El Betis se salva ante el Leverkusen

El conjunto de Pellegrini rasca un empate ante un rival con mayor ritmo y velocidad

Bravo, vital para el Betis, se hace con el balón ante Alario.
Bravo, vital para el Betis, se hace con el balón ante Alario.Julio Muñoz (EFE)

El Betis y el Leverkusen empataron en un partido magnífico, de alta intensidad, donde los andaluces lograron salvar un punto ante un rival de calidad y velocidad. Si bien es cierto que el Betis pudo obtener el triunfo, también lo es que el Leverkusen gozó de más claras ocasiones para ganar el choque, muy vistoso. El mejor ejemplo llegó en la última jugada, cuando Bravo realizó un paradón escalofriante a Demirbay, con todo a favor para hacer el 1-2.

BETBetis
Betis
1
Bravo, Edgar González, Juan Miranda (Álex Moreno, min. 45), Montoya, Pezzella, Joaquín (Diego Lainez, min. 45), William Carvalho, Aitor Ruibal (Juanmi, min. 70), Guido Rodríguez, Nabil Fekir (Canales, min. 63) y Borja Iglesias (Willian José, min. 84)
BLE Leverkusen
1
Leverkusen
Hradecky, Edmond Faycial Tapsoba, Piero Hincapie Reyna (Mitchel Bakker, min. 75), Jonathan Tah, Jeremie Frimpong, Bellarabi (Paulo Henrique, min. 75), Kerem Demirbay, Robert Andrich, Moussa Diaby (Exequiel Palacios, min. 90), Amine Adli (Florian Wirtz, min. 68) y Lucas Alario (Schick, min. 68)
Goles 1-0 min. 74: Borja Iglesias. 1-1 min. 81: Robert Andrich.
Árbitro Bartosz Frankowski
Tarjetas amarillas Juan Miranda (min. 9), Lucas Alario (min. 49), Edmond Faycial Tapsoba (min. 61), Pezzella (min. 70), Piero Hincapie Reyna (min. 70) y Moussa Diaby (min. 85)

El Betis se adelantó en el minuto 75 de penalti, tras una mano de Frimpong, que anotó Borja. Los de Manuel Pellegrini no pudieron mantener la ventaja en el marcador porque el Leverkusen es un gran equipo, por más que empatara en una acción de Andrich en la que el balón tocó en Carvalho antes de entrar en la meta bética.

El resultado final fue un empate justo, que hace que los dos equipos lideren con siete puntos este grupo G de la Liga Europa. En Alemania, en la próxima jornada, Leverkusen y Betis pondrán en juego la primera plaza, que da acceso directo a los octavos de final de esta renovada Liga Europa. El Leverkusen demostró por qué todavía no ha perdido fuera de casa en lo que va de temporada y el Betis, por su parte, mostró esa competitividad de la que le ha dotado su entrenador. Aunque sufra, siempre se mantiene en los partidos y raramente dobla las rodillas.

De penalti

El Betis fue una especie de junco que se zarandeó varias veces pero que no se rompió. Un equipo muy renovado por Pellegrini que se encontró con un Leverkusen que salió en estampida en un festivo Benito Villamarín. Empieza a ser un clásico en los partidos europeos el hecho de que los equipos españoles sean superados por el ritmo y velocidad de los rivales. Además, el Leverkusen, aunque Seoane reservara a Wirtz y Schick, es un rival de altura. El Betis pasó un calvario en los primeros 15 minutos, cuando el conjunto alemán, gracias a la velocidad de Diaby y Frimpong, sometió a una tortura a los andaluces.

El Leverkusen gozó de tres claras ocasiones de gol, incluido un disparo al larguero de Alario. Al Betis lo salvó el oficio de un portero de calidad como es Bravo. Poco a poco, sin embargo, los de Pellegrini se fueron recomponiendo. Guido y Carvalho comenzaron a tener más el balón y, por supuesto, apareció Fekir para asumir la responsabilidad. El partido se equilibró y Aitor Ruibal gozó de una inmejorable ocasión para adelantar a un Betis que creció desde el control del balón, el único argumento ante el despliegue físico de los alemanes. Con el choque más igualado, Borja pudo también adelantar al Betis al borde del descanso después de un barullo en el área visitante.

Los ánimos se templaron algo al inicio del segundo tiempo. Pellegrini reforzó la banda izquierda con la entrada de Álex Moreno y Lainez, con Aitor Ruibal situado a la izquierda para contener al veloz Diaby. En el minuto 72, Frimpong interrumpió con el brazo una falta de Canales sobre el área del Leverkusen. El polaco Frankowski pitó penalti después de ver la acción en el monitor. Borja Iglesias anotó y el Betis se adelantó en el marcador en el tramo final. Entonces surgió la calidad de este Leverkusen, que tiró del banquillo y de jugadores como Wirtz y Schick en busca del empate. El tanto llegó en una acción afortunada de Andrich, pero el castigo pudo ser peor para el Betis de no mediar la actuación de Bravo.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS