liga santander

Elche y Espanyol firman unas bellas tablas

El cuadro perico remonta en dos minutos y cede el empate en un final frenético

Benedetto, en la acción del 2-2.
Benedetto, en la acción del 2-2.Manuel Lorenzo (EFE)

Elche y Espanyol empataron un partido que ambos quisieron ganar. Y ese deseo define el partido, disputado, ameno, cambiante, jalonado por un final frenético tras un nudo que sucedió al poco de iniciarse la segunda mitad. En tiempos futbolísticos fue casi como un parpadeo. Nadie lo vio venir, pero el Espanyol remontó en dos minutos un partido que controlaba el Elche y se situó vecino a su tercera victoria consecutiva. Se le escurrió a diez minutos del final con un gol de Benedetto, que había tirado la caña en el área y encontró un rebote de la pelota entre dos zagueros rivales. Y ni en tablas pudo quedar todo si Diego López no se exhibe ante un remate postrero de Pere Milla. La grada aplaudió con ganas al final. agradecida por el espectáculo.

ELCElche
Elche
2
Casilla, Mojica, Barragán (Pere Milla, min. 81), Bigas, Gonzalo Verdú, Raúl Guti (Helibelton Palacios, min. 82), Fidel, Omar Mascarell (Tete Morente, min. 62), Pastore (Benedetto, min. 63), Lucas Pérez (Gumbau, min. 63) y Lucas Boyé
ESP Espanyol
2
Espanyol
Diego López, Cabrera, Sergi Gómez, Óscar Gil (Fran Mérida, min. 81), Adrià Pedrosa, Óscar Melendo (Aleix Vidal, min. 74), Wu Lei (Melamed, min. 45), Darder (Yangel Herrera, min. 66), David López (Manu Morlanes, min. 45), Embarba y De Tomás
Goles 1-0 min. 22: Lucas Boyé. 1-1 min. 50: Manu Morlanes. 1-2 min. 51: De Tomás. 2-2 min. 83: Benedetto.
Árbitro Jorge Figueroa Vázquez
Tarjetas amarillas Gonzalo Verdú (min. 33), Diego López (min. 73), Helibelton Palacios (min. 85) y Bigas (min. 93)

Todo había girado nada más iniciarse la segunda parte. Marcó Morlanes, que acababa de salir al campo, con una rosca que desde la frontal se abrió imparable. Y, al poco de reanudarse el juego, Pedrosa encontró en el segundo palo a De Tomás, que tampoco dio opción. Poco después Casilla le negó el tercer tanto al repeinado delantero. Y un testarazo de Cabrera besó el larguero en plena orgía futbolística blanquiazul.

Era complicado imaginar ese desplome del Elche en el descanso. Dominaba y lo hacía con tanto oficio que hay que darle el crédito que se merece al crecimiento del Espanyol en el partido, golpeado como estaba por un tanto encajado al tratar de buscar superioridades desde su área. Lucas Boyé le robó la cartera a David López y remató a la red. La gestión que hizo el Elche de su ventaja pareció solvente, por más que algunas piezas no acabasen de engancharse. Lucas Pérez apenas entró en juego, tampoco Javier Pastore, que se estrenaba en la titularidad. Pero cerró los caminos hacia su portería, unas rutas que había explorado el Espanyol en el inicio del partido. Emergió canchero el Elche hasta que el descanso le dio la vuelta al partido como un calcetín.

En ese receso, Vicente Moreno dejó en la caseta al desafortunado David López. También se quedó Wu Lei, que no tocó bola. Entraron Melamed y Morlanes, que dejó su pegada de inmediato. El fútbol mostró una vez más su vertiente imprevisible. Lucía el sol para el Elche y de pronto se le puso una nube encima. La disipó cuando también buscó refrescos y encontró a Tete Morente o Benedetto, que le dieron nervio, velocidad y desmarque. El empate le dolió al Espanyol, que sintió el tercer gol próximo, pero tampoco el Elche mereció perder, así que todo pareció justo y grato.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS