El Betis, sin Fekir, a ganar al Ferencvaros y esperar el triunfo del Leverkusen

Los andaluces pueden asegurar el segundo puesto ante el colista del grupo, que aún no ha puntuado en esta fase de la Liga Europa

Joaquín controla el balón en el partido de ida ante el Ferencavros, donde el Betis ganó 1-3.
Joaquín controla el balón en el partido de ida ante el Ferencavros, donde el Betis ganó 1-3.Tamas Kovacs (AP)

El Betis tiene una hoja de ruta muy clara en la penúltima jornada del Grupo G de la Liga Europa. Recibe este jueves al Ferencvaros (18.45, Gol TV) y pasará como segundo de grupo si gana y el Leverkusen hace lo propio con el Celtic de Glasgow en Alemania. Así son las cuentas de la jornada de un grupo liderado por el Leverkusen con 10 puntos, seguido del Betis con siete, el Celtic con seis y el Ferencvaros, colista, con cero puntos. El Betis podría ganar y ser incluso primero de grupo si el Celtic gana en Leverkusen y luego los alemanes no lo hacen en Hungría en el último partido.

Pero hay un riesgo para los béticos. El triunfo del Celtic dispararía las opciones de un equipo escocés que recibe al Betis en su estadio en la última jornada de grupo. Si los andaluces caen en Escocia, serían terceros y se verían sobrepasados por el propio Celtic. Por eso, en el club andaluz se confía en la lógica de los resultados, con que un doble triunfo bético y alemán deje el grupo resuelto a falta de una jornada para el final. El Leverkusen sería primero y pasaría directamente a la fase de octavos y el Betis, segundo, jugaría una eliminatoria para acceder a esos octavos con un equipo proveniente de la Liga de Campeones.

El Betis llega al partido bastante mermado por las ausencias de jugadores determinantes. En especial la de su estrella, Fekir, quien fue sancionado con tres partidos por agredir a Dermibay, centrocampista del Leverkusen, en el 4-0 para los alemanes de la cuarta jornada. No solo Fekir será baja. William Carvalho, Rodri, Pezzella y Montoya están lesionados y tampoco estarán en el choque ante el Ferencvaros.

Los pasos de Blokhin

El conjunto húngaro es el colista del grupo y ni siquiera ha logrado un punto. Es el líder de su Liga y vigente campeón, pero está lejos de la competitividad que ofreció en el fútbol europeo de los años sesenta y setenta, cuando vivió su época dorada. El Ferencvaros fue finalista de la extinta Recopa de Europa en 1975, perdiendo la final ante un Dinamo de Kiev (3-0) donde empezaba a brillar el entonces joven Oleg Blokhin, uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol soviético y ucraniano. También ganó en 1965 la Copa de Ferias (antesala de la Copa de la UEFA) derrotando a la Juventus. Fue el primer equipo húngaro en disputar la fase de grupos de una Champions en la edición de 1995.

“Sería un error pensar que tenemos el partido ganado de antemano”, aclaró Manuel Pellegrini, el técnico que ha situado al conjunto verdiblanco en la quinta posición de la Liga con 24 puntos y cerca de concretar su pase a la siguiente ronda europea. El conjunto verdiblanco, pase lo que pase en las dos últimas jornadas de esta Liga Europa, jugará competición continental en el mes de febrero, ya que tiene asegurada la tercera plaza. De esta forma, y tras la reforma de la competición, disputaría como tercero de su grupo una eliminatoria con un rival de la Conference League, la tercera competición europea creada el pasado verano.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS