Robert Moreno: “Soy fuerte como analista”

El entrenador del Granada y seleccionador nacional español en 2019 analiza el duelo ante el Madrid y la situación que vive su equipo tras un año muy exitoso

Robert Moreno posa en la ciudad deportiva del Granada.
Robert Moreno posa en la ciudad deportiva del Granada.Fermin Rodriguez

Robert Moreno (Hospitalet de Llobregat, Barcelona; 44 años) es el entrenador del Granada tras ser segundo de Luis Enrique en el Barcelona del triplete en 2015, seleccionador nacional en 2019 durante nueve partidos (siete victorias y dos empates) y técnico del Mónaco (solo 13 choques en la temporada 2019-20). Atiende al teléfono desde la ciudad deportiva del Granada, a la que llega todos los días a las seis de la mañana. El equipo andaluz recibe este domingo a un Madrid con la baja de Hazard y la vuelta de Rodrygo (16.15. Movistar).

Pregunta. El Granada ha competido a pesar de estar en lo bajo de la tabla. ¿Le da eso confianza a la hora de encarar el partido ante el Madrid?

Respuesta. El equipo mantiene la línea competitiva de los últimos años y solo en el partido de Vallecas [4-0 para el Rayo] nos pasaron por encima. Cada vez sufrimos menos ocasiones de gol y generamos más. Ese es el camino, el que nos llevó a ganarle a un Sevilla invicto y a empatar en el Camp Nou. Así que estamos convencidos de que podemos ganarle al Madrid.

P. ¿Por qué aceptó la propuesta del Granada después de la marcha de Diego Martínez?

R. Vi la plantilla, el potencial del club, la ciudad y la afición y entendí que podía ser el equipo que me correspondía en el siguiente paso como entrenador, el primero como técnico de Primera en España. Era consciente de que después de la etapa más exitosa de la historia iba a ser difícil, porque volver a lograr algo que es una excepción en 90 años de historia es casi imposible. Pero vi muchas ganas en el club, en la propiedad y en la gente que me entrevistó, en el espíritu de reconstruir al equipo.

P. ¿Cuál es el objetivo del Granada?

R. El objetivo deportivo es mantenernos en Primera. Lo que pasa es que yo soy optimista por naturaleza. Cuando me presentaron no renuncié al objetivo de tratar de hacer volver al equipo a Europa. Si no este año, el que viene. Quiero generar esa ilusión más allá de la permanencia. Ahora todo indica que no lo vamos a lograr, pero en 38 jornadas pueden ocurrir muchas cosas y el Granada está creciendo.

P. Un sector de la afición pidió su marcha. ¿Cómo está ahora su relación con la hinchada?

R. La gente que gritó en mi contra se escuchó, pero también hubo otra mucha gente que estuvo en silencio. Yo siento el cariño de la gente de Granada cuando voy por la calle. La afición es soberana y entiendo que quiera expresar sus sentimientos. Si el equipo no conseguía la primera victoria pues expresan lo que ellos creen que es mejor para el club. Si entendían en ese momento que lo mejor era que yo me fuese, lo que me toca a mí es cambiar su opinión con buen juego y resultados. La afición es muy importante para nosotros y creo que la cosa está ahora mucho mejor. El fútbol de alto nivel sin aficionados no existiría. Esta profesión tiene algo que me ayuda a levantarme cada día con ganas y es la posibilidad de hacer feliz a la gente.

P. Es usted un apasionado del vídeo. ¿Cuántos partidos ha visto esta semana del Madrid?

R. He visto seis partidos del Madrid y he analizado con profundidad cuatro. He crecido en el fútbol desde la vertiente de analista, que es donde me hice profesional. Ahí me siento cómodo y fuerte. Es una de las partes más divertidas de mi trabajo como entrenador. Ver partidos del rival y de repente llegar al punto en el que dices: “Ahí le puedo ganar el partido”. Y la única forma de hacerlo es acumular visionados.

P. ¿Y cuáles son las grandes virtudes del Madrid?

R. Ancelotti es un gran entrenador porque veo al Madrid de ahora y al que me encontré hace seis años y es reconocible, muy suyo. Luego, sus jugadores solucionan los problemas más allá de la táctica. Es complicado de defender tanto si vas a buscarlo o lo esperas atrás, con jugadores como Benzema o Vinicius en un momento muy dulce. Luego, si Kroos o Modric tienen tiempo para pensar, estás perdido.

P. ¿Qué opinión le merece Ancelotti?

R. Siento admiración pura por él. Desde que empezó en el Parma es un ejemplo a seguir. Es un supercrack sin estridencias. Un entrenador con una carrera envidiable que no necesita que todo el mundo sepa que la tiene. Huye del protagonismo y trabaja muy bien. Ningún futbolista habla mal de él. Eso es muy difícil. Es sincero, no engaña, no tira de tópicos. He leído un par de sus libros, y en uno de ellos, El árbol de Navidad, donde analiza su etapa en el Milan, afirmaba que iba a entrenar solo tres o cuatro años y ya lleva casi 30…

P. ¿Cómo ve a este Barcelona al que ha llegado Xavi?

R. A Xavi le deseo lo mejor. Coincidí con él como segundo entrenador y él en su último año como jugador. Ganamos todos los títulos. Recuerdo que le dije que el día que fuera entrenador iba a tener un problema para hacer lo que quiere. Me preguntó el porqué. Le respondí que porque Xavi no iba a poder entrenar al propio Xavi o a Iniesta, a esos grandes jugadores que lideraron al gran Barcelona. Xavi tiene muy clara su idea y eso es muy importante en un entrenador. Es un tío muy educado y muy trabajador.

Robert Moreno dirige al Granada desde el pasado verano.
Robert Moreno dirige al Granada desde el pasado verano.

P. ¿Cómo ve el papel de la selección española en Qatar 2022?

R. Le ha costado alcanzar el pase porque es muy difícil. Nosotros llegamos sin perder a la fase final de la Eurocopa, algo que solo se ha dado tres veces a lo largo de la historia. Eso te habla de la complejidad de jugar en escenarios como Noruega o Suecia. Queda un año y no sé qué papel tiene España. Cambian los jugadores, los equipos… No sé qué va a pasar el domingo con el Madrid, así que imagínese dentro de un año.

P. ¿Tiene mérito llegar a la élite sin haber sido futbolista?

R. Eso lo primero que me dice es que soy un afortunado y he tenido mucha suerte porque muchos lo intentan y no llegan. Y luego, formación y dedicación.

P. ¿Hacia dónde va el fútbol?

R. Somos esclavos del último que ha ganado. Ahora está de moda el Bayern de Múnich. Todos tratamos un poco de imitarlo, pero nadie analiza a los que fracasan. ¿Volveremos a tener un Barcelona con pequeños que arrasen? Hay muchos equipos fuertes en Europa que apuestan por tener futbolistas fuertes. Eso no quiere decir que sea la mejor fórmula para ganar. Igual salen de repente tres Iniestas y dos Xavis. O viene otro Messi y se monta un equipo campeón con el estilo del Barcelona, con más talento que físico. El Madrid, para mí, tiene más talento que físico.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS