El Maccabi vapulea a un Barcelona sin chispa

El equipo azulgrana, sobrepasado por la velocidad y la pegada de su rival, sufre su primera derrota (85-68)

Jokubaitis, con el balón, intenta superar a Jalen Reynolds durante el partido entre el Maccabi y el Barcelona.
Jokubaitis, con el balón, intenta superar a Jalen Reynolds durante el partido entre el Maccabi y el Barcelona.ABIR SULTAN (EFE)

El Maccabi zarandeó al Barcelona, que perdió por 85-68. La primera derrota de los azulgrana en la Euroliga fue estrepitosa. Sufrieron muchísimo ante un rival que llegó a dominar por 22 puntos (54-32) y demostró una superioridad apabullante, con la fugaz excepción del tercer cuarto (9-18). Mirotic, con 17 puntos y 6 rebotes, y Higgins, con 20 puntos, se quedaron demasiado aislados en su rendimiento. El equipo azulgrana naufragó en defensa y su ataque adoleció de la falta de sincronía y la efectividad necesarias para doblegar a un Maccabi pletórico.

La rapidez, la movilidad y la correcta lectura de los movimientos ofensivos del equipo israelí llevaron por la calle de la amargura al equipo de Jasikevicius, impotente para frenar el vendaval del equipo israelí, con dos exjugadores de la NBA, Derrick Williams y James Nunnally, en vena de aciertos. Les favorecía el ritmo de partido que impusieron los jugadores exteriores de su equipo, Wilbekin, Evans y Taylor, que completaron la legión de estadounidenses que le hicieron la vida imposible al Barcelona. A ellos se añadió otro exnba, el croata Ante Zizic.

Mirotic sufrió en defensa ante Derrick Williams. Y el letón Smits no estuvo tan fino como dos días antes en Estambul y no le pudo enmendar la plana. El Barcelona se corrigió tras el descanso. Jasikevicius prescindió de Sanli, demasiado estático y contemplativo, Calathes se soltó un poco en su constante brega con Wilbekin y Evans y por unos momentos se invirtió la relación de robos y pérdidas.

El Barcelona, liderado en ataque por Mirotic y Higgins, llegó a situarse a 11 puntos (65-54). Pero Nunnally volvió a la carga en el último cuarto y el Maccabi volvió a tomar una distancia enorme que dejó el partido sentenciado mucho antes del final. Los recursos ofensivos del cuadro israelí se expresaron en un 8 de 19 en triples (42%) y un 25 de 45 en tiros de dos (56%). El cuadro azulgrana perdió 18 balones y solo recuperó 4. En cambio, el equipo que dirige el griego Ioannis Sfairopoulos recuperó nueve balones, uno más de los que perdió. La defensa del Barcelona quedó en evidencia como pocas veces esta temporada. Nunnally, con 17 puntos; Wilbekin, con 16; Derrick Williams, con 12; y Zizic y Jalen Reynolds, con 10 cada uno, fueron los principales verdugos del Barcelona y los principales artífices de la cuarta victoria consecutiva de su equipo.

Maccabi, 85; Barcelona, 68

Maccabi Tel Aviv: Wilbekin (16), Evans (9), Taylor (7), Derrick Williams (12), Zizic (10) –equipo inicial-; Caloiaro (2), Reynolds (10), Sorkin (2), Nunnally (17) y Ziv (0).

Barcelona: Calathes (9), Higgins (20), Kuric (3), Mirotic (17), Sanli (0) –equipo inicial-; Davies (8), Sergi Martínez (0), Smits (2), Hayes-Davis (0), Laprovittola (5) y Jokubaitis (4).

Parciales: 31-18, 25-18, 9-18 y 20-14.

Árbitros: Boltauzer, Radovic y Rocha. Señalaron una falta antideportiva de Williams.

Menora Mitvachim Arena de Tel Aviv. 10.445 espectadores. Séptima jornada de la Euroliga.



Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS