CRUCE DE CAMINOS
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Luis Enrique, las ideas claras

Hay que tener una confianza grande en uno mismo para mantenerse aislado de todo

Luis Enrique, en el entrenamiento de la selección española en Milán
Luis Enrique, en el entrenamiento de la selección española en MilánLuca Bruno (AP)

Luis Enrique lleva mucho tiempo en nuestras vidas. Le conocimos durante la época de los 90, en su etapa como jugador, cuando militó en los dos mayores clubes de la liga española. Su presencia en el Real Madrid y el Barcelona sigue en la memoria, como también su paso por la selección, con la que llegó a ganar el oro olímpico en los Juegos de Barcelona ‘92.

Su experiencia en el mundo del fútbol es enorme. Tiene la virtud de haber conocido el deporte desde dentro, sintiendo y viviendo etapas que solamente se pueden atravesar como jugador profesional. En ese sentido, tiene el respeto de un vestuario que le reconoce como un líder con los galones sobre los hombros.

Aunque actualmente ejerce de seleccionador español, previamente ha dirigido a varios equipos con bastante éxito de gestión. Destacan sus dos Ligas y una Champions conquistadas con el Barcelona, pero no hay que olvidar sus grandes años en el filial azulgrana o su paso por Vigo, colocando al Celta entre los 10 mejores equipos de España.

Es una persona con mucho carácter y con las ideas muy claras, al igual que su staff técnico. Tiene la personalidad necesaria para tomar decisiones con un criterio propio, muchas veces atreviéndose con movimientos que muchos otros preferirían dejar pasar. Es una virtud a valorar en un deporte tan observado como el fútbol.

Su posición está expuesta constantemente ante los medios de comunicación. Al desvelar cualquier convocatoria, al decidir una alineación o en la elección del sistema de juego, siempre le suceden intensos debates públicos. Hay que tener una confianza grande en uno mismo para mantenerse aislado de todo.

La personalidad que demuestra Luis Enrique en cada decisión la ha ido forjando con momentos y experiencias durante su carrera. El hecho de tener unas ideas muy claras y la fidelidad a las mismas ha hecho que se gane el respeto de su entorno. Es consciente de que no puede agradar a todos los jugadores, sabe que habrá quien no comparta su criterio, pero nadie puede conocer mejor el rumbo de la nave que aquel que convive desde dentro.

El seleccionador ha demostrado que no se casa con nadie. No se limita a un grupo fijo de nombres, ni favorece un rango de edades, ni se acomoda en un planteamiento. Busca a aquellos jugadores que le den rendimiento con el estilo de juego que él quiere mostrar. Si eso implica una convocatoria novedosa, no tiene problemas en dar el paso.

Dirigir a la selección española no debe de ser tarea fácil. Como una de las potencias a nivel mundial, las miradas están siempre ligadas al puesto. Todavía más en la circunstancia del equipo, con las comparaciones respecto a una generación no muy lejana en el tiempo. Las dos Eurocopas y el Mundial logrados años atrás están muy presentes en la mente de la afición.

En cualquier ciclo es necesario dar tiempo. Los jugadores son los primeros que desean ganar campeonatos y darle alegrías al país. Por eso es muy importante que sientan el aliento de todos.

Hoy jugarán la final de la Liga de las Naciones ante la selección de Francia, la vigente campeona del mundo. Es una oportunidad muy bonita de sumar un título y hacer que muchos de los que no confían en el grupo lo empiecen a hacer. En la reciente Eurocopa ya se quedaron a un paso de la final siendo cuestionados desde el primer partido, pero demostrando que con buen trabajo se pueden lograr resultados.

Dejemos que Luis Enrique configure el equipo a su juego, sin juzgar con maldad ni criticar sin una base de respeto. El entrenador siempre pensará y hará lo mejor para el grupo. Ha demostrado con creces que es un claro ejemplo de ser fiel a una idea. A la larga, aunque pueda llevar tiempo, eso suele dar mucho éxito.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS