BREXIT FC
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Benítez-Mourinho, ¿declives paralelos?

Ambos entrenadores acaban de sufrir dos derrotas sonrojantes: 6-1 la Roma de Mou, 2-5 el Everton del español

Rafa Benítez durante el partido del Everton contra el Watford de la Premier League.
Rafa Benítez durante el partido del Everton contra el Watford de la Premier League.Visionhaus (Visionhaus/Getty Images)

Rafa Benítez y José Mourinho han vivido durante años una encendida rivalidad que empezó en 2004, cuando ambos llegaron con apenas días de diferencia a la Premier. Benítez para entrenar al Liverpool. Mourinho, al Chelsea. El español fracasó en términos domésticos (ganó una Copa de Inglaterra pero ninguna Liga en seis temporadas en Merseyside) pero estará para siempre en el corazón de The Kop con la histórica remontada contra el Milan en la final de la Champions de 2005. El portugués ganó dos Ligas y una Copa en tres temporadas en Stamford Bridge, un gran palmarés en un club que hasta entonces solo había ganado la Liga una vez en 99 años.

La rivalidad se prolongó mucho más allá de esa primera etapa en la Premier. Los dos se han ido alternando luego en varios equipos: Inter, Real Madrid, Chelsea. Y no dejaron de intercambiarse declaraciones provocadoras o de mofa. Quizás la culminación llegó en 2015, cuando Benítez ocupó el banquillo del Bernabéu y su esposa, Monserrat Seara, declaró: “El Real Madrid es el tercer equipo de Mourinho que Rafa ha entrenado. Siempre estamos arreglando los entuertos que deja detrás”.

“Con todo respeto, la señora está un poco confundida porque su marido sustituyó en el Chelsea a Roberto di Matteo y en el Real Madrid a Carlo Ancelotti. El único en el que su marido me ha sustituido fue el Inter de Milán, donde en seis meses destrozó el mejor equipo de Europa del momento”, respondió Mourinho.

Lo curioso es que sus carreras tienen numerosos paralelismos. Los dos fueron jugadores de poco renombre pero triunfaron muy pronto como entrenadores. Benítez ganó dos Ligas y la Copa de la UEFA con el Valencia entre la temporada 2001-02 y 2003-04. Mourinho aún lo hizo mejor: dos Ligas, una Copa de Portugal, la Copa de la UEFA y la Champions con el Oporto en 2002-03 y 2003-04. Y también el declive parece haber llegado para ambos en paralelo: la cesta de trofeos es cada vez más raquítica y el nivel de los equipos que entrenan no es el que era. Quizás es ese declive el que ha ido restando interés mediático a su rivalidad, oficialmente enterrada en 2019, 15 años después de que empezara.

Esta semana pasada se produjo otra llamativa coincidencia: ambos sufrieron dos derrotas humillantes. La Roma de Mourinho perdió 6-1 en partido de la Conference League ante el Bodo Glimt noruego, la derrota más amplia de Mou en su carrera desde que el Barça le endosara en 2010 un 5-0 al Real Madrid en el Camp Nou. El Watford, humillado una semana antes en casa por el Liverpool (0-5), dejó en ridículo al Everton de Benítez al remontar un 2-1 en los últimos 12 minutos y acabar ganando 2-5 en Goodison Park.

“No me lo puedo explicar. Lo hemos hecho todo mal”, admitió un afectado Benítez. Su llegada al Everton este verano había sido controvertida dada la veneración que aún sienten por él los hinchas del gran rival ciudadano, el Liverpool. Pero el entrenador español había empezado la temporada con buen pie y se ganó el aplauso de la grada en su primer partido en Goodison Park, con victoria (3-1) ante el Southampton. Con 10 puntos en los primeros cuatro partidos, ya casi se habían olvidado del pasado rojo de Rafa, pero en los siguientes cinco encuentros el Everton solo ha ganado uno (ante el colista Norwich), ha empatado otro (en Old Trafford) y ha perdido tres, los dos últimos en casa.

“Se ha acabado la luna de miel”, sentencia la prensa, mientras los hinchas se han lanzado a las redes sociales para desahogarse. Muchos creen que la historia se repite y que a Benítez le está pasando lo mismo que a Roberto Martínez, Koeman o Ancelotti en los últimos años: un arranque ilusionante seguido de la nada. Rafa Benítez, sin embargo, tiene un as debajo de la manga: la hinchada del Newcastle, el nuevo rico de la Premier, le sigue añorando…

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS