Los Lakers más veteranos buscan ser protagonistas otra vez

LeBron James se rodea de jugadores experimentados un año después de digerir una decepción que nunca había probado: caer en la primera ronda de ‘playoffs’

LeBron James tira frente a Toscano-Anderson, de los Warriors de Golden State, en un juego de la pretemporada.
LeBron James tira frente a Toscano-Anderson, de los Warriors de Golden State, en un juego de la pretemporada.Ringo H.W. Chiu (AP)

Los Lakers de Los Ángeles comienzan este martes su camino en busca del campeonato 18. El primero de los 82 partidos será en casa, en el Staples Center, contra los Warriors de Stephen Curry, uno de los seis equipos que vencieron a los angelinos en la pretemporada. Los Lakers perdieron los seis partidos de preparación, registrando la peor pretemporada desde 2012. Aun así, el equipo de LeBron James, que cumplirá 37 años en diciembre, es uno de los experimentos más interesantes a seguir en la NBA que comienza. Se ha reforzado casi exclusivamente con veteranos, convirtiéndose en la escuadra más vieja de la liga. El año demostrará si la experiencia es suficiente para conseguir el título.

“Nos llevará un minuto convertirnos en el equipo que sabemos somos capaces de convertirnos”, dijo James después de perder el quinto partido consecutivo, contra Golden State, por 111-99. Las alarmas no han saltado. La pretemporada es una etapa de experimentación y para despejar algunas de las muchas incógnitas que envuelven al equipo, que ha dado la bienvenida a Rusell Westbrook, una contratación explosiva que también despierta dudas por el papel que tendrá el base en un equipo donde los reflectores son acaparados por el protagonista de Space Jam y Anthony Davis.

Westbrook, de 32 años, es originario de Los Ángeles, donde estudió en la Universidad de California. Su esposa y sus hijos viven en la ciudad. Esta temporada es, en sus palabras, “un gran círculo que se cierra”. Creció viendo a los Lakers de Kobe Bryant, un jugador al que idolatraba y después lo contó entre sus amigos. El base fue líder de asistencias de la liga el año pasado con un promedio de 11.7 por partido. También promedió 22.2 puntos y 11.5 rebotes, consolidando su dominio en los triples dobles (lograr cifras de dos dígitos en puntos, rebotes y asistencias).

El base, que proviene de los Wizards de Washington, ha pasado sus primeras horas enfundado en el jersey de los Lakers respondiendo preguntas de los reporteros que cuestionan qué piensa hacer el jugador, conocido por su afición a tener el control del balón. “He llegado a un equipo que tiene calibre de campeonato y mi trabajo es asegurarme de hacer el juego más sencillo para LeBron”, ha explicado Westbrook, quien ha asegurado que impactará en el juego de los Lakers sin la necesidad de tener la pelota en las manos.

Alberto de Roa, analista de la NBA, considera que la llegada de Westbrook pretende “quitar presión a LeBron” en el esquema del entrenador Frank Vogel. “Westbrook es un macho alfa en los equipos donde está y no tiene miedo de controlar el juego”, apunta el experto. De Roa cree que muchos de los refuerzos que han llegado, Dwight Howard, Rajon Rondo, Carmelo Anthony, DeAndre Jordan, tendrán como principal tarea cobijar a las estrellas. “Ya sabemos lo que nos pueden dar las estrellas cuando están sanas. No sabemos los secundarios. No hay jugadores diferenciales”, señala. “También se echará de menos a un pasador más, faltan jugadores para distribuir”, añade. Marc Gasol podría haber ayudado a la tarea, pero fue traspasado de vuelta a los Grizzlies después de una temporada en la que no vio la acción que quería.

Damion Lee conduce el balón frente a Russell Westbrook.
Damion Lee conduce el balón frente a Russell Westbrook.Kiyoshi Mio (Reuters)

Solo ocho equipos en la NBA han tenido un promedio de edad de más de 31 años desde 1951. Los Lakers son uno de ellos. Con 31 años tienen casi cuatro más que el promedio de la liga y superan a los Heat (28.8) y los Nets de Brooklyn (28), que parten como unos de los favoritos en el este. LeBron James, no obstante, está acostumbrado a ganar con equipos llenos de veteranos. Lo hizo en 2013 en Miami cuando tenía 28 años en una escuadra de 31.2 años. Lo repitió en Cleveland en 2016 (29.5 años) y hace dos años en los Lakers en la burbuja. Si llegara a ganar el premio al jugador más valioso después de esta campaña solo habría un ganador del MVP más viejo que él, Kareem Abdul-Jabbar, ganador en 1985 a los 38 años.

Solo tres jugadores permanecen de la alineación del año pasado: James, Anthony Davis y Talen Horton-Tucker. De los 13 jugadores principales, nueve tienen 32 años o más. Los más jóvenes están lesionados. Malik Monk, de 23 años y exjugador de Charlotte, tiene un problema en la ingle. Horton-Tucker, de 21, sufre de un ligamento roto en un pulgar que deberá ser operado.

Cada inicio de temporada se especula si será el inicio del fin para James, quien ha ganado cuatro títulos. El rey James, como lo llaman, no tiene oídos para este debate. El jueves, en el último partido de pretemporada frente a los Kings, anotó 30 puntos en 28 minutos. La decadencia es inevitable, pero retardada para el monarca de la liga. El año pasado, sin embargo, registró un preocupante hito en 18 años en la NBA: perdió por primera vez en la primera ronda de los playoffs, ante Phoenix.

James jugará por primera vez junto a uno de sus grandes amigos, Carmelo Anthony. Melo llegará con los Lakers a los 38 años y a los 1.200 partidos en la NBA. No lo hará como titular, algo que ya parece haber digerido. “Este equipo es para mí como la selección olímpica de EE UU. Hay mucho talento y debes ir descubriendo lo que funciona y lo que no. Cómo se trabaja en conjunto. A estas alturas, hagamos lo que sea necesario hacer”, dijo recientemente. Su promedio en puntos está lejos de sus mejores días, pero el año pasado con Portland logró encestar el 42% de los tiros de media distancia, una estadística que el equipo necesita después de que la organización se deshizo de tiradores como Kyle Kuzma y Kentavious Caldwell-Pope, quienes fueron enviados a Washington junto a Montrezl Harrell y la selección 22 del draft a cambio de Westbrook.

Las lesiones hicieron que el poderoso jugador perdiera 27 partidos en 2019 y 2021. Ese será el principal obstáculo de los veteranos Lakers en su lucha por el título frente a equipos como los campeones defensores, los Bucks de Milwaukee y los favoritos Nets. Anthony Davis, otra de las estrellas del equipo, se perdió 36 partidos de 72 el año pasado. Molestias en la pantorrilla derecha le impidieron jugar en 30 jornadas, lo que ocasionó su segunda peor temporada en puntos y el menor número de rebotes en sus nueve años en la liga. La llegada de Westbrook también cambia su posición de ala pívot a pívot. “Vamos a tener que ser pacientes con el proceso y entender que tendremos momentos frustrantes”, dijo LeBron hace poco, dando a entender que la química llegará. Está por verse si no lo hace demasiado tarde.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS