Para James Harden, sin tiros libres no hay paraíso

El jugador de los Nets, acusado de provocar faltas, padece el efecto de una norma que castiga las acciones “antinaturales” en ataque

Harden aparta a Ish con su brazo izquierdo durante el partido entre Brooklyn y Charlotte.
Harden aparta a Ish con su brazo izquierdo durante el partido entre Brooklyn y Charlotte.John Minchillo (AP)

James Harden, uno de los mejores jugadores de la NBA, se ha erigido en el símbolo de uno de los males de la Liga. La Barba, como se apoda el base-escolta de 32 años que juega en los Brooklyn Nets, ha sido durante las últimas temporadas el que más faltas ha provocado y más veces ha acudido a la línea de tiros libres. Las críticas hacia ese estilo de juego arreciaron. Muchos consideran que bastantes faltas eran provocadas de manera inapropiada. No era el único. Stephen Curry, Trae Young o Luka Doncic también estaban señalados. Sus movimientos ofensivos hacían caer en la trampa a los defensores. Se les reprochaba que, atacando y con el balón en su posesión, saltaran dando al mismo tiempo un manotazo o una patada a quien les defiende, o que de golpe y porrazo frenaran su carrera para provocar que les arrollasen al mismo tiempo que lanzaban. Jugada redonda: dos o tres puntos y un tiro libre adicional por una falta provocada, imposible de evitar para el hombre que les defendía.

El comité de árbitros de la Liga dijo basta. El pasado verano afinó el reglamento. Básicamente estableció que los árbitros debían estar más atentos y sancionar lo que denominaron movimientos atacantes “antinaturales”, como apoyarse en un defensor, cambiar de trayectoria de manera abrupta para provocar el contacto, soltar una pierna en una posición extraña mientras se salta para tirar y apartar al defensor con el brazo liberado mientras se tira con la otra mano. Una serie de conceptos que cambian el juego y que, según fuentes de la Euroliga, ya son sancionados en Europa, donde la normativa de la Federación Internacional (FIBA) es puntillosa con ese tipo de acciones provocadas por los atacantes.

La temporada no ha hecho más que comenzar en la NBA, pero tras el tercer partido de los Nets, que perdieron ante Charlotte por 95-111, Harden y su entrenador, Steve Nash, hablaron sobre el nuevo rasero arbitral. “Siento que [Harden] se ha convertido injustamente en el símbolo de no señalar estas faltas. Algunas siguen siéndolo, pero están muy alerta y concienciados. Él es el símbolo de estas nuevas decisiones, y entiendo que hay un límite, pero algunas siguen siendo falta”, dijo el técnico después de que Harden lanzara solo un tiro libre contra Charlotte, lo que reduce a tres su media.

“Una losa encima”

El cambio es ostensible. La Barba promedió 11,8 tiros libres en la temporada 2019-2020, cuando jugaba con Houston. Un año antes había promediado 11 y desde 2013 rondaba 10 de media. “No soy el tipo de persona que se queja”, afirma. “Pido al árbitro que, si ve una falta, simplemente la pite. A veces siento que al empezar un partido, tengo una losa encima a la hora de recibir faltas”. Su producción se ha resentido esta temporada. Promedia 18,3 puntos, seis menos que en la anterior, 16 menos que en la 2019-2020, cuando fue el máximo anotador de la Liga por tercera vez, con una media de 34,3 puntos.

En la Liga siempre hubo jugadores que promediaron tantos tiros libres como Harden. Los legendarios encabezan la lista. Wilt Chamberlain (1960-1973) es el que más promedia con 11,4, por delante de Bob Pettit (1955-1965) con 10,3; Jerry West (1961-1974), con 9,4; y Shaquille O’Neal (1993-2011), con 9,3. A continuación aparece el primer jugador en activo, el camerunés Joel Embiid (Sixers), con 9. Harden es el segundo jugador en activo de la lista, situado en la 12ª plaza con 8,7. Michael Jordan es 17º con 8,2; LeBron James, 20º con 7,9; Kevin Durant y Luka Doncic, 25º y 26º con 7,6; Kobe Bryant, 27º con 7,4; y Trae Young, 28º con 7,4. El caso, ahora, es evitar tanto el juego sucio en defensa como el provocador en ataque.

El cambio en la NBA

Movimientos en ataque que se consideran antinaturales

1. El atacante se lanza o se apoya en el defensor en un ángulo anormal en una acción de tiro

2. El atacante cambia de trayectoria abruptamente (hacia el lateral o hacia atrás) para contactar con el defensa

3. El atacante da una patada (hacia arriba o hacia los laterales en un ángulo anormal)

4. El brazo liberado del atacante agarra al defensor (normalmente en una acción de tiro impropia del baloncesto)

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS