La eterna fiesta de Cristiano y Lewandowski

El polaco firma un triplete, el luso salva al United y Bayern y Juventus sellan el pase

Lewandowski firma el 5-2 de su equipo, este martes en el Allianz Arena de Múnich.
Lewandowski firma el 5-2 de su equipo, este martes en el Allianz Arena de Múnich.PHILIPP GUELLAND (EFE)

Bayern y Juventus ya están en los octavos de final de la Champions League con todavía dos partidos de la fase de grupos por jugar, mientras que el Chelsea queda a un solo punto de sellar el pase. Mandan los clásicos en la competición y ahí pocos con mayor pedigrí que Cristiano Ronaldo, que no deja de ser decisivo. Dos goles suyos auxiliaron a un United, que pasó un calvario en el campo del Atalanta, pero que a la postre dio un gran paso para dar el salto final a las eliminatorias de febrero.

El rodillo del Bayern le hizo un favor al Barcelona al abaratar la segunda plaza en el grupo. La primera ya es para los germanos. Al Benfica lo liquidaron (5-2) en un duelo desigual en el que Lewandowski falló un penalti justo antes del descanso, pero logró engrosar su ingente cuenta realizadora con tres tantos más. Sané y Gnabry completaron la goleada.

La Juventus también estará entre los 16 mejores de la competición. Ante el Zenit llegó empatado al descanso, tras goles de Dybala y Bonucci, en propia puerta. El inicio de la segunda parte trajo un penalti a favor del cuadro turinés. Dybala lo envió fuera, pero el colombiano Barrios se precipitó y entró antes de lo debido en la media luna del área. Hernández Hernández lo vio y ordenó repetir. El mediapunta argentino ya no perdonó y su gol abrió un partido que sentenciaron (4-2) Chiesa y Morata en sendos contragolpes. El Zenit volvió a marcar, pero ya en la prolongación.

El Chelsea necesita un punto más para asegurar su pase. Venció (0-1) en su visita al Malmoe sueco, que ni ha sumado puntos ni goles, pero que aguantó durante casi una hora las acometidas del vigente campeón. El cuadro inglés remató 22 veces y marcó en una contra conducida por Hudson-Odoi, y completada por Ziyech. El cuadro londinense recibe en la próxima jornada a la Juventus, pero si no suma puede verse abocado a una final en su visita a San Petersburgo.

Más problemas tiene el Manchester United, que necesitó una vez más del incombustible Cristiano para rescatar un empate (2-2) vital en Bérgamo, suficiente para dejar dos puntos abajo a la Atalanta, que se rehizo tras sufrir un gol del luso al filo del descanso. Ese tanto, tras excelso taconazo de Bruno Fernandes, igualó la ventaja lograda por Ilicic en el amanecer del partido. No lo había merecido el United, superado al fin por la potencia de Duván Zapata para ir de nuevo por detrás en el marcador. Pero casi en la última acción del partido volvió a aparecer el delantero portugués.

El Salzburgo pudo ser el tercer clasificado del día. Le valía con ganar en Wolfsburgo, pero cayó ante los alemanes (2-1).

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS