Ansu Fati cambia la cara del Barcelona

Los azulgrana derrotan al Valencia en un partido entretenido que propició el debut del Kun Agüero y un gol del recuperado Coutinho

Ansu, en el momento de ejecutar el disparo que acabó en el primer gol del Barcelona.
Ansu, en el momento de ejecutar el disparo que acabó en el primer gol del Barcelona.ALBERT GEA (Reuters)

Ha cambiado la cara del Barça. Ansu ya es titular, debutó el Kun y hasta Coutinho metió el gol que selló una victoria indiscutible e indispensable ante el Valencia. El equipo agradeció las novedades y completó un buen partido en un momento exigente por las visitas próximas del Dinamo de Kiev y el Madrid. Koeman gana tiempo y la afición salió más alegre que de costumbre del Camp Nou.

BCNBarcelona
Barcelona
3
Ter Stegen, Alba, Eric Garcia, Sergi Roberto (Óscar Mingueza, min. 70), Piqué, Busquets, Pablo Páez Gavira (Nico González, min. 70), Frenkie De Jong, Depay, Ansu Fati (Coutinho, min. 58) y Sergiño Dest (Agüero, min. 86)
VAL Valencia
1
Valencia
Cillessen, Gayá, Mouctar Diakhaby, Gabriel Paulista, Foulquier (Yunus Musah, min. 74), Hugo Guillamón (Hélder Costa, min. 86), Hugo Duro (Marcos André, min. 58), Gonçalo Guedes (Cheryshev, min. 74), Wass, Carlos Soler y Maxi Gómez (Manu Vallejo, min. 85)
Goles 0-1 min. 4: Gayá. 1-1 min. 12: Ansu Fati. 2-1 min. 40: Depay. 3-1 min. 84: Coutinho.
Árbitro Jesús Gil Manzano
Tarjetas amarillas Pablo Páez Gavira (min. 19), Busquets (min. 31), Gayá (min. 38), Foulquier (min. 62) y Maxi Gómez (min. 81)

Aunque el Barça vive a destiempo, porque la asamblea no se acabó y el partido con el Valencia empezó con un gol de Gayà, el club y el equipo perseveran para ponerse al día deprisa y corriendo, entregado el Camp Nou a la figura del veloz Ansu Fati. El delantero desequilibró desde la izquierda en un equipo que se agrupó en la medular con cuatro futbolistas, versátil como es Sergi Roberto y convertido Dest en un falso extremo, mientras Memphis se movía como falso 9. La asociación de Ansu con Memphis es ahora mismo la mejor solución ofensiva del Barça. Así llegó el 1-1 del internacional español, inalcanzable en su carrera y efectivo en el tiro con la derecha a la entrada del área, después de tirar una pared con el neerlandés, dinámico en el frente de ataque.

No atacaban mal los azulgrana, especialmente fuertes desde el costado izquierdo con Alba, Gavi y Ansu, y en cambio no saben cómo defender, vulnerables en el repliegue, también a balón parado e incluso en las segundas jugadas, origen del gol del Valencia. Gayà enganchó un zurdazo a la salida de un córner que sorprendió a Ter Stegen. No sabe cómo cerrar el Barça. Los centrocampistas cargan con tarjetas continuamente, siempre muy expuestos, y Busquets discute con Piqué, que tiende a recular y a tirar del equipo hacia la línea de gol con independencia de si forma con Araujo o Eric. Las concesiones en las áreas favorecieron un partido con alternativas y muy vivo en el Camp Nou.

Ansu es un futbolista difícil de defender porque no para de percutir, ataca al espacio o encara con el balón y anticipa por velocidad en las jugadas divididas, como se advirtió en el 2-1. Gayà puso el pie y rechazó el cuero mientras entraba Ansu y el árbitro pitó penalti sin que aparentemente el lateral tocara al 10 del Barça. El disparo del neerlandés fue tan seco, rápido y fuerte que dejó petrificado a Cillessen. Aunque al Barça le faltaba continuidad, funcionaba bien en la presión y sus jugadas eran más dañinas y mejores que las del Valencia, penalizado además por las ausencias en su zaga, sobre todo la del central Alderete. Ansu Fati se ofreció siempre como punto y final al juego colectivo azulgrana y especialmente a las acometidas de Dest.

A pesar de que le faltaba creatividad y profundidad, el Valencia alcanzó cada vez más posiciones de remate por la falta de contención y compresión del Barcelona. Los azulgrana no son un equipo compacto ni sólido sino que acceden al intercambio de golpes y sus partidos acostumbran a ser abiertos, también ante el Valencia. El juego entrelíneas de Guedes empezó a perforar a la defensa barcelonista y Ter Stegen sacó una prodigiosa mano izquierda para evitar el gol del delantero del Valencia. Los barcelonistas perdían el balón y el descontrol era tan manifiesto que Koeman intervino para quitar al fatigado Ansu, todavía falto de fondo después de su larga y severa lesión, y dar salida a Coutinho.

El técnico insiste con el brasileño a pesar de la ojeriza que le tiene el Camp Nou. El Barça perdió pegada sin Ansu y los muchachos de Bordalás ganaron intimidación aunque continuaron siendo permeables. No acaba de enganchar De Jong y Gavi se desfondó después de ser muy exigido últimamente, sustituido por Nico. Las lesiones castigaron al Valencia y su entrenador optó por cargar al ataque con Musah y Cheryshev. Los cambios le dieron más posesión de pelota al Barça y los dos equipos se entregaron a un ida y vuelta en el último tramo de partido.

Piqué evitó un remate de gol en una jugada de Soler y Paulista taponó a Dest. Agresivo e indetectable en ataque, Dest no paró de martillear hasta habilitar a Coutinho en el 3-1. El tanto permitió el debut del Kun mientras el sorprendentemente manso Valencia suma cinco partidos sin ganar. Necesitaban aire los azulgrana y se animaron con la sonrisa juvenil de Ansu. A ratos parece un equipo interesante y en ocasiones es poco fiable, demasiado irregular para exigirle grandes retos, suficiente para ganar al Valencia.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ramon Besa

Redactor jefe de deportes en Barcelona. Licenciado en periodismo, doctor honoris causa por la Universitat de Vic y profesor de Blanquerna. Colaborador de la Cadena Ser y de Catalunya Ràdio. Anteriormente trabajó en El 9 Nou y el diari Avui. Medalla de bronce al mérito deportivo junto con José Sámano en 2013. Premio Vázquez Montalbán.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS