Otras grandes selecciones ante la amenaza de la repesca

Croacia, Portugal e Italia buscan todavía asegurar su billete directo y evitar dos eliminatorias a partido único

Cristiano Ronaldo, en un partido con Portugal
Cristiano Ronaldo, en un partido con PortugalTibor Illyes / POOL (EFE)

La clasificación europea para el próximo Mundial llega a sus dos ultimas jornadas con apenas Alemania y Dinamarca clasificadas y algunas grandes selecciones en apuros, no sólo España. El próximo martes habrá ocho clasificadas más y se conocerán las 12 selecciones que disputarán la repesca, 10 subcampeones de grupo y dos combinados procedentes de la Liga de Naciones. Esa docena de equipos se distribuirán en seis semifinales y luego tres finales, siempre a partido único, de los que saldrá el último trío de clasificados europeos.

Los apuros van por barrios. La subcampeona del mundo, Croacia, puede caer a la repesca. Se jugará el próximo domingo el billete directo contra Rusia en Split. Antes ambas escuadras deben solventar los trámites de este miércoles frente a Chipre y Malta. Si no hay sorpresas, en terreno croata al equipo que dirige Valery Karpin le vale el empate para lograr el pase directo.

La campeona de Europa, Italia, revive ahora su pesadilla de hace cuatro años cuando cayó ante Suecia para perderse su primer Mundial en 60 años. El jueves disputa una final ante Suiza (empatadas a 14 puntos) en Roma, justo donde golearon a los helvéticos en la última Eurocopa. Será una cita marcada por las ausencias. Immobile, Chiellini, Zaniolo y Pellegrini no podrán estar en la lista de Mancini. Barella es duda. Pero los suizos no podrán disponer de Embolo, Elvedi, Zuber, Xhaka y Seferovic. Quien gane estará virtualmente en el Mundial, pero un empate podría diferir todo hasta el lunes y una mirada al golaverage, en el que ahora mismo manda Italia por dos tantos de ventaja.

Portugal también está en peligro, pero tiene el pase en su mano. Si puntúa en su salida a Dublín ante una Irlanda ya eliminada, al grupo de Cristiano Ronaldo le valdría una segunda igualada en el duelo decisivo contra Serbia en Lisboa. Bernardo Silva no estará en el primer partido y es duda para la final contra los balcánicos por problemas musculares.

Más sencillas son las cuentas para Francia. Si supera a Kazajstán en Saint-Denis estará en el Mundial de 2022. Deberá hacerlo sin Pogba, lesionado. A rebufo de los galos, Ucrania, Finlandia y Bosnia, que se cruzan el viernes en un duelo definitorio en Zenica, se jugarán una plaza en la repesca. Los ucranianos son los únicos que no dependen de sí mismos.

Bélgica está en una tesitura similar a la de los galos: si este sábado gana a Estonia en Bruselas habrá asegurado el pase en un grupo en el que Gales puede beneficiarse de ese resultado para superar a Bielorrusia y precisar apenas un punto ante el combinado que prepara Roberto Martínez para asegurar su presencia en la repesca. Quedaría atrás la República Checa.

En su grupo, Inglaterra también está a punto de acabar el trabajo. Para desbancarla, Polonia tiene que ganar sus dos partidos (visita a Andorra y recibe a Hungría), pero esperar que Inglaterra caiga en Wembley contra Albania y que no logre una goleada en la jornada final ante San Marino. Los albaneses tienen complicadas opciones de entrar en la repesca.

También se le ha aclarado el panorama a Países Bajos, que encara un doble duelo final con visita inicial a Montenegro y recibe después a Noruega, que no puede disponer del lesionado Haaland. Si el conjunto dirigido por Van Gaal suma cuatro puntos será campeón de grupo. Noruega puede lograrlo todo o quedarse sin nada, porque Turquía está al acecho, a apenas dos puntos y con duelos accesibles ante Gibraltar y Montenegro para colarse al menos en la repesca, instancia en la que se aguarda a Escocia, segunda en el grupo que ya ha solventado Dinamarca. Los escoceses serían segundos con un triunfo en terreno de Moldavia este viernes.

En el grupo que ya ha liquidado Alemania, la repesca está en manos de Rumanía, que precisa dos triunfos ante las eliminadas Islandia y Liechtenstein para dejar atrás a Macedonia del Norte y Armenia, que con Joaquín Caparrós al frente precisa un tropiezo rumano y ganar a Alemania en Erevan.

Sin apuros para la invicta Brasil y para Argentina

Los billetes del continente americano no tienen en peligro a las dos grandes. Brasil lidera con 10 triunfos y un empate en 11 jornadas y espera cerrar el pase en esta ventana, tras la que restarán cuatro jornadas por disputar. Argentina también tiene un cómodo colchón, aunque encara dos exigentes pruebas, ante Uruguay y Brasil. Se clasifican directamente los cuatro primeros y el quinto juega una repesca.

Más al norte, la irrupción de Canadá ha alterado el ecosistema en la Concacaf, que reparte en el novedoso octogonal final tres billetes directos y una plaza de repesca. México y Estados Unidos lideran y Canadá puede confirmarse como tercera si supera a Costa Rica.

En el resto de zonas, la muy exigente clasificación africana dejará en la cuneta ya mismo a Costa de Marfil o Camerún, que se cruzan entre sí antes de las eliminatorias finales, a la que una de ellas no llegará. Y en Asia está en apuros Japón.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS