiro. Los pioneros en la materia. Para más curiosidad compartieron coyuntura el mismo día, 29 de mayo de 1927, pero con distintas circunstancias. En esa fecha España, por única vez en su historia, disputó dos encuentros oficiales en el mismo día Uno en Bolonia contra Italia, perdió 2-0 y otro en Madrid contra Portugal (0-0). Sorprendentemente, en 1954, 27 años después, la Federación descodificó como partido de la selección absoluta el jugado en el Metropolitano y a los jugadores que lo disputaron se les quitó la internacionalidad. No se dio ninguna explicación oficial al respecto.

A la cita italiana acudieron y jugaron los dos hermanos Olaso, Luis y Alfonso, que jugaban en el Atlético de Madrid. Para el primero fue su cuarta y última internacionalidad y para el segundo, su primera y última. Los Regueiro rizaron más el rizo. Luis jugó el partido de Bolonia y Pedro el de Madrid, para más adelante compartir alineación en cuatro compromisos entre 1928 y 1936. Luis, que disputó los Juegos de Ámsterdam, llegó a los 25 partidos internacionales y Pedro se quedó en cinco.

Los Gonzalvo en el Mundial del 50. José, medio y lateral izquierdo, respondía al nombre de Gonzalvo II y Mariano, centrocampista, al de Gonzalvo III, ambos jugadores del Barcelona, han sido los que más partidos han jugado juntos: seis. El primero de la fase de clasificación para el Mundial del 50, contra Portugal (5-1), y los otros cinco ya en tierras brasileñas contra Estados Unidos (3-1), Chile (2-0), Inglaterra (1-0), Uruguay (2-2) y Brasil (1-6). Tres de ellos fueron en Maracaná. José, el mayor, acabó ahí su trayectoria con la selección (ocho partidos) y Mariano continuó hasta alcanzar los 16 encuentros.

Los Rojo, un solo día. Kubala era el seleccionador y se conmemoraban los 50 años de la Federación turca. Amistoso (0-0) contra el anfitrión en Estambul (17-10-73). Por primera y única vez, José Ángel (Rojo II), centrocampista del Athletic, es convocado y coincide con su hermano Txetxu (Rojo I), extremo izquierdo rojiblanco, que esa tarde estrenó capitanía. Txetxu fue 18 veces internacional y marcó tres goles.

Los Salinas, cuatro minutos. Para ratificar lo complicado de la coincidencia de dos hermanos en un mismo partido de selección, el caso de Julio y Patxi Salinas es concluyente. El primero un año mayor que el segundo. Julio debutó con la Roja en 1986, cuando ya era jugador del Atlético de Madrid y cruzó los caminos con su hermano, que seguía jugando en el Athletic, dos años después. Coincidieron en dos encuentros, pero solo estuvieron juntos sobre el césped cuatro minutos. La primera aparición de Patxi fue el 14-9-88 en Oviedo contra Yugoslavia (1-2). Formó de titular y fue sustituido por Nando en el minuto 60. Justo en ese momento entró en el campo Julio en lugar de Butragueño. Como fue un triple cambio tuvieron la oportunidad de saludarse en la banda.

Al mes siguiente, en el Sánchez Pizjuán sevillano, contra Argentina, Luis Suárez volvió a convocar a los dos hermanos. Ambos fueron suplentes. Patxi entró por Beguiristáin en el 80′ y Julio por Butragueño en el 86′, por lo que compartieron sobre el césped cuatro minutos más la prolongación correspondiente. El mayor de la saga hizo carrera en la selección. Disputó tres Mundiales (México 86, Italia 90 y Estados Unidos 94) y dos Eurocopas (Alemania 88 e Inglaterra 96) con un total de 56 encuentros y 25 goles.

En el fútbol español, otro buen puñado de hermanos alcanzaron el honor de la internacionalidad, pero sin coincidir en el campo. Fue el caso de los Aguirrezabala, conocidos como Chirri I (Marcelino) y Chirri II (Ignacio); los Lesmes (Francisco y Rafael); los Alonso (Gabriel y Juanito), los Arieta (Ignacio y Antón), y los López Recarte (Luis María y Aitor).

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS