Una Colombia estéril se tambalea, Ecuador se sostiene y Perú revive

El equipo de Reinaldo Rueda se mantiene con dificultades en zona de clasificación y los incas ocupan el puesto de la repesca mientras Uruguay se desploma

James Rodríguez, de Colombia, durante el partido de eliminatorias frente e Paraguay, en el Estadio Metropolitano Roberto Melendez de Barranquilla.
James Rodríguez, de Colombia, durante el partido de eliminatorias frente e Paraguay, en el Estadio Metropolitano Roberto Melendez de Barranquilla.RAUL ARBOLEDA (AFP)

Ni las electrizantes gambetas de Lucho Díaz ni el esperado regreso de James Rodríguez le abrieron a una Colombia sin ideas los caminos al gol. Ni siquiera los cuatro delanteros que acabó desplegando sobre el césped un Reinaldo Rueda sediento de resultados le bastaron al equipo cafetero para superar este martes el empate sin goles ante Paraguay en el estadio Metropolitano de Barranquilla. Los locales ya cumplen cinco partidos seguidos sin anotar, pero siguen instalados con muchas dificultades en la zona de clasificación de las eliminatorias sudamericanas gracias a las angustias de las otras selecciones que aún sueñan con un boleto a la Copa del Mundo.

En el clásico de la región, Argentina y Brasil empataron sin goles en San Juan, apenas la segunda ocasión en que la seleçao cede puntos en las eliminatorias. Aunque ya no mantiene su paso perfecto, el apabullante equipo de Tite sigue en carrera para romper el récord de 43 puntos que impuso la Argentina de Marcelo Bielsa camino a Japón y Corea 2002. Los dos gigantes sudamericanos cabalgan las eliminatorias, se mantienen invictos y ya aseguraron su presencia en Qatar, de manera que la incertidumbre se traslada a las demás selecciones. Ecuador se aferra a su tercer lugar, y la tabla se aprieta de ahí para abajo. Colombia a pesar de su insólito ayuno de goles sigue en la parte alta y Perú ahora ocupa sorpresivamente el quinto puesto que otorga la opción de la repesca, mientras un Chile renacido asedia ambas posiciones.

En Barranquilla, el seleccionador colombiano planteó un partido de vértigo en el calor caribeño, con un equipo lanzado al ataque que contó desde el arranque con James como titular, pero los defensas paraguayos resistieron el bombardeo en el segundo partido de Guillermo Barros Schelotto al frente de la selección guaraní. Colombia acabó el juego sin un diez, asediando desordenadamente el arco de Antony Silva con cuatro delanteros: Duván Zapata, Rafael Santos Borré y los inexpertos Diego Valoyes y Cristian Arango –quien relevó a un James voluntarioso, pero lejos de su forma ideal, a falta de diez minutos–. El frustrante empate dejó a Colombia con 17 puntos en el cuarto lugar, el último que otorga un cupo directo, mientras Paraguay cayó hasta el noveno puesto con 13 unidades.

El terreno que ha cedido Colombia, que venía de caer por la mínima ante Brasil después de tres empates sin goles, ha permitido que revivan otras selecciones que hasta hace poco parecían sepultadas. El movimiento más importante lo protagonizó Perú, que también se metió de lleno en la pelea y vuelve a soñar luego de vencer 1-2 en su visita a la eliminada Venezuela, con tantos de Lapadula y Christian Cueva. El de Caracas fue su segundo triunfo consecutivo después de haber goleado a Bolivia el jueves pasado en Lima (3-0). Los pupilos de Ricardo Gareca cierran el año al alza y aspiran a repetir la hazaña que los clasificó después de 36 años de ausencia a Rusia 2018 en la última fecha de las pasadas eliminatorias –vía la repesca–. Ahora acumulan las mismas 17 unidades de Colombia.

Apenas un punto por debajo aparece Chile, que cayó en casa 0-2 ante Ecuador pero venía de encadenar tres victorias al hilo. Los goles de Pervis Estupiñán y Moisés Caicedo le dieron los tres puntos al equipo de Gustavo Alfaro, en un partido en que Arturo Vidal fue expulsado en el primer cuarto de hora y Alexis Sánchez salió lesionado en la primera mitad. Fue una velada para el olvido para los dos portaestandartes de la generación dorada que ganó dos ediciones de la Copa América, pero se quedó por fuera de Rusia 2018.

En el partido que abrió la jornada, Bolivia goleó 3-0 a Uruguay y terminó de hundir a los dirigidos por el maestro Oscar Washington Tabárez en la altura de La Paz. Juan Carlos Arce marcó un doblete y el artillero Marcelo Martins, a pesar de desperdiciar un penal, también anotó para consolidarse como el goleador de las Eliminatorias. En un desplome inexplicable para uno de los equipos con mayor tradición de Sudamérica, La Celeste de Lucho Suárez perdió su cuarto partido consecutivo en los temibles 3.600 metros del Estadio Hernando Siles, con lo que se estancó en 16 puntos, cayó al séptimo puesto y se aleja incluso del quinto lugar que da la opción de la repesca. A pesar del descalabro, Tabárez aseguró que seguirá al frente del equipo en un ciclo que ya cumple 15 años. “No considero irme tirando la toalla”, declaró el veterano estratega charrúa. Bolivia ya le pisa los talones con 15 unidades, y aún alberga esperanzas.

Cuando solo faltan cuatro fechas para conocer el desenlace de las maratónicas eliminatorias suramericanas, con sus 18 reñidas jornadas, todos siguen sacándose puntos –a excepción de Brasil y Argentina–. Con distancias tan cortas, las especulaciones sobre el ‘número mágico’ de puntos que necesita una selección sudamericana para clasificar ha dado paso al estudio de los emparejamientos que restan en busca de la ruta más despejada. Mientras a Colombia le queda recibir a Perú y Bolivia en casa y visitar Argentina y Venezuela, los dirigidos por Gareca después de su salida a Barranquilla reciben a Ecuador, visitan Uruguay y cierran en Lima ante Paraguay. El fixture de Chile se antoja infernal, pues se mide a Argentina, Bolivia en la altura de La Paz, Brasil y Uruguay. A los charrúas, en plena caída libre, también les falta visitar a Paraguay y recibir en casa al colero Venezuela.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS