Los Nets, LeBron y la nueva generación NBA

Milwaukee, cuarto campeón diferente en los últimos cuatro años, es el espejo de Doncic, Jokic, Mitchell, Tatum y Young

Luka Doncic antes del partido de los Dallas Mavericks contra los LA Clippers.
Luka Doncic antes del partido de los Dallas Mavericks contra los LA Clippers.Kevin Jairaj (Reuters)

Cuatro campeones diferentes en los últimos cuatro años y ocho en los últimos 11. Así es la NBA, propensa a juntar ramilletes de estrellas, equipos plagados de all stars y relevos incesantes en el trono. Los mejores jugadores propician la dinámica, especialmente desde que LeBron James anunció que se iba de Cleveland a Miami para jugar junto a Wade y Bosh. Llegaron a cuatro finales y ganaron dos títulos, en 2012 y 2013. LeBron creó escuela. Kevin Durant dejó Oklahoma City en 2016 para juntar fuerzas con Stephen Curry y Klay Thompson y ganar dos anillos con Golden State en 2017 y 2018. Kawhi Leonard le dio puerta a San Antonio para unirse a Kyle Lowry, Pascal Siakam y Marc Gasol y brindar a Toronto el primer título de su historia en 2019. LeBron volvió a elegir equipo en 2018 y se fue a Los Ángeles, donde un año más tarde llegó Anthony Davis tras un áspero contencioso para abandonar Nueva Orleans. Resultado: los Lakers ganaron el 17º título de su historia.

Hay otras vías para enfilar el título. La pasada temporada Milwaukee frustró el proyecto de Brooklyn al eliminarlo en el séptimo partido de las semifinales del Este, un varapalo para un equipo que reunió a Kevin Durant, tras repudiar a los Warriors, Kyrie Irving, tras su año en los Celtics, y James Harden, tras refrendar con su salida de Houston iniciada la temporada hasta qué punto prevalece el criterio de las figuras. Los Bucks hicieron valer un equipo de larga maduración en torno a Giannis Antetokounmpo, al que, con 19 años, eligió en el 15º puesto del draft de 2013, y a Khris Middleton, al que reclutó de Detroit aquella misma temporada, cuando tenía 21 años. La llegada de Jrue Holiday desde Nueva Orleans la pasada temporada completó el cóctel que llevó a los Bucks al segundo título de su historia, 50 años después del primero. Ahora apuestan por la continuidad, aunque han perdido a PJ Tucker y Forbes e incorporan a Hood, Hill y Grayson Allen.

La temporada del 75 aniversario de la NBA empieza el martes con un amplio abanico de aspirantes, pero un favorito claro, los Nets. Un 72% de los directores deportivos de las 30 franquicias de la Liga así lo considera, mientras que un 17% se inclina por los Lakers y un 10% por los Bucks. Pero una cosa es la predicción en otoño y otra la realidad cuando llegan los playoffs en abril y las finales en junio. Un factor tan imprevisible como el de las lesiones fue decisivo en los últimos playoffs, con bajas sensibles como las de Anthony Davis, Kawhi Leonard, James Harden, Kyrie Irving, Chris Paul, Jamal Murray, Mike Conley y Serge Ibaka.

La duda de Irving

Esta temporada empieza seriamente afectada por la situación de Irving, el base que se niega a vacunarse y a quien los Nets no reintegrarán al equipo en tanto no cumpla con el requisito de las autoridades sanitarias de Nueva York para acceder a los recintos cerrados. Steve Nash alineó hasta 27 jugadores la pasada temporada en unos Nets en que pocas veces pudieron jugar juntos Durant, Harden e Irving y que perdieron a LaMarcus Aldridge por un problema cardíaco. Ahora, recuperado a sus 36 años, regresa al equipo, al que han llegado el base Patty Mills (San Antonio) y el ala-pívot Paul Millsap (Denver).

Los Lakers decepcionaron la pasada campaña y cayeron en la primera ronda de la fase decisiva ante Phoenix. Su desastre ofensivo cuando no estuvieron LeBron o Davis ha propiciado la renovación de su plantel, del que desaparecen Schröder, Caldwell-Pope, Kuzma, Marc Gasol y Drummond. Russell Westbrook llega a Los Ángeles procedente de Washington. El base que este mes cumple 33 años, el jugador que más triples dobles acumula en la historia de la NBA (184), completa el trío de ases, reforzado por veteranos como Ariza, de 36 años, Dwight Howard y Rondo, de 35, y Carmelo Anthony, de 37, la misma edad que cumplirá LeBron en diciembre, incombustible, a la caza de su quinto anillo para igualar, entre otros, los de Kobe Bryant, Magic Johnson y Tim Duncan. Son 31 años de media en los Lakers, casi cuatro más que el promedio de la liga.

Phoenix mantiene al trío que lo propulsó a la última final con Chris Paul y dos de las caras de las nuevas generaciones, Devin Booker, a punto de cumplir 25 años, y Deandre Ayton, de 23, la misma edad que Trae Young, el base que la pasada campaña llevó a Atlanta a la final del Este. Utah Jazz, con Donovan Mitchell, de 25 años, parte con la ambición de superar un peldaño, tres veces semifinalista en el Oeste desde 2017. Junto a él, Gobert, elegido el Mejor Defensor de la Liga en tres de las últimas cuatro temporadas, Bojan Bogdanovic y Conley. Desde una situación parecida parten los Celtics, con Jayson Tatum, de 23 años, al frente. Eliminados en la final del Este tres veces en los últimos cinco años y en la primera ronda la pasada campaña, han fichado a Josh Richardson, Al Horford y al español Juancho Hernangómez. Luka Doncic es el más joven de los líderes de la nueva generación. A sus 22 años inicia su cuarta temporada con Dallas. La franquicia lo ha apostado todo por él. Tras varios roces con Doncic, Rick Carlisle dejó el cargo de entrenador a Jason Kidd. Poco después el base esloveno renovó por cinco años y 178 millones de euros. La progresión del equipo, eliminado en la primera ronda de los playoffs los dos últimos cursos, dependerá en buena medida de Porzingis, mermado por las lesiones.

Nikola Jokic, el MVP la pasada temporada, es a sus 26 años el jugador sobre el que bascula el proyecto de Denver, muy cerca de la final en las tres últimas temporadas y a expensas de que Jamal Murray se recupere de una lesión de ligamentos, lo mismo que Golden State espera de Klay Thompson, baja las dos últimas campañas por una lesión de rodilla y otra del tendón de Aquiles. Le aguardan Stephen Curry, de 33 años, y Draymond Green, de 31, ansiosos por reverdecer laureles junto a Wiggins, de 26, y James Wiseman, el pívot de 20 años, número dos del draft de 2020 y con un año ya de rodaje. Miami ha fichado a Kyle Lowry, de 35 años, y PJ Tucker para completar un notable quinteto titular con Butler, Robinson y Adebayo. Y los Sixers, perturbados por el culebrón de Ben Simmons, el base que pidió el traspaso, que con Embiid, pívot de 27 años, está instalado en lo que llamaron The Process, el cuento de nunca acabar.

Estrenos de Garuba y Aldama

Tres años después del título de Serge Ibaka y Marc Gasol con Toronto y de la última temporada de Pau Gasol en la NBA, la Liga empieza también sin Marc y con seis españoles. Sus equipos y objetivos son muy diferentes. El desafío más llamativo corre por cuenta de Juancho Hernangómez. Tras cinco temporadas y haber mostrado en cuentagotas su potencial, el ala-pívot de 26 años ha recalado en los Celtics, un desafío de altísima exigencia. Ibaka, que arrastra una lesión en la espalda desde la pasada temporada, ha disputado 11 veces los playoffs y a sus 32 años su objetivo es máximo con los Clippers.


El constante trasiego ha conducido a Ricky Rubio a Cleveland, su cuarto equipo en 11 años. Las expectativas de los Cavaliers, 13º del Este la pasada campaña, son modestas. En principio, el base titular será Darius Garland, de 21 años. Ricky, 30 años, será mucho más que su mentor. Willy Hernangómez (27) afronta su segunda temporada con Nueva Orleans, junto a Zion Williamson. Su objetivo es continuar la progresión que dejó ver la pasada campaña. Garuba y Aldama se estrenan con la pretensión de aprender y prosperar. El ala-pívot procedente del Madrid, a sus 19 años, ha recalado en Houston, el peor equipo de la Liga la pasada campaña. Aldama, de 20 años, se ha lucido en la pretemporada en su intento de hacerse un hueco en Memphis, noveno en el Oeste el último curso.


Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS